martes , 31 enero 2023

Boletín 372/2010 Entrega del Reconocimiento «Hermila Galindo»

Entrega del Reconocimiento «Hermila Galindo».

Boletín 372/2010

28 de noviembre de 2010

 

En la ceremonia de entrega del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2010, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, subrayó que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) está comprometida con la lucha de las mujeres que siguen enseñado a los varones cómo ser iguales y cómo vivir en equidad.

 

Indicó que las integrantes de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) han mostrado también que muchos de los comportamientos aprendidos, como parte de la manera de relacionarnos con los otros, son comportamientos violentos que tenemos que desconstruir, reaprender y resignificar.

 

Dijo que hoy tenemos un grave problema en las relaciones cotidianas, particularmente en las parejas de jóvenes en el noviazgo, en donde se encuentra justificación para ejercer distintos tipos de violencia, “no sólo física, son prácticas que invaden la vida privada, como espiar los celulares de sus novias, una confusión total entre la fidelidad y la propiedad”.

 

Expuso que son una serie de comportamientos que están inscritos en la manera en como nos relacionamos hombres y mujeres, y que se expresan día a día en las calles de nuestras ciudades, en actos en los que los varones pretendiendo cortejar, humillan, violentan y dañan la dignidad de las mujeres.

 

Refirió que el 25 de noviembre, fecha dedicada por las Naciones Unidas a recordar la memoria de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, asesinadas por el dictador Trujillo, es importante de conmemorarlo porque su lucha simbólicamente representa la lucha de todas las mujeres en contra del autoritarismo y de la violencia, así como el ejemplo de Hermila Galindo, que es fundamental como símbolo de la lucha en proactivo por el derecho de todas las mujeres.

 

Destacó que la CDHDF inició la celebración de los 16 días en contra de la violencia contra las mujeres, con el otorgamiento del premio “Hermila Galindo”, que recuerda a una gran mujer mexicana, ejemplar, promotora del feminismo y de la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

 

LAS PREMIADAS


En razón de su amplia experiencia en materia de defensa en temas relacionados con los derechos reproductivos y el acceso al aborto legal y seguro, así como por su trabajo en la evaluación de políticas de salud reproductiva y en temas vinculados con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, como derechos humanos la igualdad y la equidad de género y la posición de las mujeres en la Iglesia católica, María Consuelo Mejía Piñeros recibió el Premio Hermila Galindo en categoría de persona 2010, de manos de la investigadora del Colegio de México, Elena Urrutia.

 

La Directora de Católicas por el Derecho a Decidir, A.C. expuso que su organización ha desarrollado su trabajo desde una perspectiva ética, católica, feminista, poniendo énfasis en la autoridad moral de las mujeres para tomar decisiones, en la libertad de conciencia como base de la dignidad humana, en la necesidad para alcanzar la igualdad de las mujeres en la Iglesia y la sociedad.

 

Resaltó que el desafío más significativo para su lucha es la dimensión que ha adquirido el feminicidio y la impunidad asociada a este crimen deleznable. “Somos conscientes de la inmensa distancia que tenemos que recorrer para que el acceso a la justicia para las mujeres sea una realidad para nuestro país. ¿Cuántas mujeres más tienen que ser asesinadas, cuántas niñas más ultrajadas para que el Estado mexicano responda adecuadamente a esta tragedia?”, agregó.

 

Por su larga trayectoria dedicada a promover y coordinar actividades e investigación en materia de género, por desarrollar consistentemente programas de formación de recursos humanos en la materia, por dar asesorías técnico- metodológicas, por crear un acervo documental y una biblioteca especializada en el tema, así como por generar proyectos colectivos y trabajar con OSC sobre temas emergentes, desarrollando entre otras cosas, cursos especializados, seminarios, diplomados, especialidades en la materia, contribuyendo así a la construcción de una cultura de igualdad, el Premio en la categoría de Organización de la Sociedad Civil fue para el Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Luego de recibir el premio de manos de la Consejera de la CDHDF, Patricia Galeana, la Directora del PUEG, Marissa Belasteguigoitia, destacó que desde la propuesta de ver al otro, al extraño, al ajeno, “no al cual se tolera, porque la tolerancia es sólo una simulación de la aceptación, sino como alguien al que es posible amar, es el verdadero reto y una de las posibles soluciones a tanta violencia”.

 

Expresó que el esperar a ser ultrajado o violentada para entender del dolor y así poder compartir una acción que lleve a la reparación, nos aleja de un combate eficiente contra la violencia y su efecto deshumanizador.

 

Mencionó que dentro del gesto del desafecto y la indeferencia caen muchos sujetos: indígenas, migrantes, las mujeres asesinadas en las fronteras, los soldados indígenas reclutados para el combate contra el narcotráfico sin adiestramiento, los jóvenes pobres y sin educación también reclutados por el narco, las mujeres presas.

 

Mención Especial otorgaron al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, por su acompañamiento en la defensa de los derechos humanos de las mujeres y por sus acciones de litigio estratégico de casos paradigmáticos, tales como el caso de las mujeres torturadas sexualmente en Atenco, y los casos de las señoras Jacinta Francisco Marcial y Teresa González, indígenas que fueron acusadas por el presunto secuestro de seis agentes federales, y en general por su alto compromiso con la defensa y protección de los derechos de las mujeres.

 

El Presidente de la CDHDF entregó la mención a Luis Arriaga, Director del CentroProdh, quien expuso que el movimiento feminista ha dejado grandes lecciones y su interpelación es y será siempre necesaria para construir nuevos modos de relación humana. Reconoció el invaluable soporte que constituye para el Centro Pro la actividad desarrollada por Consuelo Mejía y el PUEG.

 

“Debemos aprender de quienes trabajan para construir relaciones igualitarias, liberadas de todas formas de dominación, y por lo tanto, liberadas de violencia, y aprender de quienes hoy nos dicen que todas y todos tenemos derechos y que nadie puede decretar lo contrario”, añadió.

 

Este año el Jurado estuvo integrado por la Consejera de la CDHDF, Patricia Galeana; el Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia; la investigadora del Colegio de México (Colmex), Elena Urrutia; la representante de CLADEM México, Andrea Medina Rosas, y el Secretario Ejecutivo de la CDHDF, José Luis Gutiérrez Espíndola, y su decisión se tomó por mayoría.

 

Antes de la premiación se presentó el documental Código Secreto: Mariposas de Cecilia Domeyko, el cual relata la vida de las hermanas Mirabal en República Dominicana.

 

En la ceremonia estuvieron presentes la hija de Hermila Galindo, señora Rosario Topete Galindo, y Makarena del Río, de Mariposa Cultural Fundation.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *