martes , 7 febrero 2023

Boletín 115/2010 Preocupa a la CDHDF detención arbitraria de reporteros de la revista multimedia Reporte Índigo

Preocupa a la CDHDF detención arbitraria de reporteros de la revista multimedia Reporte Índigo
Boletín 115/2010

6 de mayo de 2010

 

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) manifiesta su preocupación por las posibles violaciones a los derechos humanos cometidas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP), al detener de manera arbitraria a un camarógrafo y un fotógrafo de la revista multimedia Reporte Índigo, cuando estos realizaban un trabajo de investigación periodística.

 

El Director del citado medio de comunicación, Ramón Alberto Garza, informó vía telefónica a la CDHDF que el pasado 5 de mayo, el camarógrafo Carlos Alberto Salazar, el fotógrafo Carlos Ferrer y el Chofer Marcos Flores, acudieron al fraccionamiento Jardines de la Montaña, al sur del Distrito Federal, para documentar la investigación que realiza la periodista Anabel Hernández sobre las propiedades que tiene el Secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, en la ciudad de México y en el estado de Morelos.

 

Relató que alrededor de las cuatro de la tarde, los trabajadores de Reporte Índigo hacían tomas de la fachada de la casa del funcionario público. En ese momento, añadió, fueron interceptados por un vehículo de donde bajaron elementos armados de la Policía Federal Preventiva para detenerles.

 

Dijo que los afectados mostraron sus acreditaciones como periodistas, explicaron el motivo de su presencia en el lugar y, a pesar de ello, fueron detenidos e incomunicados, pues no se les permitió hacer ninguna llamada y les fueron decomisados sus equipos de telefonía celular, al igual que sus cámaras.

 

Señaló que los comunicadores, sin haber cometido delito alguno, fueron trasladados a la Subdelegación Metropolitana de Camarones, de la Procuraduría General de la República (PGR) para que rindieran una declaración, donde reiteraron los motivos de su presencia en el lugar.

 

A pesar de ello, acotó, alrededor de las siete de la noche la SSP emitió un comunicado oficial donde los presentaba como delincuentes, acusándolos de tomar imágenes de la familia del funcionario, sin mencionar que realizaban un trabajo periodístico.

 

Indicó que, además del comunicado, la dependencia federal distribuyó imágenes en video y fotografías con los nombres de los detenidos sin aclarar su profesión, hecho que provocó que, en noticieros nocturnos de transmisión nacional, su imagen y reputación fuera dañada públicamente.

 

El Director de Reporte Índigo aclaró que si bien los periodistas no fueron agredidos ni tratados de forma incorrecta durante su estancia en las oficinas de la PGR, existen irregularidades evidentes en la forma de proceder, tanto al momento de la detención como durante la toma de la declaración, situación que abre las posibilidades de que se hayan violentado las garantías individuales de los reporteros afectados.

 

La CDHDF, a través de su Relatoría para la Libertad de Expresión y Atención a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, exhorta a las autoridades, no sólo a tomar medidas para prevenir futuras agresiones a las personas que con su trabajo mantienen informada a la sociedad en su conjunto, sino a abstenerse de ser ellas mismas quienes perpetren estas agresiones, pues es obligación del Estado mexicano garantizar el derecho a la libertad de expresión, al igual que debe hacerlo con cada uno de los derechos humanos de las personas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *