miércoles , 1 febrero 2023

Boletin 295/2010 Gilberto Rincón Gallardo, constructor de acuerdos a favor de la convivencia y la diversidad

Gilberto Rincón Gallardo, constructor de acuerdos a favor de la convivencia y la diversidad.

Boletin  295/2010

3 de octubre de 2010

 

El Secretario Ejecutivo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), José Luis Gutiérrez Espíndola, destacó que la principal lección de vida de Gilberto Rincón Gallardo fue su apuesta política para construir acuerdos a favor de la convivencia pacífica y la diversidad.

 

Durante la entrega post mortem del Premio por la Igualdad y la No Discriminación, otorgado a Rincón Gallardo por parte del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), enfatizó: «Una de esas lecciones, quizás la principal, fue su apuesta por la política, que entendió como espacio e instrumento privilegiado para establecer el diálogo entre adversarios, para confrontar abierta y públicamente distintos proyectos políticos, pero sobre todo para construir acuerdos que garantizaran una convivencia pacífica y al mismo tiempo fructífera en la diversidad».

 

Ante la presencia del Presidente del Conapred, Ricardo Bucio Mújica; el Representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en México, Javier Hernández Valencia, la Presidenta Ejecutiva de la Fundación Gilberto Rincón Gallardo, Lídice Rincón Gallardo; y la Presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Margarita Zavala Gómez del Campo, entre otros, Gutiérrez Espíndola subrayó que Gilberto reivindicó el sentido de la política democrática con enfoque de derechos.

 

«Apostó por el método de la política democrática, pero no sólo eso: creyó en las bondades del régimen democrático, en su superioridad ética y política por sobre cualquier otro orden conocido. Y tuvo el mérito adicional de hacerlo desde tiempos en que eso no era políticamente rentable», apuntó.

 

El Secretario Ejecutivo de la CDHDF aseveró que el fundador del Conapred supo ver a la democracia como un fin en sí mismo, como un régimen políticamente preferible porque garantiza derechos y libertades fundamentales a todos y todas, porque favorece la convivencia pacífica en la diversidad y porque, en esa medida, es congruente con la dignidad humana.

 

«Con base en esta convicción Gilberto puso toda su energía y su inteligencia al servicio de dos procesos de transición fundamentales para el México contemporáneo: la transición de una izquierda que renunció al paradigma de la revolución para abrazar, no sin titubeos, el de la democracia, y la transición de un régimen autoritario a uno de carácter pluralista, democrático a fin de cuentas, quizás imperfectamente democrático pero cualitativamente distinto al antiguo régimen», explicó.

 

José Luis Gutiérrez Espíndola, quien fue uno de sus más cercanos colaboradores en el Conapred entre 2004 y 2008, expuso que en la agenda de Gilberto también figuró en lugar prominente la lucha a favor de los derechos de las personas con discapacidad: «Él sabía lo que era tener una discapacidad, pero su virtud radicó en entender que las limitaciones provenían no tanto de la propia discapacidad sino del entorno social que la estigmatiza y levanta barreras en torno suyo», indicó.

 

Consideró que el denominador común a lo largo de la vida de Gilberto Rincón Gallardo fue su vocación de justicia. Una vocación firme, una voluntad muy determinada para procurar justicia y para hacer bien a la ciudadanía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *