viernes , 27 enero 2023

Boletín 301/2010 Estudio «Causas económicas, sociales y culturales de las violencias en entornos urbanos: Comparación de hallazgos»

Estudio «Causas económicas, sociales y culturales de las violencias en entornos urbanos: Comparación de hallazgos».

Boletín 301/2010

7 de octubre de 2010

 

La Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Clara Jusidman Rapoport, aseguró que la liberación de los mercados y su no regulación genera zonas que permiten y propician la violencia.

 

«El Estado ha ido entregando parte de los servicios al sector privado o al mercado; se han liberado de una manera tan absoluta que ya nadie los controla y esta liberación sin regulación genera espacios que permiten y propician violencia», recalcó.

 

Al presentar el estudio Causas económicas, sociales y culturales de las violencias en entornos urbanos: Comparación de hallazgos, lamentó que la política social de los gobiernos sólo se limite a atender los requerimientos materiales de las personas y no su desarrollo como seres humanos.

 

Por ello, Jusidman Rapoport afirmó que el Estado, la familia, los mercados y la comunidad ya no mantienen los acuerdos básicos de cuáles son sus responsabilidades frente a las personas.

 

Indicó que el estudio, impulsado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) y coordinado por Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social, AC, reveló que las violencias de género, juvenil, social, intrafamiliar, entre otras, son resultados de factores económicos, sociales, culturales e incluso políticos.

 

«Las violencias son construcciones sociales, económicas, culturales y políticas, en las que intervienen agentes perpetradores y víctimas, y en ellas se observan factores precursores, detonadores, de riesgo y de contención», subrayó.

 

La Presidenta honoraria y fundadora de INCIDE Social, AC, señaló que los factores precursores son aquellos procesos y situaciones sociales que generan las condiciones propicias para la manifestación de la violencia.

 

Jusidman Rapoport apuntó que los detonadores son eventos o sucesos macro sociales que irrumpen y generan cambios de tendencias o situaciones que aceleran la violencia, y citó como ejemplo las catástrofes ambientales, las crisis económicas o políticas y el cierre o apertura de fronteras.

 

Comentó que los factores de riesgo son los indicadores demográficos, sociales, económicos y políticos que advierten sobre la existencia de conflictos importantes, como por ejemplo los altos niveles de deserción escolar, de desempleo y de empobrecimiento.

 

Destacó que los factores de contención son capacidades, conductas, agencias o colectivos que favorecen salidas pacíficas a los conflictos y a las tensiones sociales.

 

Los Diagnósticos


En el estudio Causas económicas, sociales y culturales de las violencias en entornos urbanos: Comparación de hallazgos participaron cerca de 60 investigadores, quienes revisaron 12 campos de la vida social, económica y cultural en las zonas metropolitanas de Aguascalientes, Ciudad Juárez, Guadalajara, Mérida, Tapachula y Tijuana.

 

El trabajo de investigación duró 10 meses y algunas de sus conclusiones fueron:

 

  • Las ciudades son espacios propicios para la violencia por su crecimiento territorial, segregado por clases sociales, con fraccionamientos amurallados, numerosos terrenos baldíos, insuficiencia de espacios públicos y creciente desubicación de los servicios sociales.
  • Los nuevos desarrollos inmobiliarios, alejados de las ciudades, con miles de viviendas mínimas y de mala calidad, muchas de ellas abandonadas y bandalizadas y con ausencia de espacios para la vivienda, aumentan el estrés, el enojo y la frustración de sus habitantes.
  • Las crisis económicas y la flexibilización del mercado de trabajo han provocado el desalojo de miles de trabajadores, la precarización de las condiciones de trabajo y de la economía del cuidado.
  • En lugar de contribuir al desarrollo de capacidades de protección y solución de conflictos y de violencia, el nivel educativo contribuye a exacerbar la violencia por su poca pertinencia a la realidad que viven los jóvenes, por su costo y por la insuficiencia de espacios de educación media superior
  • Numerosos jóvenes son discriminados y perseguidos por las policías y los gobiernos locales por ser pobres o por pertenecer a grupos específicos como emos skatos.
  • Se requieren de políticas preventivas en los campos sociales, económicos y culturales para transformar los factores que contribuyen a crear entornos violentos y conductas que lastiman la vida, la dignidad y la propiedad de las personas y las familias.

 

En la presentación de la investigación Causas económicas, sociales y culturales de las violencias en entornos urbanos: Comparación de hallazgos, estuvieron presentes la Directora General de Políticas Públicas de CONAVIM, María Eugenia Suárez de Garay; y los integrantes de INCIDE Social, AC, Rosa María Rubalcaba, Javier Gutiérrez, Héctor Nájera Catalán y Nancy Carmona.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *