viernes , 27 enero 2023

Boletín 192/2010 Suscribe CDHDF, actores sociales y autoridades capitalinas la Carta por el Derecho a la Ciudad

Suscribe CDHDF, actores sociales y autoridades capitalinas la Carta por el Derecho a la Ciudad 
Boletín 192/2010

13 de julio de 2010

 

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, llamó a planear la ciudad que queremos y a enfrentar los retos que suponen problemas antagónicos y aparentemente insalvables, como la seguridad y la integridad personal y jurídica, la urbanización y la conservación del ambiente; y la modernización y la preservación de los pueblos y costumbres originarios.

 

Al participar de la firma de la Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad, advirtió que «Hoy más que nunca la utopía de una Ciudad de Derechos es la ventana y la salida que necesitamos ante la realidad distópica (donde la realidad transcurre en términos opuestos a los de una sociedad ideal)».

 

Desde hace tiempo, lamentó, los habitantes de la ciudad viven en un espacio lleno de contradicciones y problemas complejos. No obstante, subrayó, con la Carta se presenta la oportunidad para pensar y construir una ciudad de derechos humanos.

 

«Una ciudad donde sea posible y realizable el acceso pleno al derecho a la salud, al trabajo a la educación, a vivienda digna, a transporte seguro y de acceso a servicios públicos como el agua y la electricidad», señaló.

 

En resumen, agregó: «El Derecho al Estado de Derechos, donde éste se compromete con sus obligaciones cada vez que reconoce un derecho», y donde se compromete también la sociedad civil, la academia y los diversos sectores que viven en la ciudad.

 

«La firma implica, efectivamente, iniciar la transformación del entorno urbano de una ciudad con dimensión humana y pasar de sobrevivir en la ciudad a vivirla plenamente», concluyó.

 

En tanto, el Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubon, calificó la Carta como el documento más ambicioso y con las metas más altas de lo que debe ser la ciudad y lo reconoció como el esfuerzo más relevante de innovación de las últimas décadas a nivel mundial: «Más allá de los derechos de las personas, los derechos del conjunto que vivimos en la ciudad».

 

A partir de la firma, se comprometió a ajustar y cambiar toda la acción pública del Distrito Federal, a rediseñar las instituciones: cómo se toman decisiones, cómo se garantiza la participación ciudadana y cómo se crean condiciones de equidad.

 

Por su parte, la Consejera de la CDHDF, Clara Jusidman, subrayó el trabajo de los más de 3 mil representantes sociales y ciudadanos, junto con las autoridades de los tres poderes en la ciudad de México en la elaboración y compromiso para cumplir de manera corresponsable con cada uno de sus capítulos.

 

Al advertir que espera que los compromisos contraídos con la firma de la Carta «poco se convierta en simulaciones y en un nuevo motivo de defraudación de las expectativas ciudadanas», dijo que el Estado es el responsable último del pleno respeto y ejercicio de los derechos humanos de todas las personas, como lo establece la legislación internacional.

 

La Presidenta de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Diputada Alejandra Barrales Magdaleno, se comprometió a dotar de sustento jurídico la suma de voluntades que dan contenido a la Carta, convertirlas en reglas y leyes para la convivencia, además de convertirlas en políticas públicas.

 

«Hagamos del respeto a los derechos humanos un esfuerzo permanente y una actitud para siempre», exhortó.

 

El Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, dijo que «Sólo con mujeres y hombres dignos, en tanto han sabido decidir sus vidas, es posible generar una convivencia en paz y ordenada, a pesar de adversidades que les imponen otras visiones de la sociedad que insisten en crear violencia y división, reyertas inútiles y bárbaras, de las que siempre se podrá prescindir».

 

En la ciudad de México, advirtió, existen vías legales y políticas para entendernos, distinguiendo entre la fuerza y el consenso para tomar las mejores decisiones. «El consenso está abierto para todos y en cualquier tiempo», en aras del bien social más valioso: la gobernabilidad, afirmó.

 

Jaime Rello, del Comité Promotor de la Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad , destacó que ésta es una iniciativa de diversas organizaciones sociales, con el fin de que la ciudad y sus habitantes reciban en la misma medida en la que dan, como lo muestra su participación en las luchas y movimientos sociales que han hecho la historia del país.

 

Destacó que a 685 años de su fundación, se debe reconocer a quienes construyeron sobre un lago, con trabajo, valor, visión y terquedad, lo que hoy es una de las urbes más grandes del mundo, características que le han dado el perfil a su actual ciudadanía: distinta, crítica, participativa, conciente de sus problemas, profundamente solidaria y con la esencia de la rebeldía a flor de piel.

 

La firma de la Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad fue convocada por la CDHDF, el Gobierno capitalino, las Organizaciones del Movimiento Urbano Popular de la Convención Nacional Democrática (MUP-CND), la Oficina de Coordinación Regional para América Latina de la Coalición Internacional para el Hábitat (HIC-AL) y el Espacio de Coordinación de Organizaciones Civiles sobre DESC (Espacio DESC)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *