martes , 7 febrero 2023

131/2010 Demanda de reparación integral del daño por violaciones a derechos humanos en el caso del migrante australiano Stephen Compton.

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, en la conferencia sobre la demanda de reparación integral del daño por violaciones a derechos humanos en el caso del migrante australiano Stephen Compton.
Transcripción 131/2010
16 de noviembre de 2010
 

Pregunta (P):Sobre las quejas que le han llegado de migrantes en la ciudad de México, ¿podría relatarnos qué es lo que han recibido, cuáles son las principales irregularidades?

Luis González Placencia (LGP): En realidad en lo que hemos podido intervenir tiene que ver más con solicitudes de apoyo, por ejemplo de familiares de migrantes extranjeros, especialmente de migrantes centroamericanos, cuyas identidades se desconocen. Las solicitudes que nos han hecho tienen que ver con la posibilidad de localizarlos, por ejemplo dentro de las prisiones, dentro de los hospitales, en todos estos lugares en donde pueden estar por alguna razón internados o recluidos sin que se sepa su paradero; entonces, como se sabe el problema de la transmigración es un problema que impacta a diversos estados de la República, y al Distrito Federal también porque hay al menos dos estaciones migratorias cerca, una está en Iztapalapa y la otra está en el Estado de México, pero en ambos casos sabemos que hay posibilidades de que haya personas extranjeras que estén en alguna de estas instituciones, dentro de la ciudad de México.

P: ¿Alguna otra irregularidad? Porque finalmente hay ciertas experiencias sociales en la ciudad de México que ponen en duda el trato humanitario a estas personas, y es el caso de La Merced y la posible Trata de Personas.

LGP: Desde luego el tema de Trata es uno de los que ha sido prioritario para la Comisión. Nos preocupa mucho que ese se dé, sobre todo con migrantes nacionales, es decir, gente que de otros estados de la República viene a la ciudad de México, engañada y que después es involucrada en situaciones de Trata de Personas. Estamos preparando una actualización del Informe que se presentó ya hace un par de años sobre la temática, para poder dar cuenta de cuál es la situación actual del problema en la ciudad.

P:Sobre el trato que se les da a las personas dentro de las estaciones migratorias, ¿cuáles son las recomendaciones o cuáles son los puntos que han detectado más graves?

LGP:Aunque ese no es un tema de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, sí sabemos por las Organizaciones amigas que hay una problemática, por lo menos expresa en el tema del debido proceso; es decir, hay una parte legal que implica que las personas que están sujetas a algún tipo de procedimiento migratorio, no tienen las garantías que deberían de tener, como en cualquier otro caso, y por otro lado, también sabemos que hay una serie de deficiencias estructurales al interior de las instituciones para tratar el problema de la migración, que colocan en una situación de sufrimiento y vulnerabilidad a quienes están ahí internados.

P: Sobre el asunto de las mujeres en reclusorios, ¿cómo va esta Recomendación que ustedes habían hecho?

LGP: Está ahorita en seguimiento la Recomendación, están presentándose pruebas de que se ha intervenido, sabemos que el Poder Judicial del Distrito Federal ya realizó algunas modificaciones estructurales en los procedimientos que permitían que se falsificaran los pedimentos de mujeres hacia los juzgados, sabemos también que se han hecho ya algunos cambios en los túneles. Estamos revisando que todo eso de manera integral coadyuve a destruir las condiciones en que operaba esta Red.

P: ¿Cuántos casos se lograron detectar o en su caso documentar?

LGP: Nosotros recabamos por lo menos 19 testimonios. Ahora toca al Ministerio Público hacer la investigación conducente para ver cuántos casos efectivos hay.

P: ¿Sólo en el Reclusorio de Santa Martha Acatitla es donde se daba la Trata..?

LGP: No, tenemos noticia de que esto se daba en todos los Reclusorios Femeniles, en el momento es que acudían a los juzgados que se encuentran en los reclusorios varoniles.

P:Son 19 testimonios. ¿Lo que no quiere decir que sólo hayan sido 19 mujeres?

LGP: No, pueden ser más.

P: Todavía está muy fresco lo que se registró en la Cámara de Diputados, pero en el 2011 ¿qué espera la nación de lo que el Estado mexicano ha distribuido para la defensa de los derechos humanos, considera que es adecuado?

LGP: Vamos a ver todavía cómo se reparte finalmente, pero sí pensamos que una perspectiva de derechos humanos implicaría generar más condiciones para la defensa de derechos humanos. Esto no tiene que ver, no significa necesariamente un aumento a los presupuestos de las instancias que defienden derechos humanos, en eso hay que ser muy claros, yo creo que lo que nos toca a las Comisiones de Derechos Humanos Nacional y locales es justificar que el dinero que se nos esté otorgando es un dinero bien gastando y es un dinero que está en función de la protección de los derechos de las personas, especialmente ahora que ha habido una serie de estudios que revelan que estos presupuestos son muy alto. Yo creo que aquí hay una obligación de cada una de estas instancias, incluyendo la del Distrito Federal, de dar cuentas claras y de poder establecer cómo ese dinero efectivamente se traduce en la protección de los derechos de las personas.

P: ¿Con cuánto trabajó en este 2010 y cuánto esperaría ..?

LGP: Nosotros hemos trabajado en los últimos dos años con un presupuesto de alrededor de 150 millones de pesos, esperamos que este año 2011 la cifra sea más o menos la misma y estamos conscientes de que en las condiciones en las que está el país tenemos todas las instituciones que aprender a hacer más con menos dinero.

P:¿Cómo queda México con este tipo de casos: en este año 72 migrantes muertos en Tamaulipas y luego esto?

LGP: Ese es un tema que nos preocupa mucho desde la Comisión del Distrito Federal, por eso es que acompañamos esta conferencia de prensa, porque pensamos que la política exterior que apela al trato humanitario respecto de nuestros migrantes tiene que ser congruente con la política interior, respecto de las personas que migran, y este caso nos pareció paradigmático por dos razones: la primera porque se trata de una persona cuya estancia era legal en el país, que tenía una forma legal de vida, etcétera; y la segunda porque a pesar de haber fallos judiciales en las que se verifica la legalidad de la estancia del señor Stephen, la actitud tanto del Ministerio Público Federal como del Instituto Nacional de Migración vuelven a poner en duda el fallo judicial, impiden que el señor pueda volver a ejercer su libertad: Desafortunadamente casos como estos señalan la incongruencia que existe en la política nacional, respecto a la migración, y la política internacional que estamos tratando de hacer valer en otros lugares.

P: Acaba de terminar un foro mundial en Puerto Vallarta y entonces los discursos y demás, pero los casos en la realidad chocan.

LGP: Así es, casos como este muestran que el discurso va por un lado y las prácticas van por otro, y la idea es justamente que al visibilizar estos casos se armonice lo que se dice en el discurso con lo que ocurre en la práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *