domingo , 5 febrero 2023

Boletín 210/2010 Inicia Audiencia Pública “Por el Reconocimiento de los Derechos de las y los Jóvenes”

Inicia Audiencia Pública “Por el Reconocimiento de los Derechos de las y los Jóvenes”

Boletín 210/2010

30 de julio de 2010

 

En la inauguración de la Audiencia Pública “Por el Reconocimiento de los Derechos de las y los Jóvenes”, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, subrayó que “tenemos que dejar de encerrar a nuestros jóvenes, tenemos que dejar de condenarlos a la enfermedad, a la muerte, al desempleo y a la exclusión”.

 

El Ombudsman capitalino expuso que la mayor parte de las quejas de jóvenes que tiene la CDHDF son de jóvenes que están en reclusión; “estamos llenando las cárceles de jóvenes, y así como no podemos comprarnos el discurso de que los jóvenes que no estudian ni trabajan es porque simplemente no quiere hacerlo, tampoco podemos comprarnos el discurso de que los jóvenes delincuentes lo son porque quieren simplemente delinquir”, dijo.

 

González Placencia señaló que hay una corresponsabilidad “de la que tenemos que hacernos cargo los adultos, particularmente quienes trabajamos en el Estado, para garantizar que eso no ocurra”.

 

Planteó la necesidad de superar la idea de que desde el Estado, desde la autoridad y los adultos, se puede definir qué son las y los jóvenes, qué necesitan y cuál es la solución para ellas y ellos, así como la idea de que se tendría que aspirar a un modelo uniforme de juventud, que sea estudiosa y responsable.

 

Indicó que un planteamiento de esta Audiencia es que no hay una sola juventud, sino muchas juventudes y “un Estado de derechos tiene que ser capaz de reconocer todas esas expresiones que configuran diversas caras de la juventud, porque tendemos a homogeneizar y a pensar que si hablamos de juventud, en ese saco podemos meter una serie de problemáticas distintas y que las soluciones tendrían que ser uniformes para todos”.

 

Destacó que la juventud es el presente del país y que hoy se pueden construir conjuntamente caminos, particularmente en un contexto de riesgo y frente a la ausencia de garantías de derechos que son tan importantes para lograr la inclusión social.

 

“Mientras no seamos capaces de garantizar el acceso pleno de los derechos, estaremos enviando a nuestros jóvenes a la exclusión, a la delincuencia organizada, al desempleo a la enfermedad y la muerte cuando, por ejemplo, nos negamos a reconocer que los jóvenes tienen derecho a ejercer su sexualidad”.

 

Por su parte, el Director del Centro de Derechos Humanos «Fray Francisco de Vitoria O.P.» A.C., Miguel Concha Malo, consideró a las juventudes como población vulnerable y vulnerada, pues sus derechos se ven cada vez más incumplidos, menos promovidos y protegidos.

 

Señaló que de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), más del 50% de las y los jóvenes viven en México en situación de marginación, exclusión y pobreza.

 

Agregó que según la Encuesta Nacional de la Juventud 2005, los derechos que más se les violentan son la educación, el empleo, la salud y el no ser objeto de discriminación. Apuntó que en el actual contexto de crisis económica, las juventudes sufren carencias de oportunidades y retrocesos legislativos, administrativos y presupuestarios.

 

“Sus oportunidades de trabajo y de educación son cada vez menores y de peor calidad, a pesar de que la mayoría de la población en posibilidad de trabajar pertenece a este grupo, pues según cifras oficiales el 65.2% de las y los jóvenes se encuentran desempleados”, dijo.

 

Estimó que 10 millones de jóvenes en edad de asistir al bachillerato y a la universidad no lo hacen por carecer de recursos económicos. Advirtió que en este contexto de pesadilla social que vive el país, las y los jóvenes se han convertido en presa del crimen organizado.

 

Por ello, exhortó al Estado a ratificar la Convención Iberoamericana de los Derechos de las y los Jóvenes, ya que no ha sido reconocida por el gobierno federal en turno, a fin de generar una Ley Nacional de Juventud que se armonice con dicha Convención.

 

En su participación, el integrante de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Diputado Maximiliano Reyes Zúñiga, convocó a las y a los jóvenes a participar en las decisiones políticas.

 

Estuvieron presentes también del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF-DF), Consuelo Sánchez Salas; el responsable del Programa Prepa Sí de la Secretaría de Educación, Humberto Morgan Colón; el Coordinador del Programa Peatonal de la Secretaría de Cultura del Gobierno capitalino, Samuel Mecinas; Abraham Rojas Martínez, miembro del Proyecto 15-35, y la Secretaria de Vinculación con la Sociedad Civil de la CDHDF, María José Morales.

 

La Audiencia Pública para Jóvenes se desarrolló durante este día en tres mesas: Democracia y Derechos Humanos, Acceso a la Justicia y Seguridad Humana, y es una jornada dedicada a las y los jóvenes del Distrito Federal, en el marco de la Conferencia Internacional de la Juventud que se llevará a cabo en agosto en México.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *