Sitios de Interés
Boletín 244/2010 CDHDF informa de la situación del Derecho la libertad de expresión en la ciudad de México, a relatores de la ONU y OEA

Boletín 244/2010 CDHDF informa de la situación del Derecho la libertad de expresión en la ciudad de México, a relatores de la ONU y OEA

CDHDF informa de la situación del Derecho la libertad de expresión en la ciudad de México, a relatores de la ONU y OEA
Boletín 244/2010

24 de agosto de 2010

 

Con el objetivo de informar la situación del derecho a la libertad de expresión en la ciudad de México, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, sostuvo una reunión de trabajo con los Relatores para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de Naciones Unidas (ONU), Catalina Botero y Fran de la Rue, respectivamente.

 

Para la CDHDF, la libertad de expresión es un derecho fundamental inalienable e inherente a todas las personas. Sin este derecho, materializado en todos sus términos, la democracia se desvanece, el pluralismo y la tolerancia se quebrantan, los mecanismos de control y denuncia ciudadana se tornan inoperantes y se crea un escenario ideal para el arraigo de sistemas autoritarios en la sociedad.

 

El informe presentado por el Ombudsman capitalino a los Relatores es un avance del Informe Especial sobre el estado del derecho a la libertad de expresión en el Distrito Federal que la CDHDF prepara actualmente, y que será presentado el próximo año. En esta versión ejecutiva se realiza un análisis de la realidad que vive la sociedad en su conjunto para ejercer su libertad de expresión, y de la situación que viven las personas que ejercen el periodismo en particular.

 

En el documento se ofrece una mirada analítica a las asignaturas pendientes para el pleno ejercicio de este derecho en el Distrito Federal. Además, se reconocen los avances que en la ciudad de México se han tenido para la protección del derecho a la libertad de expresión, sin que ello impida señalar las preocupaciones y hacer las observaciones necesarias para avanzar hacia logros concretos encaminados al pleno ejercicio de la libertad de expresión y el consiguiente fortalecimiento de la democracia.

 

Las agresiones contra las y los periodistas cada vez son más graves y frecuentes en el interior de la República, por lo que en el Distrito Federal los agentes del Estado están obligados a la implementación de medidas preventivas a la brevedad, a fin de evitar que en esta demarcación se registren actos de tal magnitud.

 

Para ello, es fundamental trabajar en la disminución de las agresiones que ocurren en la ciudad de México, diseñar programas de protección específicos, protocolos de investigación y atención a víctimas de violaciones a la libertad de expresión, y superar los problemas estructurales del sistema de justicia mexicano, a fin de contrarrestar la impunidad que ha caracterizado estas agresiones y que, en gran medida, son factor determinante para que los violadores del derecho a la libertad de expresión agredan cada vez más y en forma más grave a las y los periodistas y profesionales de la comunicación.

 

La forma en que los grupos de la delincuencia organizada avanzan y se mueven por el territorio nacional permite prever que el riesgo de comenzar a registrar ese tipo de agresiones graves en la capital mexicana se incremente. Por eso, es fundamental que las autoridades locales y federales establezcan rutas de cooperación a fin de generar programas conjuntos de protección, capacitación y prevención ante la gravedad de los hechos registrados en otros estados.