martes , 31 enero 2023

Boletín 129/2010 La libertad de expresión es un bien social: Manuel Fuentes Muñiz

La libertad de expresión es un bien social: Manuel Fuentes Muñiz
Boletín 129/2010

19 de mayo de 2010

El Consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Manuel Eduardo Fuentes Muñiz, urgió a mejorar las condiciones laborales de las y los periodistas, pues afirmó que la estabilidad en su empleo no existe, lo que deja en la indefensión a las y los informadores.

 

Al participar en la mesa de debate “Cultura de la Libertad de Expresión en México”, resaltó que este derecho es un bien social, y no un instrumento exclusivo de las grandes corporaciones de información, el cual no debe ser limitado discrecionalmente.

 

El también Presidente de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), criticó que las autoridades encargadas de vigilar el cumplimiento de las normas laborales no realicen su trabajo de inspección en los medios de comunicación, por lo que las consideró “autoridades de apariencia”.

 

Detalló que en la ciudad de México apenas hay 26 inspectores para vigilar 240 mil establecimientos, quienes si se dieran a la tarea de vigilar todos los centros de trabajo se tardarían 45 años en llevar a cabo su labor.

 

“No hay inspectores dedicados a vigilar las condiciones de los medios de comunicación”, subrayó.

 

Manuel Eduardo Fuentes Muñiz comentó que el salario mínimo de las y los reporteros gráficos y de prensa es de aproximadamente 172.14 pesos diarios, es decir, 5 mil 164.20 pesos al mes, por lo que a la actividad periodística se le conoce también como una labor de sacrificio.

 

“Las y los periodistas esperan a que se considere a la libertad de expresión también como el respeto a sus derechos laborales”, concluyó.

 

Por su parte, el Presidente de la Fundación para la Libertad de Expresión (Fundalex), Armando Prida Huerta, advirtió que este derecho es uno de los más amenazados, tanto por servidores públicos como por individuos en particular.

 

“La libertad de expresión está seriamente amenazada ante el alarmante número de periodistas muertos en los últimos años, lo que hace que México sea hoy uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo”, dijo.

 

Enfatizó que en los países en los que se respeta este derecho existe un menor índice de violencia, por lo que exhortó a ejercer la libre expresión con responsabilidad.

 

En tanto, el ex Senador de la República, Humberto Hernández Haddad, se pronunció porque “dada la amenaza creciente en contra de las y los periodistas, así como de los trabajadores de los medios de comunicación”, el Congreso de la Unión revise la Ley de Imprenta, a la que llamó pre Constitucional, al continuar vigente, luego de su promulgación en 1917.

 

Durante su exposición “Libertad de expresión como elemento indispensable del desarrollo nacional”, dijo que las libertades comienzan al ejercer primeramente la libertad de expresión. Agregó que la nueva Ley de Imprenta deberá tener un espíritu protector, garantista.

 

A su vez, el Director de Radio Libre y miembro del Consejo de redacción de la Revista Mexicana de Comunicación, Benjamín Fernández Bogado, dijo que “Si vemos tantos periodistas muertos en México y no somos capaces de alzar la voz de manera sonora, potente y clara, la cobardía no es solamente de aquellos que viven de cerca la tragedia, porque es nuestra propia tragedia, porque no hemos podido universalizar algo que es realmente doloroso, para todos los pueblos latinoamericanos”.

 

En su exposición “Libertad de expresión más allá de la retórica”, señaló que la libertad de expresión debe ser un patrimonio colectivo, no sólo de algunas fundaciones y académicos, sino que es un elemento vital de la democracia, único capaz de construir confianza, y que por eso hay que discutirla y ejercerla siempre.

 

El Presidente de la Asociación Iberoamericana de Derecho a la Información y la Comunicación y Fundador e integrante de la Mesa Ejecutiva de la Comisión de Defensa de las Libertades de Expresión e Información de Córdoba, Argentina, Miguel Rodríguez Villafañe, destacó el valor del lenguajes, pero también el del silencio, para ejercer las capacidades de pensar, de reflexionar y de ejercitar todos los sentidos, y no sólo los del oído y la vista.

 

En su disertación sobre “Cultura de Libertad de Expresión, un compromiso de todos”, lamentó la reducción del lenguaje y señaló que se debe apostar por la diversidad y el pluralismo en la expresión, como una de las responsabilidades de la libertad de expresión hacia quienes son más débiles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *