jueves , 26 enero 2023

Boletin 146/2010 Siembra CDHDF compromisos con el medio ambiente

Siembra CDHDF compromisos con el medio ambiente
Boletin de prensa 146/2010

4 de junio de 2010

 

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se unió a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, sembrando su compromiso con el medio ambiente y las especies en extinción.

 

Un cedro limón fue colocado en uno de los jardines del edificio de la CDHDF, en un acto denominando «Siembra compromisos con el medio ambiente», que se prevé sea el primero en la explanada, como muestra del pacto institucional con el medio ambiente.

 

En representación de todas y todos quienes laboran en la CDHDF, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, realizó la siembra del cedro limón.

 

Con motivo de la Celebración del Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), indicó que, como cada año, ésta es una ocasión para reflexionar sobre lo que hacemos con el planeta, «Para bien y para mal».

 

Lo es también, agregó, «Para comprometernos a que lo que hacemos mal lo hagamos bien, para hacer conciencia sobre el espacio que tenemos para vivir y que vamos a dejarle a las generaciones futuras; sobre la responsabilidad que eso implica desde ahora para lograr esos fines», insistió.

 

Dijo que desde el 2002, la CDHDF asumió su compromiso a través del Programa de Derechos Humanos y Medio Ambiente (PRODEHUMA), que promueve acciones para sensibilizar a las y los servidores públicos de la CDHDF sobre el uso racional de los recursos y en favor del medio ambiente.

 

Una muestra más, señaló González Placencia, es la nueva sede de la Comisión, que fue construida bajo criterios de racionalidad, que permite el ahorro sustantivo del agua y de energía eléctrica.Señaló también que a partir de octubre de 2009, la Tercera Visitaduría opera con un enfoque de seguridad humana, considerando los daños hacia el medio ambiente en relación con el ejercicio de derechos fundamentales como el de la vivienda, el agua y otros servicios urbanos.

 

Este acto simbólico, subrayó González Placencia, implica hacer saber que no basta con sembrar un árbol, es necesario hacer conciencia sobre el valor sistémico del medio ambiente, sobre los efectos y los daños irreversibles de derribar un árbol, aunque lo reemplacemos por otro nuevo.

 

«Las acciones son una llamada de atención sobre el sentido general de la reparación de los daños, de que no son un simple acto de recuperación de aquello que se daña, sino sobre su efecto trascendental, holístico y sistémico.

 

2010, AÑO INTERNACIONAL DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA

 

Declarado así por las Naciones Unidas, este Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora también con el lema «Muchas Especies. Un planeta. Un Futuro» , con el que la Comunidad Internacional llama de manera urgente a conservar la diversidad de vida en el planeta.

 

Ruanda, un país del este de África, que está adoptando una transición hacia una economía verde, es el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente 2010, desde donde difunde el mensaje de que, si «Millones de personas y millones de especies comparten el mismo planeta, sólo juntos pueden disfrutar un futuro más seguro y más próspero».

 

De acuerdo con Naciones Unidas, existen 17 mil 291 especies amenazadas o en vías de extinción, entre las que se cuentan plantas e insectos, aves y mamíferos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *