viernes , 3 febrero 2023

41/2010 Presentación del libro y vídeo de la Consulta Ciudadana La Policía que queremos. Un proceso exitoso de corresponsabilidad ciudadana en el Distrito Federal.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la presentación del libro y vídeo de la Consulta Ciudadana La Policía que queremos. Un proceso exitoso de corresponsabilidad ciudadana en el Distrito Federal.
Transcripción 41/2010
14 de abril de 2010

Pregunta (P): La delegación que más violencia contra las mujeres tiene es Iztapalapa, en segundo lugar, Gustavo A. Madero. ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué este incremento tan alto del 66% del año anterior a este?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, el dato es preocupante. A mí me parece que la explicación es compleja, pero tiene que ver con que por una parte hay más condiciones ahora para que las mujeres denuncien las condiciones de violencia en las que viven. Me parece que sí ha habido un trabajo importante en términos de la generación de conciencia, y también en las posibilidades que hay hoy por hoy de presentar denuncias ante diversas instancias, y por fortuna vamos dejando atrás una serie de comportamientos que eran vistos como parte de las relaciones normales entre hombres y mujeres. En el pasado las propias mujeres daban por bueno que hubiera golpes de parte de los hombres, que hubiera maltrato. Hoy tenemos certeza de que incluso el maltrato sicológico forma parte de las circunstancias que generan discriminación y que generan violencia contra las mujeres. Me parece que un dato importante puede ser ése, que explica por qué más mujeres están acercándose hoy a las instancias de protección.

 

P: Doctor, ¿entonces usted considera que no es un aumento como tal de la violencia en contra de las mujeres, sino un aumento en las denuncias?

LGP: Si los datos vienen de instancias públicas lo que tendríamos sería un aumento en las denuncias. Ahora, tú sabes que hay siempre cifra oscura, entonces la violencia debe ser mayor que la que se registra en las instituciones.

 

P:¿Y por qué Iztapalapa? ¿Tenemos una mayor descomposición social en esta delegación, en Iztapalapa y en Gustavo A. Madero?

LGP: Desafortunadamente vemos en términos generales en el país un proceso en el que las relaciones sociales se van descomponiendo con motivo de la pobreza, con motivo de la escasez, con motivo de los obstáculos que hay para acceder plenamente a los derechos. En el caso de las mujeres eso se exacerba porque históricamente lo hemos tenido así. Entonces es probable que esas condiciones vayan generando por supuesto mayor violencia en las relaciones humanas en términos generales. Habría que medirlo también, por ejemplo, en las relaciones entre adultos y niños, en las relaciones entre otros sectores. Pero el dato llama la atención, y el dato implica la necesidad de que el Gobierno de la ciudad implemente políticas para prevenir el incremento de esta violencia.

 

P: Doctor, por último de mi parte, un catálogo de buenas intenciones, ¿pero cuáles son las acciones concretas a seguir?

LGP: No, creo que ha habido acciones importantes. En la Procuraduría de Justicia de la ciudad hay proceso de reforma de la policía que está ahora en marcha. La Comisión ha estado acompañando parte de ese proceso. La Secretaría de Seguridad Pública tiene también algunos avances, lo que pasa es que es importante que esos avances se den a conocer, sean evaluados, puedan generar consenso, y por otro lado que den lugar a una acción coordinada, porque las buenas intenciones, como tú bien dices, pueden quedarse simplemente en eso si no hay coordinación con la Asamblea, con la Comisión, y con otros sectores que están involucrados en la reforma.

 

P: En caso de que se avalaran estas reformas, ¿cuánto tiempo llevaría para que se modificara todo el cuerpo policiaco?

LGP: Es un proceso largo y por supuesto también tiene etapas. Lo más importante para la Comisión es la creación del Consejo de Reforma Policial, porque ese Consejo ya podría elaborar calendarios, ya podría priorizar, y permitiría que algunos de los cambios se realizaran en el corto plazo, y tendríamos idea también de, en el largo plazo, cuánto tenemos que esperar para que las transformaciones se den. Ahora, los procesos son procesos complejos. Estamos hablando de una reingeniería de las instituciones policiales, de modo tal que tampoco nos ayudan medidas de corto plazo. Aquí es necesario pensar en el largo plazo con resultados que se puedan empezar a ver ya en periodos más breves.

 

P: Doctor, ¿la Procuraduría capitalina no les ha solicitado información respecto a las quejas que se han presentado o información que podría servirle a ellos para investigar estas denuncias o quejas de internas de los reclusorios femeniles sobre presuntos abusos sexuales o la conminación al sexoservicio?

LGP: No, no hemos tenido ninguna solicitud de la Procuraduría. Nosotros estamos haciendo una investigación y si encontramos la probable existencia de delitos, seremos nosotros quienes hagamos la denuncia directamente.

 

P:¿Como cuánto tiempo podría pasar para que ustedes terminen esta investigación?

LGP: Bueno, las quejas tienen en investigación aproximadamente seis meses. El tema es un tema bastante complejo y, como he dicho, lo que queremos es, primeramente, efectivamente tener certeza de que esto está ocurriendo; segundo, saber si se trata de episodios aislados o si hay algún patrón que los vincule; y, en tercer lugar, si de ahí se derivan responsabilidades para servidores públicos, pues con mayor razón dar parte a la Procuraduría.

 

P:¿Se habla de conminaciones por parte de algún servidor o de varios?

LGP: No tenemos datos precisos sobre esto; normalmente participan muchas personas, no son actos que tengan a un autor único, no. Entonces, podemos presumir que así es; sin embargo, es necesario verificar.

 

P: Pero, en las quejas ¿no dicen las denunciantes cuántas personas están involucradas o quiénes son las que las llevan?

LGP: No, no lo dicen y es comprensible, porque están en una situación de riesgo dentro de la institución penitenciaria; entonces, por eso es importante que nosotros realicemos la investigación. Tendremos que buscar lo mecanismos para poder verificar la manera en la que esto ocurre, cuántas personas están involucradas, si hay patrones, etcétera.

 

P: Pero, de acuerdo al récord de quejas de la misma Comisión, ¿qué dice?, ¿este problema es nuevo?, ¿es novedoso?

LGP: No, es un problema del que ya habíamos dado cuenta, ya hay una Recomendación sobre el tema, ya hace algunos años, y lo que estas quejas revelan es que el problema no se ha resuelto o bien que ha vuelto a parecer. Entonces, seguiremos pronunciándonos, porque sabemos que las condiciones en las que hoy se vive en las prisiones dan para que eso ocurra.

 

P: Perdón, pero en el caso de las mujeres que hoy visitan el Reclusorio Oriente y que incluso ahí se prostituyen, ¿es nuevo o ya había antecedentes en otro momento en la historia de la Comisión?

LGP: Sí, a eso me refiero: emitimos una Recomendación hace algunos años sobre el particular.

 

P:¿Estaríamos hablando del delito de trata de personas?, porque se habla de que salen incluso a otros…

LGP: Estrictamente sería el delito de explotación sexual. Muchas gracias

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *