viernes , 27 enero 2023

104/2010 Primera reunión de trabajo de la mesa multisectorial de seguimiento de lineas de acción del derecho a la libertad de expresión.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la primera reunión de trabajo de la mesa multisectorial de seguimiento de lineas de acción del derecho a la libertad de expresión.
Transcripción 104/2010
23 de agosto de 2010

Pregunta (P): ¿Cómo se encuentran los derechos de los reporteros en la ciudad de México?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Como dijimos hace un momento, aunque en la ciudad de México no se dan casos que podamos considerar de gravedad alta, si hay sin embargo denuncias todavía por hostigamiento, denuncias que tienen que ver con desapariciones forzadas, que tienen que ver con distintos tipos de acoso que se dan a las y los periodistas en la ciudad.

P: Hablaba de que dos de cada diez delitos cometidos contra periodistas se dan en el Distrito Federal, hablaba de un 20%.

LGP: De los incidentes nacionales, el 21% tiene que ver con la ciudad de México. Insisto, no son los más graves, pero no dejan de ser relevantes.

P:¿Cómo se explica entonces que nada más haya una denuncia, una averiguación previa en la Procuraduría capitalina como lo dijo la Subprocuradora?

LGP: Yo creo que tenemos un grave problema de registro que es muy importante abatir. La creación de la Fiscalía Especializada y del Protocolo que se ha ya puesto en marcha ha sido de gran ayuda, y esperamos que eso ayude también a captar más casos, nos importa muchísimo que los casos que lleguen a la Procuraduría sean vistos como agresiones a periodistas, un poco esa ha sido la falla que hemos tenido, que esperemos que el Protocolo resuelva, es que las denuncias llegan, pero no son calificadas como agresiones a periodistas, sino como delitos comunes.

P: La Comisión de Derechos Humanos ¿ha recibido quejas de este tipo, ha recibido denuncias de este tipo?

LGP: Sí, tenemos algunas quejas que estamos investigando. No son muchas tampoco, tenemos cuatro quejas este año.

P: ¿En qué sentido van?

LGP: Básicamente de acoso, agresiones que se dan en algunas instancias públicas, todas esas las estamos investigando.

P: Doctor, ¿qué ha pasado con el especialista de la ONU que vino a realizar una investigación en el caso de la señora Yolanda Cevallos Coppel?

LGP: Sabemos que ya debe estar por entregar las conclusiones, solamente estamos esperando que la Procuraduría ya nos haga saber qué pasó.

P: ¿Ha tenido acercamiento con la Comisión?

LGP: No en este momento no.

P: ¿Qué es lo que espera la Comisión de esta investigación que están realizando?

LGP: Lo que esperamos es que haya un esclarecimiento de qué fue lo ocurrió aquella noche, que nos dé elementos. Lo que era importante en la Recomendación era el tema de esclarecer qué había sucedido, para eso se recurrió al experto de la ONU, y una vez que se entreguen los resultados los evaluaremos y ya daremos nuestra posición.

P: inaudible…

LGP: Esperemos que ya muy pronto, porque él ya tiene por lo menos un par de semanas acá en el país.

P: ¿Y estaríamos hablando que a finales quizá de agosto se presenten ya los resultados?

LGP: Esperemos que así sea

P:¿Y qué pasa con este punto de la Recomendación que se iba a crear un Instituto para las Adicciones, que es parte de la reparación del daño.

LGP: La iniciativa está, sabemos que se está platicando con la familia, y bueno, igualmente ahí estaríamos esperando que se inaugure el centro. Vamos a tener una serie de acercamientos con la familia para ver si eso es lo que ellos esperaban, y de ser así entonces ya daríamos por cumplida la Recomendación.

P: … en la creación de ese Instituto?

LGP: Hasta ahora solamente el anuncio que se hizo, no tenemos noticia de algún otro avance.

P: ¿Doctor cómo va la Recomendación por los casos de prostitución, y también preguntarle su opinión? Celina Oseguera decía que se prostituían y lo hacían por gusto.

LGP: La Recomendación estará lista esta semana. Aun cuando fuese por iniciativa propia, nos parece que es muy importante que la administración penitenciaria de la ciudad tome en cuenta que es su deber evitar que eso sea. Si fuese por una situación en la que las internas encuentran carencias tales que tienen que prostituirse para sobrevivir, bueno, ahí hay una falta desde luego del deber de la autoridad penitenciaria para solventar esas condiciones de vida digna que ellas merecen. Si fuese por algún asunto por el que no mediara dinero, o necesidad económica, también hay una responsabilidad que tiene que ver entonces con cómo se organiza la visita íntima dentro de las prisiones, entonces, digamos que no importa aquí cuál es el móvil de la situación, lo que importa es que es una situación anómala, y que además pone en entredicho la dignidad de las mujeres, que ese es otro tema que, desde el punto de vista de derechos humanos es importante destacar.

P: Pero la declaración de la funcionaria intentando minimizar el hecho, ¿qué significa en materia de derechos humanos para el Ombudsman capitalino?

LGP: Por lo pronto una ausencia total de visión de género, que esperaríamos nosotros tuviera dentro del Sistema Penitenciario, especialmente siendo una mujer su titular, y desde luego, también incomprensión sobre la naturaleza misma del fenómeno. El que una mujer se prostituya, sobre todo cuando ocurre en una condición de encierro, es un tema que debe de preocupar, y es un tema que debe de alertar, particularmente desde la perspectiva de género.

P: ¿Tendría que rectificar este dicho?

LGP: Esperaríamos que no solamente rectificara el dicho, sino que además hiciera lo que tiene que hacer para evitar que esto suceda.

P: ¿No es peligroso que lo esté tratando de justificar, diciendo que lo hacían por gusto, sobre todo viniendo de ella que es la Subsecretaria?

LGP: Creo que se trata de una actitud en la que se busca minimizar la trascendencia del hecho, quizá porque lo que están tratando de evitar es que hablemos de un delito, pero desde la perspectiva de derechos humanos la visión es otra, es totalmente diferente, entonces, tan grave es que se prostituyan de manera voluntaria, aunque eso no sea un delito, es una falta en el sentido de derechos humanos y también implica faltas administrativas adentro de la institución penitenciaria, como que lo hagan por alguna otra situación de mayor gravedad.

P: Lo que ustedes encontraron en la investigación ¿apunta a que sí lo hacían por gusto o porque eran obligadas, cómo viene la Recomendación?

LGP: Hay varios casos de todo tipo, ya en esta semana que salga la Recomendación ustedes van a poder ver cuáles son.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *