viernes , 3 febrero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la reunión de trabajo con la Comisión de Salud y Asistencia Social de la ALDF.

Transcripción 37/2010
 7 de abril de 2010

Pregunta (P): ¿Sí está usted de acuerdo que se prolongue el horario hasta las 5 de la mañana?

Doctor Luis González Placencia (LGP): La posición de la Comisión ha sido que más allá de la discusión de los horarios de apertura, lo que tenemos que buscar son condiciones para que las personas puedan ejercer su derecho a divertirse de manera sana y de manera segura. Entendemos que el problema del consumo de alcohol es un problema importante en la ciudad y que se está extendiendo en los jóvenes, pero también estamos seguros de que no es un tema que se relacione directamente con el horario de apertura de los antros. Entonces la posición que vamos a sostener en este Foro es precisamente la de revisar cuáles son las políticas públicas que en materia sanitaria hay que presentar para bajar el consumo de alcohol en los jóvenes, para crear conciencia sobre el daño a la salud que implica el consumo excesivo de alcohol, pero también en el ámbito de las libertades públicas, de manera tal que no sea una disposición del Gobierno de la ciudad, la que limite la posibilidad de las personas de transitar libremente por las calles.

P: ¿Se está limitando la libertad de los jóvenes?

LGP: Probablemente se está produciendo otro efecto, porque la gente va a seguir consumiendo alcohol, lo que pasa es que va a hacerlo en otro lado, entonces, parte del planteamiento que haremos es que así como son importantes los estudios y diagnósticos, también es importante hacer retrospectivas, hay que saber qué efectos puede tener en un momento dado una disposición como ésta, y estar seguros de que el resultado que se busca es el que efectivamente se va a obtener, de lo contrario, los resultados pueden ser contraproducentes.

P:¿Es un tema de seguridad, de reactivación económica, de salud, de libertades, cómo lo está viendo?

LGP: Yo ceo que es un tema en el que confluyen todas estas cuestiones que comenta claramente, por supuesto se afectan las libertades, por eso hay que pensarlo con mucha prudencia, pero también es un tema de salud pública, también es un tema de seguridad, es importante que la ciudad cree condiciones para que las personas podamos estar seguras, independientemente de la hora y de la actividad que estemos realizando.

P: Entonces, sí apertura de horarios, pero con seguridad y campaña anti-alcohol.

LGP: Así es, lo que tenemos que ver es que la Ley de establecimientos mercantiles tome en consideración todas aquellas cuestiones que impliquen mayor seguridad para las personas que son usuarias, que la política pública en las calles sea una política que esté pensada precisamente para generar la seguridad de terceros y, finalmente, una política de salud, preventiva, que implique que las personas sepan con toda claridad cuáles son los efectos del consumo abusivo de alcohol, particularmente frente a terceros.

P: Lo que viene usted aquí a pedir es que cualquier Ley que se vaya a aprobar considere no coartar la libertad de los jóvenes o de la gente para divertirse a cualquier hora.

LGP: En principio sí, en el contexto de un marco de medidas que aseguren que las personas estarán a salvo.

P:¿Cuál es el horario propuesto?

LGP: No vamos a proponer un horario porque no nos parece que, de hecho el tema es ese, que no nos parece que el debate sea sobre el horario, sino más bien sobre las condiciones en las que se desarrolla la vida nocturna en la ciudad.

P:¿Qué condiciones de seguridad propondría la Comisión?

LGP: Pensamos que existe la posibilidad de hacer acuerdos, por ejemplo con la Iniciativa Privada, con los restauranteros, para que ellos también se hagan cargo de que sus establecimientos sean seguros al interior, para garantizar por ejemplo que las personas que salgan con un consumo de alcohol elevado no se suban a sus coches, para promover programas en los que ellos puedan participar, por ejemplo cubriendo el taxi de las personas, o asegurándose de que van a ser conducidas por alguien que no consumió alcohol. Hay otras medidas que son exteriores, que le correspondería hacer al Gobierno de la ciudad, como por ejemplo, incrementar la vigilancia en los lugares en donde se sabe que hay personas que puedan haber consumido alcohol, garantizar el funcionamiento adecuado del alcoholímetro. Implementar programas que impliquen que en la entrada de los antros una persona ya sea de la Secretaría de Salud o de la Secretaría de Seguridad Pública, pueda invitar a las personas que han consumido demasiado alcohol a no subir a sus vehículos, creemos que el abanico de medidas es amplio, puede ser suficientemente amplio, de manera tal que el debate deje de estar en el tema de los horarios y se ponga efectivamente en la política pública.

P: con la delincuencia no ha podido, cómo va a poder ahora?

LGP: Es importante aquí, por eso estamos reunidos en este Foro, que el Secretario de Seguridad Pública plantee cuáles son sus alcances reales, lo que me parece que no puede ocurrir es que para suplir la deficiencia en un momento dado, en la custodia de las vidas, de la integridad de las personas, se recurra a medidas que finalmente pueden tener efectos contraproducentes.

P: Y en el tema de cadeneros y reservarse el derecho de admisión, ahí hay un asunto de discriminación.

LGP: Sí, definitivamente, en ese sentido no puede haber ningún establecimiento que le niegue la entrada a ninguna personas por ningún motivo, pasa, y justo creo que la ley tiene que considerar mecanismos para sancionar a aquellos establecimientos que impidan el acceso a las personas.

P: Qué ya existe la norma…

LGP: Hay que hacerla cumplir naturalmente, por cierto que en la Comisión recibimos las quejas por ese tipo de asuntos también, aunque sea entre particulares, es una responsabilidad del Gobierno de la ciudad garantizar que ningún establecimiento le niegue la entrada a ninguna persona por discriminación.

P: El caso Paulette le refiere algún comentario

LGP: Me parece que el caso Paulette es una muestra más de la necesidad que tenemos de establecer mecanismos eficientes para respetar el debido proceso. Otra vez estamos frente a un caso en el que hay incertidumbre, en el que no hay control sobre la escena de ocurrencia de los hechos, en donde hay divagaciones y eso es de lamentarse, porque hay la pérdida de vida, en este caso de una niña, cualquier vida que se pierda es lamentable, en este caso tenemos la pérdida de vida de una niña y es necesario esclarecer las circunstancias en las que esta muerte ocurrió, con certeza y creo que es una nueva llamada de atención sobre la necesidad que hay de reformar el sistema penal y de ya implementar la reforma penal constitucional.

P:¿Son violados los derechos humanos de la madre de Paulette?

LGP: Eso no me corresponde decirlo porque no conozco el caso en concreto, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México seguramente tendrá que intervenir y la Comisión Nacional también.