martes , 7 febrero 2023

Boletín 373/2010 Necesaria en toda sociedad democrática, protección a derechos de migrantes

Necesaria en toda sociedad democrática, protección a derechos de migrantes.

Boletín 373/2010

29 de noviembre de 2011

 

El Seminario sobre Litigio Estratégico y Migración en México se llevará a cabo los días 29 y 30 de noviembre en el Salón Digna Ochoa y Plácido de la CDHDF.

«Tenemos un proyecto que venimos desarrollando durante un año y medio con el cual ya tenemos resultados relevantes, en los cuales se pueden identificar algunas líneas de litigio estratégico y que ya con algunos casos identificados podremos poner ante tribunales», indicó.

En tanto, el Director Ejecutivo y Fundador de I(DH)EAS Litigio Estratégico en Derechos Humanos, AC, Fabián Sánchez Matus, informó que su organización busca impulsar el litigio estratégico sobre migración, enfocado a los problemas estructurales que presenta el país en esta materia.

Afirmó que es incuestionable que México es un país que al mismo tiempo que propone la protección de las y los migrantes más allá de sus fronteras, pasa a ser un ejemplo de avasallamiento de los derechos de este sector de personas que pasan por su territorio.

Evidenció que la tarea de proteger sus derechos muchas veces obliga a trabajar sobre los síntomas y deja poco tiempo para atender las causas de fondo. «Esta dificultad para entender las causas de fondo es algo que se debe subsanar», precisó.

A su vez, el Representante de la Fundación Ford para México, América Central y el Caribe, Mario Bronfman, aseveró que nunca como hoy los derechos de las y los migrantes han sido tan avasallados y atacados.

Ponce Vázquez adelantó que avances de la Segunda Encuesta Nacional sobre Discriminación que realiza el CONAPRED, en la cual se realizaron 45 mil cuestionarios, arrojan datos preocupantes hacia este sector poblacional, sobre todo más exacerbado en la frontera sur y norte, donde este fenómeno tiene expresiones de más violencia.

Señaló que la discriminación provoca que no sólo no se entienda la problemática de la migración, sino que además genera actitudes y prácticas de exclusión.

Aseguró que la dimensión discriminatoria de la migración propicia racismo, xenofobia y la incomprensión del fenómeno, y permite que el ambiente social no sea el adecuado para la defensa de esta población vulnerable.

Por su parte, el Director General Adjunto de Vinculación, Programas Educativos y Divulgación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), Daniel Ponce Vázquez, apuntó que de acuerdo con la Segunda Encuesta sobre Violencia, Exclusión y Discriminación , de la Secretaría de Educación Pública, 40% de las y los estudiantes de educación media superior no aceptaría convivir con personas extranjeras en el aula.

El combate a la discriminación, al racismo y a la xenofobia debe ser exigible y aplicable por parte de todos los Estados involucrados por los países de origen y los receptores de migrantes, así como por los que sirven de puente a este fenómeno: «No serlo es una grave omisión para cualquier sociedad que se precie democrática y que defiende los derechos humanos», concluyó Morales García.

Dijo que, ante la falta de oportunidades en su tierra y tomar la digna decisión de ganarse la vida honradamente en otras latitudes, las y los migrantes deben enfrentar psicológicamente los riesgos de su travesía y los tratos abusivos de sus explotadores en ambos lados de las fronteras.

Estas personas, agregó Morales García, son aún más discriminadas, porque no conocen el idioma ni las costumbres, no tienen acceso a la educación y están en el rango más bajo de la capacitación laboral.

En el caso de las mujeres, niñas y niños, advirtió que son las personas más vulnerables: «Víctimas de tratos degradantes, sometidos a tratos esclavizantes de servicio doméstico, de abuso físico y sexual, durante su traslado o en los lugares de detención».

«Pueden ser víctimas de redes criminales, malos tratos, explotación laboral, obligados a realizar trabajos esclavizantes y disminuidos en su integridad personal. Enfrentan muy a menudo hostilidad y rechazo, son percibidos como chivos expiatorios y padecen racismo y violencia xenofóbica», dijo.

La protección de los trabajadores migrantes debe constituirse como un capítulo fundamental de las relaciones bilaterales, señaló, a nombre del Ombusdman capitalino, Luis González Placencia, la Secretaria de Vinculación con la Sociedad Civil de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), María José Morales García. Al inaugurar el Seminario sobre Litigio estratégico y migración en México, subrayó que los trabajadores migratorios pobres, regularmente los menos calificados, de extracción rural e indocumentados, son quienes padecen los mayores abusos a sus derechos humanos y a su dignidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *