lunes , 6 febrero 2023

125/2010 Foro: “Agresiones a mujeres periodistas en México, una perspectiva necesaria”.

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, en el marco del Foro: “Agresiones a mujeres periodistas en México, una perspectiva necesaria”.
Transcripción 125/2010
5 de noviembre de 2010

Pregunta (P): ¿Qué hay sobre la Supervía Poniente, los vecinos ya entregaron a la Comisión los resultados finales de estos foros que se llevaron a cabo y donde los expertos señalan que esta obra no está sustentada en diferentes ángulos. ¿Cuál es la posición de la Comisión de Derechos Humanos?

Luis González Placencia (LGP): Recibimos ese informe hace un par de días, lo estamos analizando ya en la Tercera Visitaduría con la intensidad que es necesaria para poder obtener una resolución pronto. Estamos en eso, forma parte del cúmulo de evidencias que nosotros tenemos en la investigación así que yo espero que en un plazo breve podamos pronunciarnos oficialmente.

P: ¿Eso evidentemente será una Recomendación como comentaba la vez pasada?

LGP: El proyecto se está elaborando a menos que encontráramos una razón para no emitirla, pues no lo haríamos, digamos que va encaminado hacia allá.

P: ¿Por los puntos recomendatorios qué se le podría decir al Gobierno capitalino, porque sin duda el Jefe de Gobierno ha manifestado en diferentes ocasiones, y lo hizo hace un par de días, que la obra de la Supervía Poniente va?

LGP: El ámbito de asunto nuestro tiene que ver con los derechos humanos, entonces naturalmente los puntos recomendatorios irán es ese sentido. Por ahora tenemos presunciones que apuntan hacia violaciones en el tema de seguridad jurídica, en el tema del derecho a la información, y donde nos hemos retrasado más es en lo que se refiere a violaciones a derechos ambientales. Ahora, lo que sí puedo decir es lo que no va a decir la Recomendación, como he dicho en otros momentos, nosotros no podemos decirle al Gobierno de la ciudad que no haga la obra, lo que sí podemos decirle es que defectos vemos desde la perspectiva de derechos humanos para que estos se subsanen o eventualmente para que se evite la violación de aquellos que ahora están en riesgo de ser vulnerados.

P: ¿Puede haber un acuerdo entre los vecinos y el Gobierno del Distrito Federal para que no se llegue a ese evento que todos prevén: el desalojo por medio de la fuerza pública?

LGP: Sí. Pienso que hay condiciones para ello, sabemos que el Frente Amplio (contra la Supervía) ha convocado también a un grupo ciudadano que respalde esta posibilidad de diálogo, hay señales positivas de distintos lados en el sentido de que ese diálogo puede darse y pensamos que es importante para el Gobierno de la ciudad ir adelante sólo cuando se ha demostrado que se han agotado las instancias de diálogo. Lo que no puede ocurrir, y nosotros estamos muy atentos a eso, es que haya violencia, que haya desencuentro y que haya una situación que opaque finalmente la acción del Gobierno y desde luego que genere víctimas entre la ciudadanía.

P: ¿La solución sería el diálogo?

LGP: Yo creo que esa es la solución.

P: Pero parece que no hay flexibilidad por ninguna de las dos partes.

LGP: Esperamos que las condiciones en las que empieza a darse el conflicto, digamos en las últimas dos semanas ayude a flexibilizar a las partes. Tuvimos un episodio que no generó víctimas que lamentar por fortuna, pero que ya anunció el contenido de violencia que puede tener un desencuentro, me refiero a la manifestación que hubo en Periférico y Luis Cabrera y tuvimos el evento del sábado anterior en el que la movilización ciudadana que se generó por lo menos ha sido vista como un elemento a tomar en consideración para no intervenir, por lo menos no es esas condiciones en las que se puede generar violencia. Yo creo que esas son dos llamadas de atención importantes que tienen que invitar a las partes al diálogo.

P: Además ya los vecinos advirtieron hace dos días que hay grupos radicales que no están dentro del Frente Amplio y que podrían generar esa espiral de violencia y que podrían concatenar lo que muchos no desean. ¿Qué llamado podría hacer la Comisión al Gobierno del Distrito Federal para que sepa distinguir cuál es el grupo que realmente es oriundo del lugar?

LGP: Eso nos lo hicieron notar los vecinos también y ahí cabe señalar que la aparición de estos grupos se da cuando el conflicto es ya inminente, así sucedió en esta manifestación de Luis Cabrera y Periférico. Lo que hay que evitar es llegar a este punto. Nos parece que ese es un indicador importante para el Gobierno de la ciudad, tiene que tener en cuenta que hay que hacer todo lo posible antes de llegar al punto en el que la confrontación es inminente.

P: ¿La Comisión va a insistir en que no se haga un operativo mediante el uso de la fuerza para. a los vecinos?

LGP: Lo que nosotros hemos hecho y seguiremos haciendo es reforzar las medidas precautorias que están vigentes, eso tiene que ver con el uso proporcional de la fuerza, con el uso de recursos no violentos, con el llamado al diálogo, el respeto a las condiciones en las que podría eventualmente darse un enfrentamiento de manera tal que se resguarde la integridad personal de los ciudadanos, eso es lo que estamos haciendo y seguiremos haciendo todo el tiempo.

P: Doctor, por otra parte, hoy nuevamente se hizo patente un nuevo hecho de violencia en la colonia Morelos donde una adolescente de 16 años murió baleada y un chico de la misma edad que la acompañaba resulto muy lastimado, un grupo los atacó nuevamente con armas de grueso calibre, nuevamente se aprecia la ausencia de la autoridad para prevenir estos hechos, ayer el ex Jefe de la policía, Joel Ortega, aseguraba en un foro que Tepito sigue siendo la cabeza del dragón de la delincuencia y que ha vulnerado la seguridad y todo el trabajo que se había hecho con antelación para evitar este tipo de hechos delincuenciales. Doctor, en este caso desde luego la Comisión tiene la preocupación de que este tipo de hechos van dirigidos hacia los jóvenes, pero ¿no habría que hacerle un llamado al Gobierno del Distrito Federal para que prevea estas situaciones y se garantice la seguridad de los jóvenes de la zona?

LGP: Sí. Lo hicimos con motivo del suceso en Tepito y lo hacemos nuevamente. Yo creo que hay que hacerlo cada vez que hay situaciones como esta: primero porque efectivamente hay que contener la violencia, segundo hay que actuar de manera certera para evitar que haya interpretaciones no ciertas sobre las motivaciones de los hechos, creemos que es importante que no haya sensación de impunidad, eso implica que las autoridades actúen rápidamente y desde luego la preocupación porque las víctimas son jóvenes. Esa es una llamada de atención fuerte para el Gobierno de la ciudad.

P: Doctor, el Gobierno del Distrito Federal ha hecho muestra en todo el país que el Mando Único que opera en la capital del país es un modelo a seguir, pero si aquí se están cometiendo esta serie de ejecuciones con todo y el Mando Único, ¿qué es lo que está fallando entonces, porque lo están poniendo como ejemplo a nivel nacional?

LGP: En nuestra opinión es un tema de política criminal, es decir, la policía juega un papel ahí, pero no es todo, la política criminal tiene que ser vista con mayor amplitud, y eso supone también la acción concertada de otros actores que aparentemente no tienen que ver con la seguridad, o no con la seguridad asociada al delito, pero que están ahí jugando un papel importante: la educación, salud, trabajo, la perspectiva de derechos de juventud, la perspectiva de derechos de mujeres, todo eso tiene que jugar en una política criminal de espectro amplio, que ayude a asegurar las condiciones en las que las personas convivimos en la ciudad.

P: Pero en esta búsqueda de la política criminal se están perdiendo muchas vidas ¿no?

LGP: Ese es el tema que nosotros pensamos que el Gobierno de la ciudad tiene la oportunidad y tiene que aprovecharla de plantear una visión distinta a la que se ha planteado en general en el país, que se ha enfocado en la acción de la Policía, en la acción del Ejército. Creo que ninguna policía del país hoy por hoy genera los niveles de confianza que son necesarios como para enfrentar por sí solo el problema.

P: ¿Y la capacidad de la fuerza de la Policía en la ciudad de México, son 80 mil uniformados, tampoco es la capacidad para frenar esos actos delincuenciales?

LGP: Si esa capacidad no se acompaña de inteligencia, es fuerza bruta.

P: Entonces, ¿habría que poner más inteligencia..?

LGP: Yo creo que sí, es necesario una actividad de inteligencia, sería deseable, sería esperable que esa actividad se esté realizando ya, y que esa actividad se encamine precisamente a la prevención.

P: ¿Ustedes han platicado con la Secretaría de Seguridad Pública? Porque hace unos días lo que el pidió a los uniformados fue que si no entregan o hacen alguna detención en dos años los van a castigar, incluso a quitarlos del cargo, ¿esto no es jugar al policía y al ladrón?

LGP: Pensamos que es un enfoque equivocado, ya en otro momento también lo hemos expresado, porque la función de la policía no es sólo esa, pero especialmente de la Policía Preventiva, que en todo caso debe actuar y debe detener a las personas cuando hay flagrancia. La visión que se tiene que plantear es más bien en términos de la generación de seguridad, que es una cosa muy distinta, entonces la acción de la Policía no debe medirse por el número de detenciones que realiza, sino por su capacidad para generar seguridad y confianza en la ciudadanía.

P: ¿Qué habría que esperar de las instituciones de seguridad como la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia para que no se repitan estos hechos que son privativos de la libertad, de la vida de los jóvenes, esos homicidios juveniles?

LGP: Yo diría que desde luego de ellos se espera una parte importante, en el caso de la Procuraduría para no generar impunidad, en el caso de la Secretaría de Seguridad Pública para crear confianza y para restablecer las redes sociales, pero eso no basta si no hay una acción concertada, por ejemplo del Instituto de la Juventud de la ciudad de México, de la Secretaría de Educación, en fin, de todos estos organismos de la administración pública, que deben trabajar conjuntamente para garantizar los derechos de las y los ciudadanos.

P: Pero, ¿qué no lo están haciendo, porque existen las instituciones, pero..?

LGP: Están, pero me parece que lo que ha faltado es una visión concertada, y por eso insisto mucho en que esta percepción que se tiene del fenómeno criminal debe ampliarse, porque ahí juega un papel muy importante la perspectiva educativa, los derechos sociales, los derechos culturales, mientras esa política no se integre de esa manera, va a seguir siendo un tema de policías y ladrones.

P: ¿No prevé la Comisión tener una reunión con el Jefe de la Policía o con el Procurador para analizar este tema que ya es por demás alarmante para la sociedad y sobre todo para la juventud?

LGP: Estamos justamente esperando ya tener la reunión con el Procurador, vamos a hacerlo junto con algunas organizaciones de jóvenes que han estado preocupadas por lo que pasa en la ciudad, con miras a ver cómo nos articulamos. En el caso de la Secretaría de Seguridad Pública estamos teniendo también una serie de pláticas, ahí de manera más acotada frente a casos especiales que tenemos, pero la intención es esa, la de llamar la atención de la necesidad que hay de generar una acción concertada, del Gobierno de la ciudad frente al problema.

P: ¿Y cuál es el planteamiento central que le van a proponer al Procurador?

LGP: En principio, lo que nos importa mucho es que los jóvenes, que las organizaciones de jóvenes puedan intercambiar con él sus propias experiencias, que quede claro que no son objetos de criminalización, que es necesario salvaguardarlos, protegerlos, más que perseguirlos y tengo entendido que ha habido una apertura importante de la Procuraduría frente a estas organizaciones, ahora lo vamos a hacer junto con la Comisión. Lo que importa mucho acá, es que, insisto, no haya impunidad, es decir que estos eventos que han sucedido en la ciudad puedan ser resueltos rápidamente y con una perspectiva que no criminalice más a los jóvenes.

P: ¿Van a llevar a jóvenes de Tepito?

LGP: No, vamos a ir acompañados de algunas otras organizaciones, que tienen trabajo ahí.

P: . son los que tienen la mayor problemática.

LGP: Porque quienes se han acercado a la Comisión son algunas organizaciones, que trabajan en la ciudad, ellos tienen la intención de trabajar dentro de Tepito, pero necesitan garantías.

P: ¿Y esos mecanismos realmente funcionan, qué resultados han dado? Porque yo recuerdo que también se hizo con esta organización de Cauce Ciudadano.

LGP: Muy bueno, porque la experiencia que se tuvo fue con la Policía Bancaria , en GAM, y la experiencia fue muy buena, el resultado en principio hubo una identificación entre la policía y la comunidad a la que cuida, y esos resultados nos motivaron incluso para buscar otras experiencias iguales en Iztapalapa y en otros sectores de la ciudad. Vamos a seguir trabajando en eso y creo que es un ejemplo interesante de cómo se puede trabajar con perspectiva de juventud en materia de seguridad.

P: ¿Decía que los grupos que se han acercado a la Comisión necesitan garantías para entrar a Tepito, es decir no hay garantías para entrar a hacer un trabajo social?

LGP: Es importante que ellos se sientan, más allá de lo que objetivamente pueda o no haber, es importante que ellos se sientan seguros para poder trabajar. Hay un interés especial en entrar en contacto con las familias de los jóvenes que perdieron la vida e ir buscando mecanismos para restablecer las redes sociales que ahora estas actividades criminales han roto ahí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *