martes , 31 enero 2023

45/2010 Presentación del Informe Anual 2009 ante la ciudadanía.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la presentación del Informe Anual 2009 ante la ciudadanía.
Transcripción 45/2010
19 de abril de 2010

Pregunta (P): …Más constantes acerca de esta política de militarización como la principal contra el crimen organizado. ¿Ha sido un acierto del Gobierno capitalino no entrar a esta política de militarización? Finalmente, el Distrito Federal no está entre los estados que están viviendo situaciones como las que se viven en la frontera norte.

Doctor Luis González Placencia (LGP): Así es, a mí me parece que la lucha contra la criminalidad no debe darse a través de las fuerzas armadas. Los resultados que hemos visto desafortunadamente implican pérdidas de vidas humanas en un gran número. No importa si estas vidas se pierden por acción directa del Ejército o por la lucha entre las propias bandas criminales. Es justamente la necesidad de salvaguardar esas vidas la que tiene que motivar una reflexión seria sobre los cambios y las reformas que a nivel estructural y legal es necesario hacer para combatir este tipo de actos delictivos. Creemos que no es ni el Ejército, ni necesariamente tampoco la policía y el sistema penal, la principal vía. Eso no quiere decir que no se utilicen. Deben utilizarse en una medida que sea racional, pero hay otros mecanismos de naturaleza social que es importante poner en marcha para que se equilibre la situación, y para que podamos tener a los Ejércitos guardados en donde deben de estar, en los cuarteles en tiempos de paz, y para que tengamos también policías que funcionen con una perspectiva de vinculación social, no necesariamente con una perspectiva represiva.

P: Oiga, doctor, sigue siendo aquí en el Distrito Federal una de las entidades con más alto índice de delincuencia común, ¿no?

LGP: Sí, eso tiene que ver también un poco con la manera en la que se define a los delitos en el Código Penal. Es verdad que la delincuencia ha subido, igualmente aquí estamos seguros de que una política social decidida, una política de acceso igualitario a los derechos humanos, puede ayudar a reducir el delito, junto con el sistema penal. Por lo tanto también acá en la ciudad es importante generar condiciones para que haya sinergias con el empresariado, con la academia, con las instituciones en general, para que podamos construir redes que nos permitan combatir el delito que ahora se presenta.

P: ¿Las violaciones a los derechos humanos de los jóvenes es una constante también en el Distrito Federal?

LGP: Desafortunadamente los jóvenes suelen ser uno de los sectores más vulnerados. Hay una relación que no ha sido la mejor, digamos, entre las policías y los jóvenes. Nosotros hemos insistido mucho en que es importante generar una política de juventud que sea incluyente, que los tome en cuenta, que los respete en su identidad, y que además promueva acceso igualitario para todas y todos los jóvenes al derecho a la educación, al derecho a la salud, de manera tal que puedan irse integrando positivamente a la sociedad.

P: Y finalmente de mi parte, doctor, cuando no se investiga adecuadamente un delito se está violando un derecho humano. El Presidente dice que de las más de 22 mil muertes hay una parte pequeña de muertes de civiles, él lo llama, ¿pero el no investigar, el no tener un debido proceso es una violación grave?

LGP: Sí, en principio sí tengo que decir que cualquier vida que se pierde es valiosa, no importa de quien sea esa vida. Entonces creo que es importante no minimizar la pérdida de vidas. Desde otra perspectiva, efectivamente cuando no se investiga adecuadamente un delito también se violan derechos humanos, o cuando un miembro de un cuerpo policial no hace bien su trabajo también viola sus derechos humanos.

P: Doctor, el tema de la tortura en el Distrito Federal, ¿es solamente llevando a proceso a los que cometieron estas faltas o se tiene que cortar desde raíz esta práctica?

LGP: Bueno, hay circunstancias estructurales que la facilitan, y es importante que esas circunstancias sean resueltas. No solamente basta pues con la persecución y con el castigo a las personas que torturan, sino que es relevante que no haya espacios para que la policía, que es quien principalmente lleva adelante estos actos, tenga contacto digamos sin que nadie más vigile con las personas que suelen ser torturadas. Yo creo que esta es una práctica que efectivamente va en declive, pero una persona torturada seguirá siendo motivo de nuestra atención y seguirá siendo también una de las razones por las cuales nosotros insistiremos en que se modifique la ley para que sea mucho más fácil perseguir este tipo de comportamiento, y en que se modifiquen también las condiciones estructurales en las Procuradurías para que ello no ocurra.

P: ¿No es responsabilidad del Gobierno del Distrito Federal reducir estos espacios o erradicar este tipo de hechos que aún permanecen?

LGP: Sí, como he dicho en el Informe, es absolutamente imprescindible que el Jefe de Gobierno mande un mensaje a los servidores públicos que cometen estos actos para que quede claro que en su gobierno no hay lugar para la tortura. Y en el mismo sentido, motivar que se generen los cambios legales estructurales que permitan que ello ocurra.

P: Doctor, en materia de las personas LGBTTTI, parece ser que a pesar de los avances pervive la discriminación en la ciudad de México.

LGP: Desafortunadamente los cambios legales no necesariamente motivan cambios culturales, y el avance que se ha dado en materia legislativa todavía tiene que ser acompañado de un avance decidido en términos de la cultura de derechos humanos, de una cultura de tolerancia, de una cultura de respeto, de una cultura que aprenda que las personas son diferentes entre sí y tienen por lo tanto distintas maneras de expresar su condición humana, y todos y todas estamos obligados a respetar esas diferencias.

P: Oiga, doctor, de los discursos, tanto del Jefe de Gobierno como del Presidente del Tribunal Superior de Justicia se desprende que pareciera ser que todo está perfecto, que todo va de maravilla y que los datos que da la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal pues los minimizan. ¿Está usted de acuerdo con esas posturas, que incluso le echan la culpa al Gobierno federal por falta de recursos y por falta de una constitución en la capital del país?

LGP: No, me parece que la posición que asumieron tanto el Jefe de Gobierno como el Presidente del Tribunal va en el sentido de respaldar la acción de la Comisión. Yo creo que hay claridad respecto de que las violaciones de las que dimos cuenta que ocurrieron el año pasado, ocurren, efectivamente, tuvieron lugar, nosotros las documentamos. Me parece que toca al Gobierno de la ciudad hacer lo necesario para que estas Recomendaciones sean cumplidas. Y yo lo que celebro en todo caso es el compromiso del Jefe de Gobierno para que en el Informe 2010 podamos dar una cuenta mejor respecto a los derechos humanos en la ciudad.

P: ¿En qué carácter va a llegar el Ombudsman capitalino a esta reunión, la cual anuncia el Jefe de Gobierno para evitar todo este tipo de situaciones?

LGP: Bueno, efectivamente habíamos hablado ya de una comida de trabajo en la que plantearemos cuáles son los ámbitos de preocupación de la Comisión, los problemas que hemos detectado. Hay que recordar que nosotros somos una institución de Estado a la que le toca hacer un diagnóstico sobre cómo está el estado de los derechos humanos en la ciudad. En ese sentido, somos nosotros quienes tenemos claridad particularmente sobre aquellos aspectos en los que los derechos humanos son violados. Nos importa muchísimo generar sinergia y condiciones en las que podamos trabajar conjuntamente Comisión, Gobierno, Sociedad Civil para resolver los problemas. El objetivo de esa reunión es precisamente el de ponernos de acuerdo sobre cómo entrarle a los temas y cómo cada quien desde su trinchera puede abonar para que efectivamente las violaciones a derechos humanos se reduzcan o se eliminen.

P: ¿No se quisieron lavar las manos?

LGP: No me parece. Me parece que cada uno en su papel hizo mención de lo que era importante mencionar. Pero creo que lo que hay que rescatar acá es que hay un lazo, digamos, que nos pone en común, hoy por hoy el Programa de Derechos Humanos de la ciudad, y el compromiso también que tenemos tanto el Gobierno de la ciudad como la Comisión en la protección y salvaguarda de estos derechos, y ese lazo tenemos que mantenerlo para trabajar conjuntamente.

P: Doctor, sobre el comentario del Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrad, cuando indicó que hay avances en la ciudad de México en materia de derechos humanos, pero a nivel federal hay retrocesos, ¿cuál es su opinión al respecto?

LGP: Bueno, yo creo que no hay duda de que efectivamente esta capital se distingue de otras ciudades porque aquí hay muchas mayores posibilidades para el ejercicio de las libertades. Ahora, eso no significa minimizar o desconocer los problemas que todavía tenemos, y justamente ese es el papel de la Comisión. Ahora, respecto de la necesidad de que haya también armonía en el trabajo con la Federación ahí nosotros estamos de acuerdo, porque sin afirmar que el estado de las violaciones a los derechos humanos en la ciudad es responsabilidad del Gobierno federal, lo que sí nos queda claro es que sin la sinergia que debe de producirse entre los cambios legislativos que se dan aquí en esta ciudad y los que tendríamos que tener a nivel federal, sin esa sinergia nos vamos a ir convirtiendo poco a poco en una isla en el país, y eso tampoco tiene sentido. Me parece que hay que empujar una conciencia en la que los cambios que se han llevado adelante en la legislación de la ciudad deben ser vistos como avances en materia de derechos humanos, como avances en materia del respeto a comunidades específicas, tanto a las mujeres como a las personas que configuran las comunidades LGBTTTI, y en general a todas aquellas otras personas a quienes benefician estas reformas. Una actitud contraria nos parece contraria a los derechos humanos, desde luego, y también obstaculizante para que todas y todos quienes hoy vivimos en el Distrito Federal podamos ejercer nuestros derechos también en otros estados de la República.

P: ¿Tendría algunas propuestas concretas en ese cambio, doctor?

LGP: Bueno, ahí lo que haríamos es un llamado a las instancias federales para que armonicemos la legislación, para que creemos las instancias en las que el respeto a los derechos humanos no se quede en los límites políticos y geográficos del Distrito Federal.

P: Oiga, ante la presentación de “La Güera”, ¿cuál es la actual situación de la queja que interpusieron familiares de “El Apá”?

LGP: Bueno, nosotros ya nos pronunciamos en una Recomendación sobre el tema; ahora, pues la Recomendación se está cumpliendo. Estos nuevos datos ya, en todo caso, son de interés del Tribunal Superior de Justicia y tendrán que ser ellos quienes finalmente decidan cuál va a ser el fin de la historia.

P: Independientemente de que ya está en la cancha del Tribunal Superior de Justicia, hay una violación flagrante a los derechos humanos en el supuesto de la fabricación de culpables, doctor, hay nuevos elementos para suponer que la denominada banda de “La Flor”, conformada por la Comandante Lorena y, en su caso, “El Apá” y las demás personas que están recluidas son inocentes, ¿cuál será el pronunciamiento de la Comisión?, independientemente de que ya emitieron una Recomendación ustedes por este hecho, hay nuevos elementos que se suman a esta queja…

LGP: Sí, en todo caso lo que haríamos sería valorar esos nuevos elementos para ver si hay competencia de la Comisión para pronunciarse. Ahora, eso es un asunto que está en el campo judicial; claramente todavía no está resuelto, es lo que los abogados llaman sub judice, está todavía en manos del Tribunal Superior de Justicia. Nosotros tendríamos que evaluar si efectivamente hay violaciones al derecho al debido proceso, nuevamente, porque ya lo hicimos en su momento y la Recomendación que se emitió por ese caso, pues dio cuenta de lo que encontramos en ese momento.

P: Pero, tal parece que la Recomendación ha sido insuficiente, doctor, porque…

LGP: Si en el seguimiento de la Recomendación nos encontráramos con algún elemento que nos permitiera reabrir el caso o bien pronunciarnos nuevamente, lo haríamos.

P: En base a su Recomendación, ¿ustedes encontraron algún tipo de inconsistencias, como la que ahora está marcando la Policía Federal Preventiva (PFP), de que Lorena González no es la persona que participó en el retén y ahora resulta que es otra, Ontiveros?

LGP: No, hasta donde yo recuerdo, no encontramos nada que tuviera que ver con el tema de la Recomendación?

P: En relación con su Informe, ¿qué es lo trascendente de presentarlo el día de hoy?

LGP: Bueno, a mí me parecer que el elemento fundamental es que el Informe llama la atención sobre los aspectos en los que el tema de la violación a los derechos humanos es más relevante, desde el punto de vista de la Comisión. A nosotros nos toca ofrecer un punto de vista equilibrado, en el que podamos señalar con toda claridad cuál es el diagnóstico de la situación de los derechos humanos en la ciudad y hacerlo frente al Jefe de Gobierno y frente a los titulares de los órganos de Gobierno de la ciudad. Tiene mucho sentido, porque es justamente el trabajo conjunto de la Asamblea, del Tribunal, de la Jefatura de Gobierno, de la Comisión y de otros sectores, lo que va a producir, en su momento, podamos resolver las condiciones que dan lugar a esas violaciones.

P: Son 28 quejas, doctor, las que se emitieron en el 2009…

LGP: 28 Recomendaciones.

P: 28 Recomendaciones en 2009, perdón, ¿qué es lo que encuentra la Comisión en esas 28 quejas, se marcha bien en derechos humanos, hay un receso…?

LGP: Son 28 Recomendaciones. Bueno, sí, tengo que decir que hemos visto avances importantes en términos de la disposición que las autoridades muestran para el cumplimiento de las Recomendaciones. Hicimos un llamado, como ustedes escucharon, a aquellas autoridades que no las aceptan o, bien a aquellas autoridades que las aceptan condicionadamente. Creemos, y lo dijimos en el Informe, que hay que seguir el ejemplo que el propio Jefe de Gobierno, el Presidente del Tribunal, la Asamblea Legislativa, la Procuraduría y la Secretaría general de Gobierno han puesto, de la aceptación incondicional de estas Recomendaciones y la disposición para cumplirlas. Eso es lo que buscamos con la presentación de este Informe; creo que se ha conseguido, hay un compromiso del Jefe de Gobierno de la ciudad para que platiquemos sobre esos temas y para que avancemos en su solución.

P: ¿Qué dependencias tiene que tomar ese ejemplo, doctor?

LGP: El resto de las que fueron recomendadas: la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Secretaría de Transporte y Vialidad (SETRAVI), las Delegaciones Venustiano Carranza y Cuauhtémoc, son las que ahora tengo en mente…

P: Doctor, el Jefe de Gobierno hablaba de su interés por resolver esto de que no aceptaban las Recomendaciones. ¿Hay la posibilidad de sanciones o, con esta disposición que mostraba, se podría ya plantear alguna sanción a quienes acepten parcial o no acepten?

LGP: No, porque precisamente la figura del Ombudsman radica en la autoridad moral que la institución tiene para emitir las Recomendaciones y el efecto que se espera de los pronunciamientos del Ombudsman es precisamente el de que los titulares de los órganos de Gobierno asuman la responsabilidad que les toca y, hacia abajo, pues ya realicen lo que a ellos les parezca pertinente para resolver estos problemas. En realidad, más que buscar sanciones, lo que nos importa a nosotros es crear condiciones para trabajar conjuntamente, crear sinergias que nos lleven efectivamente a ser una…, o a proponer soluciones concretas para los problemas de derechos humanos.

P: ¿Hay alguna novedad en la supuesta red de prostitución en los penales?

LGP: Bueno, que sabemos, y lo he platicado con el Presidente del Tribunal esta misma mañana, es que ellos también han hecho ya una denuncia penal; es decir, el tema está investigándose, tanto en la Procuraduría de Justicia como por parte de la Comisión y hoy está compareciendo la titular del área ante la Asamblea Legislativa de la ciudad. Lo que esperamos de todo esto es que efectivamente podamos tener facilidades para documentar los casos y para poder emitir una resolución lo antes posible.

P: Ante la falta de cumplimiento de estas Recomendaciones, doctor, ¿algunas propuestas de Comisión ante el cambio de la instancia a nivel federal?

LGP: Sí, bueno, nos ha importado mucho establecer los mecanismos de trabajo para facilitar el cumplimiento de las Recomendaciones. Realmente esperamos que la autoridad se siente con nosotros como lo ha estado haciendo, con miras a plantear soluciones rápidas y concretas a las Recomendaciones. En ese sentido ha habido buena disposición de la Jefatura de Gobierno; yo he platicado con el Jefe de Gobierno, precisamente para hacerle un señalamiento de cuál es el estado de cumplimiento de las Recomendaciones, desde que la Comisión fue fundada, hasta ahora, y para que podamos establecer un mecanismo de trabajo que nos permita efectivamente cumplirlas. Muchas gracias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *