viernes , 3 febrero 2023

Boletín 209/2010 Discuten especialistas “Recaudación Fiscal y Presupuesto de la Ciudad. Lo que aportas lo que recibes”, en el Foro La Ciudad a Debate

Discuten especialistas “Recaudación Fiscal y Presupuesto de la Ciudad. Lo que aportas lo que recibes”, en el Foro La Ciudad a Debate
Boletín 209/2010

29 de julio de 2010

 

En la conformación de un presupuesto equitativo, que no justo, para el Distrito Federal, deben contemplarse las desigualdades y los requerimientos de las diversas zonas de la ciudad, y de la propia ciudad en armonía con el resto del país, advirtió la Contralora Interna de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Rosa María Cruz Lesbros.

 

Al inaugurar el Foro La Ciudad a debate, con el tema “Recaudación Fiscal y Presupuesto de la Ciudad. Lo que aportas lo que recibes”, destacó que la cuestión presupuestaria es fundamental para toda la administración pública y la convivencia pacífica de las y los ciudadanos.

 

Y es que, la ciudad de México, dijo, es un espacio privilegiado que gozan y padecen tanto sus habitantes como quienes la transitan, debido a la diversidad y cantidad de actividades que en ella se desarrollan.

 

El privilegio y el costo de ser la capital del país, trae para el Distrito Federal una serie de problemas, como que la conformación del presupuesto corra principalmente a cargo de los contribuyentes en la ciudad, señaló Cruz Lesbros.

 

No obstante, lamentó, el presupuesto capitalino no depende de las y los capitalinos, sino que éste depende de que el Congreso Federal apruebe su presupuesto y entonces esperar a que establezca el techo de endeudamiento para el Distrito Federal.

 

Para el Coordinador del Centro del Estudios Globales y de Alternativas para el Desarrollo de México y Profesor Emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rolando Cordera Campos, las finanzas públicas son el corazón de la política democrática, donde la creación de un parlamento se justifica con cuidar el presupuesto de las manos del soberano.

 

Debe recuperarse, dijo, el carácter político de las finanzas públicas, específicamente en lo que se refiere al tema del presupuesto: “Si no recuperamos la dignidad clásica del presupuesto, como punto de confluencia de los intereses más variados, será más difícil abordar temas tan acuciantes y abrumadores como el de la ciudad de México y su soberanía de endeudamiento”.

 

De lo contrario, advirtió, acabaremos haciendo lo mismo que han hecho los gobiernos en los últimos 25 años: “Pura miscelánea. Miscelánea impositiva, miscelánea presupuestaria. Agregados, pedacitos que se maquillan y se presenta luego como grandes proyectos”.

 

En su participación, el Diputado federal Vidal Llerenas Morales, Secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Público de la Cámara de Diputados, aseguró que a la ciudad de México se le niegan año con año entre 500 y 600 millones de pesos en el presupuesto.

 

“Esto quiere decir que la ciudad ha perdido más de 7 mil millones de pesos que pudieron haber sido invertidos en infraestructura social en las demarcaciones, y que no se le da por una razón absurda: la ley habla de municipios y la ciudad tiene delegaciones”, detalló.

 

El legislador apuntó que el Distrito Federal es la única entidad del país cuyos ingresos locales son mayores que sus ingresos de origen federal.

 

Señaló que ya no es buena idea quitarle a la capital las participaciones federales que recibe porque se le puede afectar la capacidad de generar infraestructura.

 

“La idea de dejar de invertir en la ciudad y hacerlo en otros lados le ha quitado al país la posibilidad de que la entidad, que es un motor económico importante, deje de tener esa capacidad, y hasta qué punto el bajo crecimiento económico del país tiene que ver con un castigo financiero a la ciudad de México”, subrayó.

 

Por su parte, el Director de la Escuela de Graduados en Administración Pública (EGAP) del Instituto Tecnológico y de Estudios Superior de Monterrey (ITESM), plantel ciudad de México, Carlos Urzúa Morales, criticó el uso político que se le da a la deuda pública de la capital.

 

“Hay un uso político de la deuda pública de la ciudad que es lesivo a sus intereses, porque no tiene porque pagar que haya partidos políticos diferentes y que haya rencores, es un asunto de la ciudad y la misma debe de tener por necesidad el control de su propia deuda”, comentó el ex Secretario de Finanzas del Distrito Federal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *