martes , 7 febrero 2023

52/2010 Seminario Latinoamericano por el Derecho a Decidir de las Mujeres.

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, en el Seminario Latinoamericano por el Derecho a Decidir de las Mujeres.
Transcripción 52/2010
27 de abril de 2010

Pregunta (P): La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emite una alerta a todos los connacionales para que tomen las medidas provisionales en su estancia en los Estados Unidos, pero el hecho es, doctor, que hay muchísimos mexicanos en aquel estado de los Estados Unidos, por alguna razón y circunstancia, que aquí no se encuentra empleo, la principal razón, ¿qué nos puede decir?

Luis González Placencia (LGP): Bueno, primero, que desafortunadamente esa ley está hecha de tal manera que no permite distinguir a las personas que están residiendo legalmente de las que no lo están haciendo, los criterios de selección tiene que ver con la raza, tiene que ver con la apariencia, y en ese sentido nos parece totalmente discriminatoria. Sí creemos que es importante que el gobierno mexicano ponga todos los esfuerzos para hacer, por la vía diplomática, lo necesario para que se revise esa ley; es importante que el Presidente Obama también tome cartas en el asunto, porque a todas luces estamos hablando de una ley discriminatoria.

P:Doctor, pero las causas fundamentales por las que los mexicanos están allá radican aquí en México, el hecho de migrar…

LGP: Desafortunadamente sí, tenemos una situación acá en el país que por muchos años ha provocado que las personas busquen otras oportunidades en otras partes del mundo. También hay que tener en cuenta que vivimos en un mundo globalizado y que hoy en día, además de la migración ilegal, hay una parte importante de migración legal, que tiene que ver con oportunidades que se abren en otras partes del mundo. Y una ley como ésta, el peligro que tiene es que no distingue entre unos y otros. De cualquier manera sería gravísimo que se atentara contra los derechos de los migrantes ilegales, pero en este caso en particular, al ser una ley que criminaliza prácticamente por la apariencia, pues nos parece que sus consecuencias pueden ser muy, muy graves.

P: La autoridad federal decía que con un ejército de abogados va a ser la única solución, pero ¿será solamente eso, doctor?

LGP: Bueno, yo creo que la vía jurídica es importante, hay que luchar con las armas legales que en los Estados Unidos existen, hacer valer la Constitución norteamericana, que debe ser válida para todas las personas que viven y transitan allá, pero también la vía diplomática me parece que es importante.

P: Pero, sin duda hay que resolver los problemas internos de México, en materia del empleo…

LGP: Sí, desde luego, estamos hablando de un tema que es a mediano y largo plazo, más estructural, pero hoy por hoy el tema es que ya este día hay en riesgo un número importante de personas en el estado de Arizona y algo hay que hacer con eso…

P: ¿La Comisión les podría hacer un llamado a las autoridades estadounidenses?

LGP: Sí, bueno, ya lo hemos hecho, desde ayer nos hemos pronunciado, pero lo volvemos a hacer ahora, en el sentido de tener en consideración que esa ley es altamente discriminatoria, que pone en riesgo los derechos y la integridad de nuestros connacionales y, en ese sentido, exigimos que se revise y que se pongan a salvo los derechos.

P: ¿Sería factible o se uniría usted a ese llamado del boicot que en varios sectores de la sociedad ya se está pidiendo en contra de algunos productos provenientes del estado de Arizona, como manifestación en contra de esta ley?

LGP: Esa es otra vía posible; a mí me parece que por parte de la sociedad civil eso es lo que se puede hacer y sí, desde luego, creo que todo lo que se pueda hacer es válido, en este caso.

P: ¿Usted envió una carta a la Gobernadora de Arizona o cómo fue la comunicación?

LGP: No, no, no, hicimos un pronunciamiento el día de ayer, general, ante los medios.

P: ¿Y no se contemplaría?

LGP: Sí, podemos hacerlo, desde luego, lo hemos estado pensando; la idea es que tenga fuerza suficiente, probablemente lo hagamos a través de la Federación de Ombudsman, estoy enterado que la Comisión Nacional, que es la que tiene la representación nacional ha hecho ya algo similar, pero las Comisiones locales podemos también, en el ámbito de la Federación, hacer algún pronunciamiento.

P: Doctor, y ¿ha convocado a algunas organizaciones civiles de la capital para que se sumen a este esfuerzo?

LGP: No, todavía no hemos hablado con organizaciones civiles; sin embargo, es un tema que podemos explorar.

P: Doctor, hoy en la Asamblea se discuten algunas leyes penitenciarias, incluso la Comisión, en los tiempos del maestro Emilio Álvarez Icaza, presentó la iniciativa de ley penitenciaria, ¿qué tan urgente es hacer esto, doctor?

LGP: Yo creo que es absolutamente urgente, nosotros nos hemos pronunciado todo el tiempo porque se revise el marco jurídico actual de las prisiones, creemos que es parte de los temas estructurales que producen los problemas que todos hemos conocido y sí, tengo que decir que las dos iniciativas que se presentan hoy son las que la Comisión ha empujado, que fueron presentadas en el año 2008 en el Informe Anual.

P:Esto, ¿es impostergable, doctor?

LGP: Sí, es impostergable, yo creo que es muy importante que ya se tomen cartas en el asunto, que se modifique el régimen penitenciario, tanto en lo que concierne precisamente a la ejecución de sanciones, como el Código Penal, que es la iniciativa que va presentar también el PRD.

P: Doctor, para que haya una convivencia sana en los reclusorios, ¿en qué porcentaje se tendrían que despresurizar los centros de reclusión?

LGP: Pues, ahora hay que eliminar a la mitad de las personas que están dentro de las prisiones, es decir, hay que excarcelar a la mitad de las personas que están dentro para que las que se quedan tengan condiciones, porque los reclusorios están hechos actualmente para la mitad.

P: Y, ¿qué garantizaría, doctor, el hecho de que despresurice a la mitad?

LGP: Bueno, yo creo que implicaría mayor orden, sería garantía de gobernabilidad, sería garantía de respeto a los derechos de las personas que están ahí dentro, y eso no significa dejar en la impunidad a las demás personas, lo que hay que articular, y eso es parte de lo que la iniciativa plantea, son mecanismos alternativos a la prisión.

P: Pero, sin duda, habría que darles un seguimiento a las personas que quedaran fuera de la cárcel…

LGP: Sí, naturalmente, eso implica una estructura importante. Yo creo que una vez aprobada la ley, el siguiente paso es ver cómo se fondea, es decir, ver cómo se consigue el presupuesto necesario para ponerla en marcha.

P: Doctor, hay una discusión también en la Asamblea en torno a la maternidad subrogada, que parece ser que no va a volver a pasar o la discusión se va a tornar más amplia, ¿cuál es la posición de la Comisión al respecto?

LGP: Nosotros hemos acompañado la iniciativa, pensamos que es una alternativa para aquellas personas que por alguna razón no pueden tener hijos y, si los controles son adecuados, y las personas manifiestan su voluntad de hacerlo libremente, no vemos que haya mayor complicación.

P: ¿Considera que la legislación que se está proponiendo está completa?, porque hay grupos que indican que todavía hay ciertos huecos legales que todavía no se han contemplado?

LGP: Bueno, nosotros no hemos tenido la oportunidad de revisar con detalle la iniciativa, lo haremos; en todo caso, pensamos que es importante que se presente y ya en el debate parlamentario ir cubriendo los posibles huecos que ésta pudiera tener.

P: Doctor, ¿cuál es la posición de la Comisión, en torno a la ampliación de los horarios en los centros nocturnos?

LGP: Pues, como yo he dicho en múltiples ocasiones, para nosotros no es un tema de horarios, es un tema más bien de garantizar que haya seguridad al interior de los establecimientos mercantiles, que haya seguridad también en el entorno urbano nocturno y que haya corresponsabilidad. Para nosotros es fundamental que los dueños de los establecimientos mercantiles, el Gobierno de la ciudad y los ciudadanos, se corresponsabilicen del tema de la seguridad; se trata de ceder, en algunos casos, por ejemplo a las revisiones que eventualmente se hagan en algunos de estos antros, se trata de establecer controles afuera de los mismos, para que se invite a las personas que tiene un consumo elevado de alcohol a no conducir, en fin. Nuestra posición es que, son una serie de medidas las que hay que implementar para garantizar la seguridad de las personas, que es el centro que, en nuestra opinión, debería estar en el debate.

P: Pero, la ciudad de México, ¿es propia para que haya una ampliación de horarios? Tomando en consideración el exceso en el consumo de alcohol, quizá el riesgo que enfrentan terceras personas en la calle, doctor, ¿estamos en esa perspectiva de poder soportar esa ampliación del horario?

LGP: Bueno, lo hemos tenido así, el horario ha sido un horario amplio en otros momentos, pero nos parece que la manera de atender los problemas que se derivan del consumo de alcohol no tiene necesariamente qué ver con reducir el horario, lo único que eso produce es que se consuma menos alcohol en menos tiempo y creemos que los datos que se han dado a conocer no necesariamente reflejan una correlación entre horarios y alcohol.

P: ¿No ve usted un riesgo?

LGP: Vemos un riesgo mientras no haya medidas, pero insisto mucho en que eso no está relacionado precisamente con los horarios.

P: También tienen derecho las personas a divertirse…

LGP: Naturalmente, claro que sí. Todas las personas tenemos derecho, no sólo a divertirnos, sino también a transitar por la ciudad a todas horas y hacerlo de manera segura.

P: Oiga, doctor, un punto importante que el domingo no quisieron abordar los diputados del PRD, sobre la visita familiar a los internos en los reclusorios, sobre los niños, para que no se mezclen con la población, ¿está contemplado buscar un lugar aparte para que no haya…?

LGP: Bueno, la iniciativa sí prevé como un derecho de la infancia, en este caso, como un derecho de los niños, que ellos tengan acceso a la visita, porque es importante que tengan contacto con sus padres. Ahora, entendemos que hay circunstancias estructurales que probablemente dificultan esta situación, y también entendemos que debe haber una reglamentación que genere condiciones de seguridad para los niños dentro de las instituciones penitenciarias. Desde luego que hay que buscar espacios para que la visita pueda ocurrir sin mayor riesgo, pero es importante que se tenga claro que se trata de un derecho de las niñas y niños, de estar con sus padres.

P: Pero, evitar la relación con la demás población, para evitar una contaminación…

LGP: Bueno, no, la delincuencia no se contagia, eso sí es importante decirlo…

P: ¿Pero sí influye?

LGP: Lo que puede haber es un riesgo de que haya alguna riña, algún motín, pero, en ese sentido, la experiencia que tenemos es que en los días de visita los internos son respetuosos de las familias, ese es un tema que para ellos es relevante y no tenemos casos en los que haya habido un niño o una dañados durante estas visitas a un centro penitenciario.

P: Sobre el aniversario que hoy viene a conmemorar, ¿cuál es su opinión?, ¿cómo vamos con la ley?

LGP: Creo que vamos bien, en la Comisión en principio recibimos algunas quejas, el primer año, después de que se legalizó la Interrupción del Embarazo, que tenían que ver con la negativa de atender a algunas jóvenes, en otros casos había quejas sobre negligencia médica. De todas esas quejas solamente se derivó una Recomendación y, con el paso del tiempo, se ha venido regularizando. Pensamos que ha sido importante este paso que se dio en la ciudad de México, primero porque permitió visibilizar la magnitud del problema, hoy tenemos cifras mucho más certeras que en el pasado, sabemos que se han disminuido las muertes por abortos clandestinos y, por otro lado, pues también nos da una idea de la dimensión del problema en términos culturales, es decir, todavía hay un pendiente ahí importante en términos de concientización y de educación para la sexualidad, que es importante cubrir también.

P: ¿Y las demás leyes que se están haciendo en el país, precisamente para atacar esta ley en otros estados?

LGP: Bueno, también en otros momentos hemos dicho que consideramos que eso es un retraso importante en materia de derechos de las mujeres y ahí, la invitación que hemos hecho reiteradamente es a que se revise la situación, a que se tenga claridad de que estamos hablando de una política pública, de que no se trata de un debate moral, de que en todo caso la despenalización no obliga a nadie a abortar, pero sí ofrece condiciones para que las mujeres decidan si quieren o no quieren hacerlo.

P: ¿Cuál es el nivel de importancia que tiene esta ley a tres años en cuanto a derechos humanos?

LGP: Desde la perspectiva de los derechos humanos consideramos que es un gran avance, es un avance muy importante en materia de derechos humanos especialmente de las mujeres. Primero porque nos ha permitido el que haya en esta ciudad la posibilidad de que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo, es una ley que no obliga a nadie, por el contrario, ofrece alternativas y que se ha acompañado también de un importante esfuerzo por generar lo que se conoce como consentimiento informado, es decir, que no solamente es la opción de abortar y ya, sino que se da orientación a las mujeres para que ellas puedan tomar la decisión con plena conciencia.

P: ¿Qué posibilidad hay en estos tres años para que estos derechos fueran más amplios para las mujeres?

LGP: El número de abortos que hoy conocemos es cerca de 40,000; da una idea de todo lo que hay que hacer en materia de educación sexual y reproductiva para que en el futuro próximo haya muchos menos casos. Sabemos claramente que hablamos de una situación de alto impacto para las mujeres y en ese mismo sentido se acompaña este derecho de todo lo que sea necesario para que se puedan prevenir los embarazos no deseados.

P: ¿Qué opinión le merece la Ley de Arizona?

LGP: Como hemos dicho, es una ley altamente discriminatoria, es un retroceso sin duda, un retroceso muy importante porque criminaliza a los inmigrantes solamente por su apariencia. Eso desdibuja totalmente la condición jurídica de la situación migratoria que tienen las personas en el estado de Arizona. Ya nos hemos pronunciado en distintos momentos para que haya una revisión por parte de la Gobernadora del estado, para que haya una intervención por supuesto del Jefe de Ejecutivo en Estados Unidos, también acá en México para que haya una respuesta contundente por parte del Estado mexicano.

P: Volviendo al tema de la interrupción del embarazo, se cumplen tres años pero nada más en la ciudad de México y en casi todo el país se empieza a… se promueven leyes que van en sentido contrario.

LGP: Desafortunadamente eso lo que va a producir es que la ciudad de México se convierta en una opción para todas las mujeres que en el interior del país tienen… toman la decisión de abortar. Nosotros creemos que es importante aquí que la ciudad de México no sea una isla en ese sentido, sino que se empuje desde la sociedad civil y por supuesto en los Congresos locales una revisión, que quede claro que no es un debate moral, que se trata de una política pública que salva vidas y que también permite generar información relevante para tomar acciones preventivas. Es importante por lo tanto que estas reformas sean reconsideradas y que se tome en cuenta que hay una decisión de la Corte que tampoco puede ser pasada por alto.

P: ¿Son 18 estados o cuántos son en total?

LGP: Tengo entendido que ya son más de 18 estados, no tengo el número preciso pero son más de 18 estados.

P: ¿Los que están sumándose o los que no?

LGP: Los que no se han sumado a esta iniciativa

P: … acusados por práctica de abortos. ¿Usted tiene alguna denuncia de esta situación?

LGP: No tenemos denuncia en ese sentido porque no es competencia de la Comisión.

P: ¿Su opinión sobre la ampliación de los horarios en los antros?

LGP: Igualmente hemos dicho en distintas ocasiones que la discusión no tiene que ver necesariamente con los horarios, sino con las condiciones de seguridad dentro de los antros y fuera de los mismos. La idea es salvaguardar la integridad de las personas. Realmente no es relevante si se cierra a las 03:00 o las 05:00, sino más bien, independientemente de la hora, que haya condiciones de seguridad para los usuarios de los establecimientos mercantiles y en general para las personas que transitan por la noche en la ciudad. Muchas gracias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *