martes , 7 febrero 2023

Boletin 222/2010 La mejor inversión que puede hacer una nación es la educación de las mujeres: Patricia Galeana Herrera

La mejor inversión que puede hacer una nación es la educación de las mujeres: Patricia Galeana Herrera
Boletín 222/2010

8 de agosto de 2010


Al inaugurar el XXX Congreso Trienal de la International Federation of University Women (IFUW), Patricia Galeana Herrera aseveró que los feminicidios, el alto índice de violencia intrafamiliar y la criminalización de las mujeres en más de la mitad del país, al ser encarceladas y condenadas a 27 años de prisión por decidir sobre su cuerpo, son una muestra de lo mucho que falta por avanzar en los derechos humanos.

 

La Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y Presidenta Fundadora de la Federación Mexicana de Universitarias (FEMU), consideró que el acceso de las mujeres a la educación es determinante para la defensa de sus derechos y para el progreso del país.

 

«La educación permite su empoderamiento, entendido como el dominio de su propia persona, para decidir sobre su propio cuerpo, para decidir su destino, para ser protagonistas de la historia, sujetos y no objetos de la misma», señaló.

 

Ante la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Kyung-wha Kan; la Presidenta de la IFUW, Louise Croot; la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero, y mujeres universitarias de 79 países, Patricia Galeana afirmó que los países que invierten en la educación de las mujeres tienen un desarrollo mayor a los que no lo hacen.

 

«Por ello hemos reiterado que la mejor inversión que puede hacer una nación es la educación de las mujeres, ya que un individuo o un pueblo llegan tan lejos como su educación se lo permite», apuntó.

 

La Consejera de la CDHDF comentó que la actual revolución informática es una herramienta fundamental para acceder a la educación; aunque, precisó, ésta ha aumentado las diferencias entre los países desarrollados y subdesarrollados.

 

Además, añadió, en los países menos desarrollados la violación a los derechos humanos siempre se da en mayor medida contra la población femenina.

 

En su oportunidad, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Kyung-wha Kan, detalló que de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el número de infantes fuera del sistema escolar alcanza los 100 millones a nivel mundial, y de esta cifra 70% son niñas.

 

Calificó como tragedia inaceptable que en la actual crisis económica mundial las niñas sean las primeras en ser sacadas de las escuelas para apoyar a la economía familiar.

 

«Cuando se les permite llegar a la educación secundaria la economía mejora en los países. Se ha encontrado que cuando una niña educada recibe un ingreso reinvierte el 90% de éste en su familia; en comparación a lo que hacen los niños, que únicamente dedican el 35%», destacó.

 

Lamentó que la causa principal de muerte de esta población entre los 15 y 19 años está relacionada con complicaciones en el embarazo y en el parto, presentándose cerca de 500 mil fallecimientos al año, cuando estas muertes en su mayoría son prevenibles.

 

En cuanto a México, señaló que 14.5% de las niñas del país están fuera del sistema de educación primaria; las mujeres trabajadoras ganan 54% menos que los hombres; se presentan 60 casos de mortalidad materna por cada 100 mil nacimientos; hay 134 casos de feminicios registrados en este año; y 7 de cada 10 mujeres de 15 años o más reportan haber experimentado alguna forma de violencia.

 

A su vez, la Ministra de la SCJN, Olga Sánchez Cordero, aseguró que ninguna de las instancias del Poder Judicial -la Suprema Corte, el Consejo de la Judicatura Federal y el Tribunal Electoral Federal- observa la paridad entre hombres y mujeres en los puestos de primer nivel, pues la proporción del sector femenino se encuentra por debajo del 30%.

 

Consideró que la división del trabajo en función del género es injusta, pues las mujeres realizan la mayor parte de las tareas y los hombres reciben el grueso de las retribuciones.

 

Denunció que no pueden ejercer sus derechos plenamente como los hombres debido a la discriminación de género implícita en las costumbres sociales, en las prácticas administrativas del sector público e incluso en la legislación. «En la ignorancia, ni lo humano ni lo femenino van a florecer», concluyó.

 

En la inauguración del XXX Congreso Trienal de la International Federation of University Women , en la cual la Federación Mexicana de Universitarias (FEMU) fungió como anfitriona, participaron también el Abogado General de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Raúl González Pérez; y la Presidenta Ejecutiva de la citada Federación, Mirilla Feingold.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *