viernes , 27 enero 2023

103/2010 Segundo Día del Foro Internacional: La Justicia para Adolescentes y Medidas en Libertad.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en el Segundo Día del Foro Internacional: La Justicia para Adolescentes y Medidas en Libertad.
Transcripción 103/2010
20 de agosto de 2010

Pregunta (P): En relación con el asunto de Guanajuato. Hay casos en donde cuatro mujeres están sentenciadas por un delito y preguntarle si ese delito se puede argumentar para que estén ahí.

Doctor Luis González Placencia (LGP): Lo que estamos viendo en Guanajuato desafortunadamente es una muestra de cómo se puede utilizar el derecho para evitar que las mujeres hagan uso de su derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Aunque hay una discusión moral y hay una discusión jurídica en todo el país sobre este tema, lo cierto es que el ejemplo de Guanajuato es clarísimo. Ahí estamos viendo cómo las mujeres son doblemente victimizadas: primero por el hecho de haber tenido que abortar, situación que debe haber sido ya de suyo complicada para ellas; y enseguida porque tienen que enfrentar ahora estos procesos que las tienen en la cárcel. Nosotros ahí aprovechamos para hacer un llamado al gobierno de Guanajuato para que se sensibilice y para que revisen estos procedimientos y que sean sensibles al tema.

P: ¿Este caso podría ser motivo para a nivel nacional ya los otros gobiernos que no tienen implementado lo que aquí ocurre en la ciudad de México ya lo acepten también?

LGP: Esperemos que no sea un ejemplo el caso de Guanajuato. Esperemos que por el contrario lo que genere sea un movimiento de indignación nacional que abandere estas causas de las mujeres y que deje claro que ellas tienen derecho a decidir sobre su propio cuerpo, y que cuando hablamos de penalizar el aborto estamos hablando de una doble penalización. Yo creo que es difícil decir que haya una mujer que quiera abortar, normalmente se ven orilladas a ello por diversas circunstancias sociales que son ajenas al ejercicio libre de su voluntad. Entonces el Estado debe ser sensible a esto y evitar un doble castigo.

P: Doctor, si bien usted tiene ingerencia a nivel local, ¿qué llamado podría hacer a los diputados federales, porque finalmente se tiene la iniciativa, está congelada, pero ahora que se ha retomado este asunto de Guanajuato existe la posibilidad de que la suban al pleno y que de nueva cuenta venga el análisis?

LGP: Ojalá que así suceda, esperamos que el Congreso federal sea, como he dicho, sensible a estos temas. Estamos hablando de un derecho a las mujeres, e incluso si es necesario hay que discutirlo más, pero lo que no puede ocurrir es que siga habiendo en el ámbito local y en el ámbito federal la posibilidad de que una mujer vaya a la cárcel por cometer un aborto.

P:¿Se ha convertido el caso de Guanajuato en un mal ejemplo en este momento, en el contexto actual?

LGP: Yo creo que sí, de cómo la justicia penal puede servir para criminalizar más la decisión de las mujeres. Esperemos que se convierta en un ejemplo en el sentido positivo, que llame a la conciencia nacional a defender este derecho de las mujeres y que eso genere un cambio en la legislación.

P: Doctor, conocer su opinión sobre el caso de las mujeres de Guanajuato que están siendo sentenciadas por abortos espontáneos.

LGP: La verdad es que pensamos que es una situación terrible. Primero porque lo que se ha dicho es que la acusación no es por el delito de aborto, sino por homicidio en razón de parentesco, y no puedo evitar leerlo en función de la pena que tiene un delito respecto de otro. En Guanajuato el aborto está penalizado, pero tiene una pena notablemente menor que la del homicidio en razón de parentesco. Entonces, creemos que aquí hay una triple criminalización, si se puede decir de esta manera. Primero porque se criminaliza la decisión de las mujeres. Algunas de ellas dicen que no fue decisión propia. Yo creo que eso hay que tenerlo en consideración, pero aunque fuera se está criminalizando su decisión. Enseguida se les está criminalizando por haber abortado; y en tercera se les está victimizando nuevamente porque se utiliza un tipo penal que es muchísimo más grave que el de aborto que existe en el estado de Guanajuato.

P: Porque ya la ONU y la Permanente ya se pronunciaron, ¿no están llegando tarde los cuerpos para revisar estos casos?

LGP: No, yo creo que nunca es tarde, y mientras exista la posibilidad de incidir creo que es importante hacerlo. Desde luego llama la atención, y qué bueno que así sea, que organismos internacionales estén interviniendo, y ojalá que en el país tuviéramos una reacción generalizada contra estos actos.

P: Oiga, doctor, ¿qué le parece la declaración de la Subsecretaria del Sistema Penitenciario, en el sentido de que las reclusas son las que buscan prostituirse y que es un acto consentido?

LGP: Aunque sea así, nos parece que hay un deber del sistema penitenciario de primero ver cuáles son las condiciones que están obligando a las mujeres a recurrir a este tipo de actividades. Enseguida, asumir también que aunque fuese de manera voluntaria el sistema penitenciario tiene el deber de evitarlo. Así que yo creo que eso no cambia nada.

P: ¿Pero además de que hay denuncias de que hay personas que sí son hostigadas o presionadas para dedicarse a esa actividad?

LGP: Hay denuncias en efecto, como se sabe.

P: Doctor, ¿esta funcionaria no fue irresponsable y aparte no tiene un trato, digamos, de equidad de género al dar estas declaraciones? O sea, independientemente de la gravedad que dice la funcionaria cómo las dice, ¿eso no es irresponsable de su parte dar esas declaraciones?

LGP: Bueno, sería deseable si no hubiera mujer que tuviera perspectiva de género, y yo creo que la problemática da cuenta precisamente de que también en la prisión se ve un problema de diferencia de géneros que afecta a los derechos de las mujeres.

P: Además de que alguien las tiene que ayudar, no nada más de que ellas quieran decir lo voy a hacer y ya.

LGP: Claro, diversos testimonios dan cuenta de que cuando se recurre a ello es porque no se tienen las posibilidades de sobrevivir dentro de la institución de otra manera. Bueno, eso interpela directamente a los deberes del sistema penitenciario de garantizar una vida digna dentro de la prisión.

P: Doctor, ¿pero no considera que ya estamos pasando a otra etapa, porque en un principio había negativa por parte de los funcionarios penitenciario, y ahora se acepta pero se justifica? ¿Entonces qué está pasando y no hay resultados en la investigación?

LGP: Esperemos que pasemos a la siguiente etapa que es que se arregle. Qué bueno que lo estén reconociendo, me parece que ahora lo que hay qué hacer es arreglarlo.

P: ¿Ya tienen fecha para la Recomendación por prostitución?

LGP: La próxima semana.

P: Doctor, yo le quiero preguntar sobre el asesinato del empresario Paredes Echegaray esta madrugada, ¿qué opinión le merece?

LGP: Grave por la situación de la persona de la que estamos hablando, desde luego cualquier homicidio es un tema de gravedad, pero en este caso estamos hablando de un testigo en un proceso que ha sido del conocimiento y público y que es del interés de la ciudadanía. Yo creo que aquí la Procuraduría tendrá que esclarecer lo antes posible cuáles fueron los móviles de este homicidio.

P: ¿Un caso aislado esta nueva ejecución?

LGP: Pues vamos a ver, ojalá que sea un caso aislado. Yo desearía que no tuviera que ver con el proceso. Gracias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *