martes , 7 febrero 2023

124/2010 Coloquio Internacional “Experiencias de Participación Ciudadana en América Latina”.

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, luego de la inauguración del Coloquio Internacional “Experiencias de Participación Ciudadana en América Latina”.
Transcripción 124/2010
3 de noviembre de 2010
 

P: Sobre los operativos en la colonia La Malinche, ¿cuál es la postura de Derechos Humanos?

LGP: Bueno, nosotros hemos estado muy al tanto del tema, estamos en comunicación continua con habitantes de la zona, y ellos nos han avisado cuando han tenido noticia de posibles intervenciones y lo que hemos hecho básicamente es, en principio, hacer un llamado a las autoridades para que cualquier intervención se dé con pleno respeto a los derechos de las personas, a su integridad personal, para que en su caso estas intervenciones ocurran en condiciones tales que las personas no., digamos, no se empeore la situación de vulnerabilidad que pueden ocasionar estas intervenciones a estas personas y, desde luego, como observadores en aquellos casos como en los que ocurrió en el Periférico y Luis Cabrera, que se suscita violencia.

P: ¿Sí se han violado los derechos humanos en este caso?

LGP: Bueno, yo creo que hay que distinguir dos momentos en el conflicto: uno tiene que ver con la apreciación que estamos haciendo nosotros, digamos con una perspectiva de mediano plazo, de analizar las condiciones en las que pudieran ocurrir violaciones con motivo de la construcción de la Supervía; ese expediente está todavía documentándose. Hoy vamos a recibir información de parte del Frente Amplio; ellos estuvieron organizando una serie de Foros en los que hicieron una consulta amplia con diversos sectores, nos van a entregar los resultados, que van a formar parte de los documentos que nosotros estamos obligados a analizar para tomar la decisión final sobre cuál será la resolución final en este caso.

P: ¿Y qué se va a hacer con estos resultados, doctor?

LGP: Los vamos a analizar, son pruebas para nosotros, forman parte, digamos, del cúmulo de evidencias que tenemos, se integrarán al expediente y una vez analizados junto con las demás pruebas que tenemos, ya estaremos en condiciones de emitir una resolución. Pero hay que distinguir esa parte de los posibles conflictos que se den con motivo de los roces o de los encuentros entre los habitantes de La Malinche y la policía. Tuvimos un episodio ya, en el caso de Luis Cabrera y Periférico; afortunadamente sin desgracias que lamentar, aunque sí hubo algunos golpes en ambas partes, eso motivó también la apertura de un expediente de investigación que se está ahora documentando y luego también este evento el sábado pasado en el que se generó un rumor de intervención de la autoridad en la zona, que movilizó por supuesto a los vecinos, nos avisaron a nosotros, emitimos medidas precautorias, nos apersonamos ahí en el lugar y, bueno, afortunadamente no sucedió nada, finalmente la autoridad no intervino, se dijo que estuvo ahí por otras razones.

P: ¿En ese caso el llamado sería directamente a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a guardar la cordura o a realizar la intervención si hacer uso de la fuerza como tal?

LGP: Yo creo que hay varios temas que hay que cuidar; uno de ellos tiene que ver desde luego con el uso proporcional de la fuerza, pensamos que en caso de decidir usar la fuerza, ésta tiene que ser totalmente proporcional, de manera que no se ocasionen afectaciones a la integridad de las personas; tiene que darse, en su caso, en condiciones en las que las personas puedan defenderse también. Con defenderse, lo que quiero decir es resguardarse, o sea, defender su propia integridad, por eso es importante que no sea en la noche, por ejemplo, que se dé en condiciones tales que haya servicios médicos, en fin, que se prevea todo lo que sea necesario tener en consideración para minimizar los posibles efectos de un enfrentamiento.

P: ¿Sería algo que podría suceder, doctor?, ¿no hay otra alternativa?

LGP: No. Yo creo que eso lo hemos planteado, por ejemplo, en función de estos rumores que se suscitaron y que generaron una movilización. El llamado que nosotros hemos hecho desde el principio es un llamado al diálogo, un llamado a tener en consideración las razones que tienen los habitantes de La Malinche para estar inconformes y a la necesidad de que haya condiciones para que se sienten, tanto los representantes del Gobierno como los de la comunidad, y establezcan alternativas, si es que las hay.

P: Doctor, el fin de semana ocurrió una explosión en la Delegación Iztacalco, donde ninguna autoridad, hasta el momento, ha dicho o ha levantado la mano para asumir su responsabilidad en los que le corresponde, como Protección Civil, Seguridad Pública o la misma Delegación Iztacalco. ¿Hay alguna queja o algún expediente de queja que se haya abierto, doctor, por esa situación, doctor, en la que 8 personas perdieron la vida?

LGP: Recibimos la noticia y, a partir de la noticia, se está estudiando la posibilidad de abrir una queja de oficio.

P: ¿Por qué motivo, doctor?

LGP: Vamos a ver, porque lo que tenemos que establecer es si hay alguna responsabilidad de alguna autoridad del Distrito Federal, ya sea de la Delegación o de alguna de las Secretarías, de Protección Civil o de la de Seguridad Pública. Si encontramos algún elemento para presumir responsabilidad, abriríamos la queja.

P: Doctor, pero desde hace 20 años, dicen los vecinos, que se elaboraban este tipo de materiales pirotécnicos, y en 20 años ninguna autoridad se percató de lo que ahí se realizaba.

LGP: Sí, justamente por eso es que nos interesa mucho poder establecer, primero si hay una violación de las normas de la capital; en segundo lugar, si de frente a esa violación de las normas cabe alguna responsabilidad a quien le tocaba supervisar, a quien le tocaba estar enterado, en todo caso, de que estos materiales se producían ahí.

P: Doctor, ¿el Estado tendría que hacerse cargo de las víctimas, tanto de las personas que fallecieron, como de los que aún permanecen lesionados en los hospitales?

LGP: Nosotros hemos sostenido siempre que sí hay una responsabilidad del Estado en ello, ya sea en caso de haber responsabilidad directa, también la reparación del daño tendría que ser directa. De no ser directa, lo que le toca al Estado es verificar que los particulares que sean responsables cubran esta indemnización.

P: Doctor, finalmente, de mi parte: las personas que fallecieron en esa situación en el Barrio de Tepito, últimamente la autoridad ha criminalizado a las víctimas: se dieron a conocer fichas de antecedentes penales, de los eventos delictivos en los que habían incurrido, pero no habla de los presuntos responsables , de las pesquisas que se llevan a cabo. Sin embargo, las personas que fallecieron, que en su mayoría o, casi todos son jóvenes, se les harevictimizado , al hacer revelaciones de sus antecedentes penales.

LGP: Sí, nosotros emitimos un comunicado el fin de semana en el que precisamente queremos hacer notar la necesidad de que no se criminalice a los jóvenes. En realidad no es relevante si ellos participaron o no participaron de actividades delictivas. Puede ser relevante para efecto de la investigación concreta, pero no lo es en términos de la opinión pública porque estamos hablando de jóvenes, estamos hablando de jóvenes que victimizaron otros jóvenes y para nosotros eso es un síntoma de la situación que vive la juventud en la ciudad y en el país. Entonces criminalizar reproduce el mismo discurso que se ha criticado desde acá con respecto a otros sucesos similares en otras partes del país. Nosotros pensamos, y eso lo dijimos en el llamado, que el Gobierno de la ciudad de México tiene la oportunidad de enfrentar las cosas con una perspectiva diferente y con absoluto respeto a la vida de las personas que la perdieron desafortunadamente en este evento.

P: Incluso, usted señalaba que se hace un llamado a la paz, ¿pero cuándo hacerlo, Doctor?

LGP: Estamos seguros de que es necesario hacer un esfuerzo por construir una cultura de paz. Lo que tenemos hoy por hoy es violencia que se combate con violencia y el resultado lo vemos todos los días: el número de muertos se incrementa todos los días. Creemos que es importante hacer un llamado para que conjuntamente ciudadanos, medios de comunicación, empresarios, gobierno y academia hagamos un compromiso por la paz. En este Comisión establecimos hace una semana una red de cultura por la paz y vamos a seguir trabajando para sumar a más gente en esta red, a esta iniciativa, porque creemos que es la única salida que tenemos.

P: ¿Pero tampoco la línea que está siguiendo el Gobierno de la capital, Doctor, para combatir a la delincuencia no es la adecuada?

LGP: Yo creo que hay que enfocarse con una perspectiva más social; es decir, la delincuencia es el efecto, es el síntoma de problemáticas que tienen que ver con carencias de naturaleza social que cada vez se hacen más profundas. Si no vemos esa parte, si no atendemos esa parte, cualquier medida va a ser una medida parcial y lo peor de todo es que cuando son medidas violentas pues generan más violencia.

P: Doctor, regresando a lo de la Supervía, a la una van a venir autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF) a hablar con ustedes.

LGP: No, los que van a venir son compañeros del Frente Amplio a entregarnos los resultados de los foros a los que ellos convocaron.

P: ¿El GDF no participaría en esto?

LGP: No, ellos como peticionarios nuestros nos entregan estos resultados como parte de la evidencia que nosotros tendremos que integrar a nuestra investigación.

P: ¿Cuánto tiempo tardará el análisis, doctor, de esos resultados?

LGP: Queremos hacerlo lo antes posible. La verdad es que este es uno de los temas prioritarios para la Comisión. Esperamos poderlos integrar rápidamente. Hay dificultades técnicas por la naturaleza de los temas, que la Comisión no tiene el expertis en muchos de esos temas, tenemos que convocar a expertos para que nos ayuden con eso, pero la intención de la Comisión es hacerlo lo antes posible.

P: ¿Y esos resultados se los van a presentar al GDF?

LGP: Nosotros lo haremos a través de la resolución que finalmente la Comisión emita.

P: ¿Qué sería, una Recomendación?

LGP: Podría ser una Recomendación. Eventualmente tenemos todavía que analizar cómo están estos resultados, verlos a la luz de los derechos humanos.

P: ¿Hay elementos, doctor, para que se llegue a una Recomendación?

LGP: Ahora los hay porque presumimos la violación y por eso abrimos la queja. Entonces lo que hay que hacer es verificar si efectivamente esos elementos se concretan, y si no ya lo diremos en su momento.

P: ¿Qué elementos son los violatorios de derechos humanos en este caso, doctor?

LGP: Bueno, se presumen violaciones al derecho a la seguridad jurídica, a las personas al derecho a la información y también violaciones a derechos ambientales.

P: ¿Oiga, y en caso de que se emitiera la Recomendación de qué serviría si la construcción se llevaría a cabo?

LGP: Esa es una de las cosas que estamos analizando, cuáles serían los puntos recomendatorios a partir del tipo de violaciones que se generan. La Comisión no puede decirle al Gobierno de la ciudad en este caso que construya o no construya. Lo que sí podemos decirles es que si decide hacerlo lo haga con estricto apego al respeto de los derechos humanos de las personas de la ciudad.

P: Doctor, hablando de Recomendaciones, las acusaciones que hizo la madre del cura, las cartas que envió a la Corte Interamericana, ¿qué postura tiene?

LGP: Estamos revisando el caso con lupa. A mí me preocupa mucho que esta percepción esté en una peticionaria nuestra. No queremos reproducir de ninguna manera comportamientos que nosotros reprochamos a las autoridades. Así que, bueno, la Comisión lo que ha hecho es abrirse, analizar el caso con muchísimo detalle. Yo he dado instrucciones tanto a la Contralora como a la Primera Visitadora de que analicen el tema con todo detalle que sea necesario, con la finalidad de que si encontramos alguna anomalía la resolvamos de inmediato. Estamos ya en contacto con la señora Larqué, fijamos ya una cita para encontrarnos, para platicar del tema, para que ella sepa que la Comisión de ninguna manera ha tenido, ni ahora la tiene ni lo ha tenido en el pasado, una intención de tergiversar lo que ocurrió en el caso de su hijo, al contrario. Creemos que ha habido una interpretación errónea de algunas de las acciones de la Comisión, que están en ley y que a nosotros nos toca buscar la avenencia entre la autoridad y los peticionarios en determinados casos, pero insisto mucho en que estamos abiertos a revisar el tema con muchísimo detalle, y si encontramos alguna anomalía pues la vamos a hacer saber y la vamos a subsanar.

P: Este caso ya lo llevó la Contralora, y la Contralora en particular sobre este tema dice que son perspectivas de ver las cosas, que cada quien ve las cosas como la siente. En este caso la mamá lo ve mal, ve una cierta mala actuación de parte de la Comisión.

LGP: Nosotros siempre hemos pensado que nuestro actuar debe estar sostenido en una actividad esencialmente técnica que deje poco espacio a las interpretaciones. Entonces si hay algo que está molestando a la señora que no le satisface, para nosotros es muy importante saber de qué se trata para poderle explicar, si es el caso, por qué se tomaron las decisiones que se tomaron, y si hubiera algún error, insisto mucho, reconocerlo. Nosotros estamos en esa línea.

P: ¿Pero por qué llegar hasta este momento? Según versiones de ella, por ejemplo en la Recomendación, cuando se empezó a realizar la Recomendación, ellos les solicitaron a ustedes que metieran los casos de tortura, y en ese caso la Comisión nunca tomó en cuenta esa parte.

LGP: Exacto, nosotros tenemos que sentarnos con la señora a revisar el asunto, porque, hasta donde sé, la información que tengo, que puede estar equivocada, no se denunció la tortura, en principio. Lo que se denunció fue la exposición ante los medios, y la detención arbitraria, entonces, eso fue lo que señaló las líneas de investigación de la Comisión. De cualquier manera, hay que tener en cuenta que la tortura es una violación grave a derechos humanos y no prescribe, entonces, estamos a tiempo todavía, y de hecho yo ya he pedido a la Cuarta Visitadora, que vea la posibilidad de que abramos una nueva queja, que tenga que ver con este tema de la tortura. Por fortuna, hay instrumentos que permiten todavía, a pesar del tiempo, determinar si efectivamente ocurrió o no ocurrió, algún tipo de trato que pueda ser significado como tortura, de ser así, nos pronunciaremos. Yo creo que es subsanable, desde luego, si encontramos alguna responsabilidad de algún servidor público de la Comisión, la vamos a asumir plenamente, yo soy el primero que lo asume, y eso lo vamos a platicar con la señora. Lo que importa aquí es que ella quede satisfecha, no por satisfacer a una persona, sino por satisfacer, en este caso, el interés de los derechos humanos.

P: En este caso, esta queja que envió la señora a la Corte Interamericana, ¿en qué papel pone a la Comisión de Derechos Humanos?

LGP: Yo creo que nosotros como cualquier otra institución, estamos expuestos a ser falibles, qué más quisiera yo que fuéramos infalibles todo el tiempo, pero los servidores públicos son personas, y pueden cometer también errores, aquí lo importante, en todo caso, es que si ese error se cometió, se reconozca y se subsane. Yo no tengo ningún problema, con que al contrario, me gusta la idea de que haya sido sometido el caso ante las instancias internacionales. Eso es lo que nosotros haríamos en cualquier caso en el que estemos juzgando a cualquier autoridad, al contrario, interesa aquí satisfacer, como he dicho, el interés de los derechos, y si eso implica un regaño, un jalón de orejas o una sentencia de la Corte Interamericana, pues la vamos a asumir y la vamos a cumplir. Nos interesa muchísimo que haya certeza en la gente, de que esta Comisión trabaja objetivamente y trabaja por el bien de la ciudadanía.

P: ¿Ya ha sido acusada la Comisión ante la Corte Interamericana, en otras ocasiones?

LGP: No nunca ha sido, porque siempre está el caso de la instancia superior de todas las Comisiones locales, que es la Comisión Nacional, en esos casos sí ha ocurrido, hemos recibido Recomendaciones y las hemos acatado, también, de parte de la Comisión Nacional, esta sería la primera ocasión, habrá que ver si admite la instancia, tanto la Corte como la Comisión, entiendo que a los dos lugares se envió, y nosotros asumimos plenamente el fallo al que se llegue

P: ¿Ya se ha acercado con ustedes la Corte Interamericana?

LGP: Nosotros tenemos una continua interlocución, tanto con la Corte como con la Comisión, digamos que somos aliados en ese sentido, en la protección de los derechos humanos, en la promoción de los derechos humanos, y tenemos distintos mecanismos de comunicación. Nosotros mismos hemos llevado casos a la Corte y a la Comisión, entonces, digamos, ese acercamiento está, pero también es importante decir que ese acercamiento no obsta para que no haya una apreciación objetiva por parte de estas dos instancias internacionales sobre la actuación de la Comisión, y lo que nosotros haremos es abrir absolutamente la información que tenemos para que ellos puedan tomar una decisión certera.

P: ¿Ya superó la violencia y la delincuencia a las autoridades del Distrito Federal?

LGP: Yo creo que tenemos que ser muy cautelosos con eso, porque, yo he dicho en otros momentos que es importante que haya información certera, que haya claridad sobre los niveles de violencia que vivimos en la ciudad, sobre dónde lo estamos viviendo con mayor intensidad, en aras de que la gente se pueda proteger, y de que el Gobierno de la ciudad también asuma su responsabilidad en estos temas. Me parece que no hay criterios que ahora nos permitan medir el nivel de violencia o compararlo con lo que ocurre en otras entidades. Sí debe ser de preocupación lo que ocurre acá, independientemente del nivel que tenga y hay que atenderlo de inmediato.

P: ¿Pero la generación de estos parámetros no es responsabilidad del Gobierno del Distrito Federal?

LGP: Sí, claro, el enfoque que nosotros hemos planteado en materia de seguridad es un enfoque integral, es un enfoque que hace énfasis en las condiciones sociales en las que se desenvuelven los conflictos, y en esa medida, sí pensamos que es necesario apostarle todavía más al desarrollo social, a la generación de comunidad, mientras eso no ocurra, se van dejando espacios abiertos a la violencia, y los resultados son los que hemos visto en las últimas semanas.

P: Entonces el Gobierno del Distrito Federal no ha cumplido con estas necesidades de.

LGP: Yo creo que ha faltado todavía mayor énfasis en materia de educación, en materia social, en materia de juventud, es importante que la perspectiva con la que se abordan los temas de juventud sea más integral, sea transversal, los derechos de las mujeres, en fin, entonces, digamos que hay niveles que en materia de derechos humanos son notables en comparación con otras entidades del país, pero todavía no suficientes como se ve en casos como el de Tepito y en zonas como GAM e Iztapalapa, en donde todavía esos vacíos generan violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *