jueves , 26 enero 2023

Boletín 122/2010 El Estado no puede abdicar en su responsabilidad de garantizar los derechos de la juventud

El Estado no puede abdicar en su responsabilidad de garantizar los derechos de la juventud
Boletín 122/2010

14 de mayo de 2010

 

Ninguna política pública o protección que se dirija a las y los jóvenes estará completa si no los involucra en su diseño, implementación y evaluación, sostuvo la Secretaria de Vinculación con la Sociedad Civil de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), María José Morales García.

 

Durante la Preconferencia de la Juventud del Distrito Federal, jornada de trabajo preparatoria para la Conferencia Mundial de la Juventud 2010, que se realizará del 23 al 27 de agosto en México, en la cual participarán representantes de 192 países que integran el sistema de Naciones Unidas, Morales García enfatizó que el Estado no puede abdicar en su responsabilidad de garantizar los derechos a la salud, educación y trabajo de este sector.

 

“Garantizar el acceso de las y los jóvenes a los espacios fundamentales de la vida social: salud, educación y empleo, son tareas en las que el Estado no puede abdicar como principal responsable a tutelar el Derecho a la No Discriminación”, apuntó.

 

Explicó que el objetivo de la Conferencia Mundial es evaluar la forma en la que los gobiernos y los Organismos Públicos Autónomos (OPA) visualizan a la juventud y sobre todo sus necesidades, así como establecer un diálogo crítico con las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que trabajan este tema con el propósito de trazar rutas de acción, tiempos y responsabilidades que permitan a las y los jóvenes de todo el mundo ver garantizados sus derechos.

 

María José Morales García afirmó que las y los jóvenes integran un colectivo plural en cuanto a identidades de género, etnia, salud, condiciones sociales y lingüísticas, entre otras, que definen sus particularidades.

 

En este contexto, dijo, la Preconferencia tiene la finalidad de construir un espacio de convergencia para que las y los jóvenes expresen sus inquietudes y exigencias respecto de los alcances y límites de la igualdad que señalan los ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales.

 

Subrayó que en la dinámica social se les coloca en situación de vulnerabilidad al ser consideramos con pocos años para ser totalmente autónomos, pero con la suficiente edad para asumir responsabilidades y cargas económicas que no se ven compensadas a su vez con protecciones y facilidades que les permitan elevar su calidad de vida.

 

Por tanto enfatizó: “Corresponde al Estado y a las autoridades replicar el impulso que la joven sociedad civil ha dado a la dinámicas social y así crear políticas públicas y protecciones legales que hagan justicia a los reclamos de este sector de la sociedad tan diverso como vital, tan vulnerado como propositivo, tan infravalorado como crítico que es la juventud”.

 

El Subsecretario de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Juan José García Ochoa, destacó que la ciudad de México cuenta con mayor política de atención a la juventud en el país, ya que a través de sus distintos programas la administración local atiende a cerca de 200 mil jóvenes.

 

Subrayó que se requiere consolidar una política pública integral con enfoque de derechos humanos para empoderar a las y los jóvenes. Por tal motivo, explicó, el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal contempla 158 líneas de acción que involucra a todas las instancias de gobierno.

 

Explicó que 27 de esas líneas de acción ya tienen un presupuesto asignado este año y otras 17 se trabajan actualmente en el ámbito legislativo para llevar a cabo las reformas necesarias en la materia.

 

La Directora General del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), Isabel Priscila Vera Hernández, hizo un llamado para aprovechar el bono demográfico que representan las y los jóvenes, el más grande en la historia, ya que 3 de cada 10 personas en México tiene entre 12 y 29 años.

 

Enfatizó que es la oportunidad de darle a la juventud una mejor calidad de vida porque a pesar de que hoy tiene un mayor acceso a la educación tienen menos oportunidades de empleo; más acceso a la información pero con menos espacios decisorios en la sociedad; a pesar de mayores expectativas de autonomía hay menos oportunidades para materializarlas.

 

“Estos son los retos que enfrentan las y los jóvenes a nivel internacional. Poner en la agenda internacional la necesidad de invertir más en las y los jóvenes a fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. No podemos pensar a nivel mundial sin los jóvenes, no debemos pensar a nivel México sin escucharlos”.

 

Es por ello, dijo, que el Estado mexicano justamente con esta coyuntura democráfica decide convocar a la Conferencia Mundial de la Juventud 2010, para discutir las prioridades de acción.

 

En tanto, el representante de Proyecto 15-35 Plataforma Nacional de Juventudes, Abraham Rojas, al destacar la urgencia de legislar sobre el sistema de justicia juvenil en México con mirada de derechos humanos, se pronunció por la creación de una Ley Nacional de Juventud.

 

El representante de la Red de Instituciones Especialistas en Juventud y Desarrollo, Francisco Castellanos, exigió ante el clima de violencia que se vive se deje de ver a las y los jóvenes como un peligro. Exhortó a los tres niveles de gobierno actuar con responsabilidad hacia este grupo poblacional.

 

En la Preconferencia de Juventud del Distrito Federal participaron también el Oficial Internacional de Educación del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Marcelo Mazzoli, quien presentó la Plataforma de Juventud de Naciones Unidas; el Director del Instituto de la Juventud del Distrito Federal, Javier Hidalgo Ponce; y el Presidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Rafael Mediana Pederzini.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *