jueves , 26 enero 2023

123/2010 Comisión Especial para la Entrega de Medalla al Mérito Ciudadano, en la ALDF.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, durante su participación en la Comisión Especial para la Entrega de Medalla al Mérito Ciudadano, en la ALDF.
Transcripción 123/2010
28 de octubre de 2010

Pregunta (P): sobre las ejecuciones en Tepito, para usted ¿qué es lo que sucede aquí en el Distrito Federal?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, desde luego es preocupante. Es preocupante por varias razones: por la motivación que se ha ofrecido por parte de la Procuraduría, por al hecho de tratarse de jóvenes, y creo que ese es uno de los temas que más nos debe de preocupar, y por la aparición de fenómenos de violencia que no estábamos teniendo en la ciudad y que ahora tenemos episodios cada vez más frecuentes. La Comisión hará a lo largo del día un posicionamiento sobre este tema, precisamente invitando al Gobierno de la ciudad y a la Procuraduría a esclarecer el crimen lo antes posible; a que hagamos una acción conjunta para las víctimas, pues los padres de los jóvenes seguramente necesitarán también apoyo; y desde luego para trabajar intensamente en todo lo que sea necesario para evitar que esta violencia se generalice.

P: La Procuraduría dice que no hay cárteles aquí, que se disputen el Distrito Federal, ¿usted considera que esa postura es la correcta o sí hay alguna pelea por el control de la venta de droga también?

LGP: Bueno, desafortunadamente la evidencia hace pensar que podría efectivamente existir un problema de esa naturaleza, justamente por eso nosotros hemos insistido mucho en que es importante que se abra la información, que se sepa con claridad cuáles son las circunstancias en las que ocurren este tipo de situaciones y en ese medida tomar los planteamientos que sean necesarios para evitar, si es así, que el tema se generalice.

P: ¿La Policía Federal tendrá que patrullar las calles, doctor, en apoyo a las autoridades capitalinas?

LGP: Siempre hemos dicho nosotros que la coordinación entre las fuerzas es muy importante. Es este caso si hay alguna consideración que implique la intervención de las fuerzas federales, tiene que darse en coordinación con las autoridades locales.

P: ¿Sería conveniente?

LGP: Eventualmente en términos de la protección de la ciudadanía nos parece que puede ser una medida que puede tener alguna relevancia, pero siempre digamos en coordinación con las autoridades locales.

P: Doctor, en otras ocasiones hemos platicado con usted sobre esta situación de la delincuencia organizada que opera en la ciudad de México, y ya son casos como el de Coyoacán, el de la pizzería en donde fueron asesinadas cinco personas; posteriormente el caso de la colonia Guerrero en donde levantaron a cuatro jóvenes y posteriormente los ejecutaron; después vino lo del Ajusco con cinco personas más; y hoy siete en Tepito, que hacen ya un total de 21 personas en menos de dos meses. ¿Este fenómeno qué refleja para la Comisión de Derechos Humanos?

LGP: En principio la ausencia de mecanismos de seguridad. Probablemente también ausencia de un criterio de investigación que permita anticipar situaciones como éstas. Me parece que es importante que el Gabinete de Seguridad del Distrito Federal trabaje de manera conjunta para establecer cuáles son los puntos en común que hay entre todos estos fenómenos; que se diga con toda claridad si se trata de fenómenos aislados; si están concatenados o no; y en todo caso, pues cuál va a ser la política que seguirá el Gobierno de la ciudad para proteger a la gente.

P: La autoridad ha reducido el tema a un hecho de narcomenudeo, ¿es apropiado, doctor, o tendría que aclarar un poco más y extender un poco más la visión del fenómeno que se está viviendo en la ciudad de México, que ya es muy similar al de otros estados?

LGP: Desafortunadamente el narcomenudeo no se da de manera aislada. También me parece que no tiene caso negar que tiene nexos con otras problemáticas relacionadas con la criminalidad organizada. Aquí lo que conviene en todo caso es tener espacio amplio que permita encuadrar la ocurrencia de estas situaciones dentro de otro posible que puedan tener un alcance mucho mayor para tomar medidas adecuadas.

P: ¿Estos hechos han vulnerado, doctor, los derechos a la seguridad jurídica de los habitantes de la ciudad de México?

LGP: En este caso estamos hablando del derecho a la integridad personal. En realidad no importa si el móvil tuvo que ver con una venganza, si el móvil tuvo que ver con la disputa de un mercado, en el caso en particular de los jóvenes de Tepito hay que tener en cuenta que estamos hablando de jóvenes; si se estaban dedicando a la delincuencia también hay una responsabilidad del Estado en ello; de manera tal que más allá de las motivaciones creo que aquí lo importante es generar condiciones para salvaguardar la integridad de los jóvenes de la ciudad y de las personas en lo general.

P: El día de ayer el Secretario de Seguridad Pública hizo mención a sus elementos en un evento masivo que tuvo con policías que estudiaba ya el mecanismo legal para despedir a todos los policía que son improductivos. Hablaba de algunos uniformados que llevan dos años sin hacer ninguna puesta a disposición y que se estudia la forma de darle las gracias a los que no son productivos y a los que solamente han producido para sí mismos.

LGP: Yo creo que el Secretario de Seguridad Pública seguramente no se refería a hacer de las detenciones un criterio de eficiencia, porque parece que más bien la manera de medir la efectividad de la policía tiene que ver con la sensación de seguridad que tiene la gente. Lo contrario podría eventualmente desencadenar situaciones que ya hemos tenido en el pasado en las que se detiene a las personas simplemente por cumplir con una cuota y para que eso sea interpretado como criterio de eficiencia. Sí nos parece que es necesaria una apuesta importante contra la corrupción, contra el abuso; una apuesta también por los derechos de las y los policías, ese es un tema que no se puede descuidar; y un esfuerzo por establecer criterios en los que la medición de la inseguridad o de la sensación de seguridad de la gente sea la que permita evaluar la acción de la policía.

P: ¿Doctor, pero esto no causaría abusos por parte de los policías con los ciudadanos?

LGP: Sí, eso es lo que digo, que lo que no puede ocurrir es que se piense que la detención es un criterio de eficiencia de la policía, especialmente de la Policía Preventiva. Si habláramos de la Policía Judicial en donde cumplen órdenes especificas, es otro tema, pero en el caso de la policía de Seguridad Pública el criterio no puede ser una detención. El criterio tiene que ser la sensación de seguridad que genera en la ciudadanía.

P: ¿Doctor, ha fallado la Seguridad Pública en la ciudad de México ante estos eventos?

LGP: Evidentemente sí hay un déficit, el que estos eventos estén ocurriendo, aunque estén localizados, aunque tengan motivaciones específicas, sí es un dato que debe de alamar en términos de seguridad, algo está fallando, o la inteligencia o la política criminal, algo y creo que es momento de revisarlo y de corregirlo.

P: ¿No habrá superado ya a la autoridad local?

LGP: Esperemos que no sea así, yo creo que todavía estamos en una posición en que la autoridad local puede dar cuenta de esta situación, no obstante que la autoridad federal trabaje de manera conjunta con las autoridades locales, nos parece en la Comisión que todavía puede ser un tema que esté bajo el control de la autoridad local, pero quienes nos lo puede decir con toda claridad y con toda certeza son las autoridades locales.

P: Pero si no es narcomenudeo y tampoco es crimen organizado, ¿cómo se le puede llamar a todo este tipo de matanzas?

LGP: Yo creo que tienen que ver sin duda con fenómenos relacionados con la criminalidad organizada, los datos con los que se cuenta no dejan ver que se trate de fenómenos de otra naturaleza, y yo creo que enfrentarlo de ese modo es importante, porque es la única manera de establecer mecanismos que puedan ser eficientes.

P: Pero ya son ejecuciones masivas, donde se usan armas de grueso calibre que solamente o el Ejército o la delincuencia organizada poseen.

LGP: Justo por eso, yo creo que hay datos suficientes como para poder darse cuenta de que no se trata de fenómenos aislados, de que no se trata de situaciones de rencillas entre grupos, entre pandillas, sino más bien hay evidencias que obligaría a que las autoridades asumieran el tema con esa perspectiva de criminalidad organizada y actuaran en consecuencia.

P: Sobre la Reforma al fuero militar.

LGP: Nos parece corta, es un avance mínimo, porque se habla de algunos delitos, pero lo que es importante aquí entender es que el planteamiento que hace la Corte Interamericana es que cuando el Ejército actúa en funciones civiles debe ser sometido al fuero civil y si comete delitos en esas funciones, debe ser juzgado por autoridades civiles, entonces aunque la Reforma plantea un pequeño avance, la verdad es que ese avance es mínimo respecto de lo que se espera en general del Estado mexicano.

P: ¿Qué opina de estas ejecuciones que hubo esta madrugada, y luego pareciera que al gobierno capitalino le da miedo decir que es narcotráfico lo que está ocurriendo en la ciudad, cuántos muertos tiene que haber para usar ese término?

LGP: En principio nosotros lamentamos muchísimo que la muerte de estos jóvenes se haya dado, especialmente porque se trata de jóvenes, como hemos dicho en otros momentos, independientemente de la actividad a la que se dedicaran, hay que asumir que hay una responsabilidad del gobierno por lo que pasó esta mañana, y desde otro punto de vista también pensamos que no es necesario que haya un número de muertos específicos, hay datos que dejan ver que este fenómeno puede ser visto, sin duda alguna, como una manifestación de criminalidad organizada, probablemente todavía de un nivel local, pero se requiere de toda la atención del gobierno de la ciudad, para evitar que este tipo de fenómenos se repitan

P: Es un hecho que no hay fronteras ¿no doctor? Para el crimen organizado.

LGP: No, no, naturalmente, nosotros hemos planteado en muchas ocasiones que se trata de un mercado, y funciona como un mercado, y en esa medida se va expandiendo y va generando diversas situaciones, entonces hay que entenderlo de esa manera, porque si no, el combate al mismo va a ser infructuoso.

P: ¿La Comisión no va a pedirle mayor transparencia al gobierno capitalino, dada las circunstancias que estamos enfrentando?

LGP: Sí, desde luego, lo hemos hecho en muchos momentos, nosotros hemos insistido mucho en que es importante mantener bien informada a la población, que la población sepa con toda claridad de qué estamos hablando, qué medidas son las que se están instrumentando, qué resultados se están teniendo, y cuál es la evidencia que se va encontrando, porque esa es la única manera de generar certeza.

P: El Presidente ordenó en Nayarit, en Monterrey, en Chihuahua, la vigilancia con marinos, con policías federales, en este caso ¿sería conveniente que se reforzara la seguridad, que tomara el control de la seguridad en esos puntos críticos para que no se salga de las manos del gobierno? ¿Sería conveniente que apoyara la Marina o la Policía Federal como está ocurriendo en Nayarit?

LGP: Esperemos que no sea necesario, creemos que, a menos que haya evidencias suficientes como para que eso ocurra, nosotros nos hemos manifestado en contra de que las Fuerzas Armadas participen de la Seguridad Pública, primero porque entendemos con toda claridad que tienen una capacitación distinta, tienen criterios diferentes de actuación, y más bien su intervención en muchos casos pone en riesgo la vida de las personas, entonces, lo que esperamos es que eso no sea necesario, que las autoridades civiles tengan la capacidad para poder resolver

P: Pero sí la Policía Federal que es un cuerpo de seguridad pública que es civil.

LGP: La Policía Federal tiene otras funciones, debería de está capacitada para enfrentar este tipo de situaciones, en este caso más bien lo único que hay que prever es que haya una coordinación adecuada entre los dos niveles de gobierno.

P: ¿Qué opinión le merece el asesinato de seis jóvenes en Tepito?

LGP: Bueno, en principio, lamentamos muchísimo la muerte de estas personas, especialmente porque se trata de jóvenes; estamos hablando del homicidios, del asesinato de siete jóvenes, que están en el contexto de esta serie de fenómenos que se están dando en todo el país y que nos preocupa muchísimo que empiecen a ocurrir en el Distrito Federal. Nosotros hemos hecho un llamado a las autoridades locales, a la Procuraduría de Justicia de la ciudad, para que se esclarezca el móvil de este homicidio, para que quede claro cuáles son las motivaciones que lo hicieron posible y para que se esclarezca también la responsabilidad de quienes son los autores. También, nos ha parecido muy importante que se dé un apoyo a las víctimas, a los padres de las víctimas, que creemos que absolutamente necesario que el gobierno y, desde luego, desde la Comisión lo vamos a hacer también, estemos en estrecho contacto con los padres de las víctimas para todo lo que éstos necesiten.

P: ¿Hay una escalada de violencia ya en el Distrito Federal, Ombudsman?

LGP: Bueno, desafortunadamente lo que estamos viendo son datos cada vez más frecuentes de situaciones como estas y eso nos alarma muchísimo. Creemos que es necesario, por eso, que las autoridades den información clara sobre qué está pasando y cuáles son las características que estos fenómenos están teniendo, para poder tener en consideración de si efectivamente estamos hablando ya de la presencia de fenómenos de la criminalidad organizada abierta en el Distrito Federal o todavía está contenida.

P: ¿Qué opinión le merece que la autoridad siempre minimice estas situaciones?

LGP: No, yo creo que en este caso es muy importante que haya información clara, abierta a toda la ciudadanía; esconder lo que está ocurriendo no ayuda a nadie, no ayuda a las autoridades, no ayuda a los ciudadanos, al contrario, porque es necesario prevenir, es necesario que se tomen medidas, que prevengan, que eviten que situaciones como estas se den en el futuro.

P: O sea, desde su punto de vista: ¿sí es el crimen organizado y sí forma parte de todo esto?

LGP: Yo creo que hay datos: el tipo de armamento, el modus operandi , que tienen que alertar a las autoridades en ese sentido. Muchas gracias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *