martes , 7 febrero 2023

72/2010 Foro “Reforma Penal para el Distrito Federal en Materia de Derechos Humanos”, organizado por la ALDF.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en el Foro “Reforma Penal para el Distrito Federal en Materia de Derechos Humanos”, organizado por la ALDF.
Transcripción 72/2010
10 de junio de 2010

Pregunta (P): .el sistema penal, .?

Doctor Luis González Placencia (LGP): La propuesta que nosotros hacemos implica un cambio radical, un cambio de fondo que tiene como finalidad por una parte asegurar las garantías, tanto de las víctimas como de los imputados, lo cual significa un sistema centrado en el Debido Proceso. La segunda cuestión es recuperar la visión restaurativa del Sistema Penal, un poco abandonar la lógica punitiva, estrictamente punitiva, para crear mecanismos que permitan, por ejemplo, penas alternativas, que permitan salidas alternativas al proceso, que generen reintegración social, en fin.

P: ¿Cómo llevar a la práctica todo esto cuando vemos que precisamente sigue la corrupción en los penales, etcétera?

LGP: Lo primero que hay que hacer es generar una reforma legal, esa reforma es muy importante, porque implica el marco jurídico necesario para poder hacer los cambios que enseguida habría que hacer en términos de la política pública en materia de seguridad, una revisión de fondo de los perfiles de quienes hoy son los operadores jurídicos dentro del sistema, un proceso muy importante de capacitación, cambio de actitudes del Ministerio Público, de los jueces, de los operadores penitenciarios, y por lo pronto yo diría, esas cosas que están a la mano, que se pueden empezar a hacer ya y que son objetivo de discusión en este Foro son las que nos llevarían a agendar un cambio de fondo en el Sistema.

P: ¿Pero definitivamente se ve muy complicado, no?

LGP: Se ve complicado, pero hay que empezar en algún momento, lo que no podemos hacer es generar parches al sistema o tomar medias que a la postre se conviertan en, o den lugar a problemas más graves, como ya lo señalaba el Subsecretario.

P: Quisiera preguntarle, la Asamblea Legislativa ha puesto como prioridad la cuestión de los juicios orales, se ha discutido, se ha hablado, pero parecería que ahora sí los diputados quieren entrarle a ese asunto, ¿cuál es su opinión al respecto?

LGP: Estamos totalmente de acuerdo y nosotros hemos trabajado con la Asamblea para empujar esta idea, principalmente porque lo que se llaman juicios orales, lo que implica es un modelo de introducción del Debido Proceso dentro de los procesos penales y dentro de los juicios, que no tiene más que ver que con el derecho que todas las personas tienen a que se les respeten sus garantías, ya sea como víctimas o como presuntos responsables.

P: En esta lógica, están impulsando una reforma al Sistema Penal Judicial en esta ciudad, obviamente por las Reformas constitucionales, ¿qué matiz, qué sesgo se debe de seguir en esta tarea para evitar que haya un sistema que sea inclinado hacia actos represivos?

LGP: Yo creo que la ciudad de México tiene la oportunidad de construir un Sistema modelo, en el marco de la Reforma Penal, pero yendo más allá de a donde se han quedado las reformas que se han instaurado tanto a nivel federal como en algunos de los estados. Me parece que hay una oportunidad fundamental ahora para que el modelo adversarial se cree con todas las garantías necesarias, tanto para las víctimas como para los imputados, un sistema de ejecución de penas que también sea ejemplar. Yo creo que la ciudad de México tiene que distinguir su política criminal como una política criminal de avanzada, como una política criminal de vanguardia, que se destaque claramente de las posiciones conservadoras que se ven en otros lugares del país.

P: Por último, que nos de un comentario sobre el asunto del mexicano que fue asesinado prácticamente en lo que es la frontera.

LGP: Como he comentado, a mi me parece que es un tema que sí debe implicar una reacción fuerte, estructurada, de parte del Gobierno federal, que debe plantearse incluso la necesidad de que la investigación se haga acá. Hoy hemos escuchado noticias en el sentido de que el FBI lo que está investigando es la agresión de los jóvenes. Desde cualquier punto de vista es clarísimo que había una intención de matar, que hay un uso desproporcionado de la fuerza, que no se puede responder a una agresión con piedras con armas de fuego y, sobre todo, cuando las personas son agredidas desde el lado estadounidense hacia el lado mexicano, cuando ya están del lado mexicano. Es importante aquí que se considere la posibilidad de solicitar la extradición del agente que cometió el delito, que se vean los recursos diplomáticos necesarios, para que en caso de que el juicio se lleve acá o allá, se lleve con pleno respeto a las garantías de, en este caso desafortunadamente de la víctima, y además con el enfoque necesario para que la investigación tenga como objetivo establecer la responsabilidad del agente, no de quien resultó víctima.

P: Preguntarle de otro caso que también está causando indignación entre la sociedad de los capitalinos, es el caso de este joven tepiteño que narra cómo asfixió a sus hijos, cómo los enterró, y hay sectores de la sociedad que están pidiendo incluso que merecería pena de muerte, ¿este tipo de situaciones hasta dónde podrían llevar a la sociedad?

LGP: Desafortunadamente se trata de casos de alto impacto, que por supuesto que interpelan a todas las ciudadanas, los ciudadanos, porque muchos de nosotros somos padres, o porque hemos sido hijos, o porque lo que busquemos es una sociedad que sea, digamos, más tolerante y en la que resulta injustificable cualquiera que sea la razón que la persona esgrima, resulta injustificable quitarle la vida de esta manera a dos niños, con más razón cuando son sus hijos. Sin embargo, creo que hay que tener prudencia, me parece que es importante esperar el resultado de las investigaciones finales de la Procuraduría General de Justicia, y sí, que reciba el castigo que deba de recibir, que sea el más severo que corresponde al delito, pero desde luego, sin caer, ni tampoco hacer caer a la sociedad en la tentación de tomar medidas como la pena de muerte, que en nada ayudan a recuperar la confianza que necesitamos hoy en día en la sociedad frente al tema del delito.

P: Sin embargo hay sectores que consideran que la cárcel no es suficiente.

LGP: Sin duda, pero hoy por hoy esa es la reacción más fuerte que tenemos en este país, y me parece que mientras no se revise la finalidad de la cárcel, e incluso otros factores que pueden ser condicionantes de la situación que genera violencia en las calles, esa es la que tenemos que utilizar y creo que no ayuda en nada plantear un debate o revivir el debate sobre la pena de muerte.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *