viernes , 27 enero 2023

Boletín 351/2010 Llama Marcela Lagarde a la ciudadanía exigir garantías de seguridad para reporteras y comunicadoras

Llama Marcela Lagarde a la ciudadanía exigir garantías de seguridad para reporteras y comunicadoras.

Boletín 351/2010

14 de noviembre de 2010

 

Articulemos nuestras luchas, nuestros movimientos y nuestras conciencias, exhortó la antropóloga Marcela Lagarde y de los Ríos, y llamó a las ciudadanas y a los ciudadanos, a tomar las leyes como propias: «Son nuestras, son el estandarte para que cada una podamos ir generando una conciencia de derechos que no tenemos».

 

Durante su participación en el Foro  «Agresiones a mujeres periodistas en México, una perspectiva de género necesaria», convocado por la Agencia Multimedia de Noticias Comunicación e Información de la Mujer, A.C. (CIMAC), señaló que «Las ciudadanas, muy modernas, muy modernas, pero estamos acostumbradas a no tener derechos, a abrirnos campo en la ilegalidad, porque así hemos vivido, porque no había marco jurídico».

 

No obstante, subrayó en la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), que la violencia que viven las periodistas en México es ya una categoría jurídico-política reconocida en las leyes nacionales y locales, lo mismo que en los instrumentos regionales e internacionales de protección a los derechos de las mujeres.

 

«Usemos ese marco jurídico ahora para enfrentar a quien no cumple, para exigir, para denunciar, para remover, para promover otra cosa y para saber por quién votar y que sea incluida la propuesta de país que queremos», advirtió la también exdiputada federal.

 

Lagarde y de los Ríos señaló que actualmente en México son vigentes la Ley para la protección de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes, la Ley para prevenir y erradicar la discriminación en México, la Ley de igualdad entre mujeres y hombres, la Ley general de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia y la Ley para prevenir y erradicar la trata de personas.

 

Todas ellas, agregó, fueron impulsadas por el movimiento feminista: «Nosotras las tenemos que hacer vigentes, las diputadas hicieron su chamba y las ciudadanas tenemos que construir la exigibilidad de los derechos humanos de las personas, en particular de las mujeres».

 

Dijo también que ninguna comunidad debe dejar solas a las periodistas, comunicadoras e informadoras, porque son además líderes comunitarias: «Es obligación de la comunidad protegerlas, como lo es del Estado crear condiciones y desarrollar políticas preventivas para protegerlas y que estén seguras.

 

En lo que llamó «Una revolución en el campo teórico-jurídico-político de los derechos humanos en el país», mencionó que la normatividad interna reconoce ya cinco tipos y cinco modalidades de violencia: física, sexual, psicológica, patrimonial y económica, mismas que se pueden ubicar en el ámbito familiar, comunitario, laboral, institucional y de la educación.

 

Mención aparte, advirtió, merece la violencia feminicida, que incluye pero no se agota en el feminicidio: «Cuando decimos ‘casi la mata’, por ejemplo. Es decir, implica la muerte violenta, pero también a las que dejan sobrevivientes y el conjunto de violaciones a los derechos humanos de las mujeres que las ponen en riesgo de perder la vida y la libertad, todos estos crímenes en contra de mujeres.

 

Llamó también a utilizar los recursos legales disponibles para exigir la creación de lo que hace falta, como protocolos, diagnósticos, bancos de datos y medidas de prevención.

 

Finalmente dijo que lograr la seguridad para las periodistas sólo se dará en la medida en que se logre la seguridad para todas las mujeres; entonces, dijo tendremos otro país y la seguridad de los periodistas hombres no estará en riesgo tampoco. Articulemos nuestras luchas, nuestros movimientos y nuestras conciencias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *