viernes , 27 enero 2023

Boletín 100/2010 CDHDF llama a crear mejores expectativas de vida para las y los jóvenes

CDHDF llama a crear mejores expectativas de vida para las y los jóvenes
Boletín 100/2010

22 de abril de 2010

 

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, se pronunció porque el Estado le ofrezca a las y los jóvenes mejores expectativas de vida, porque “hoy por hoy parecería que el éxito en la vida está en el dinero, en la posición, que desafortunadamente no está a disposición para todos, lo que crea frustración y violencia entre este sector”.

 

Al participar en el Foro “Jóvenes que No Estudian Ni Trabajan”, organizado por la Diputada local Alicia Téllez, señalo la urgencia de que las y los jóvenes accedan a políticas públicas integrales que les generen espacios con oportunidades diferentes, sin dejar de lado el acceso igualitario de los derechos humanos.

 

Ante jóvenes reunidos en el Salón Cecilia Loría de la CDHDF, aseguró que frente a la falta de expectativas, el crimen organizado está reclutando a jóvenes no sólo para vender drogas, sino para formar escuadrones de sicariato.

 

“Cuando el entorno en el que uno vive la vida carece de sentido, es fácil vincularse con quienes ofrecerán una cantidad de dinero mensual que de una u otra manera no se obtendría, a pesar de que eso puede durar dos o tres años y terminar por ir a la cárcel”, sostuvo.

 

El Ombudsman capitalino calificó este contexto social como grave, el cual daña a la sociedad. “Si eso no pasa, el proceso de pauperación, de disminución, de obstaculización de los caminos para generar nuevas expectativas, va haciendo un campo abonado para quienes ahora empiezan a aprovecharse de esa situación y a reclutar más jóvenes como carne de cañón”, comentó.

 

Apuntó que pese a los avances normativos en los derechos de la infancia, la adolescencia y la juventud, no se ha cambiado la óptica asistencialista en las políticas públicas del Estado hacia una de derechos humanos para estos sectores.

 

Aclaró que los sectores recipiendarios de la política pública no son objetos de ella, sino sujetos de la política y del derecho.

 

“Una visión de derechos hace a las y los jóvenes sujetos del derecho y eso implica reconocerlos como seres humanos completos, no en progreso, en formación o en potencia”, subrayó.

 

El desafío está, consideró, en no llevarlas y llevarlos de la mano para que hagan lo que para los adultos es bueno, sino en crear las condiciones en el entorno para que crezcan y ejerzan la autonomía progresiva.

 

“Ni los golpes, ni los gritos, ni las actitudes paternalistas son buenas para crear ciudadanos responsables; si queremos crearlos se necesitan generar las condiciones para que aprendan a tomar decisiones y se responsabilicen de ellas”, dijo.

 

Identificó como un reto más el crear una visión en la que la atención a las y los jóvenes pase por la incorporación de lo que identifican como necesario para ejercer su autonomía, y eso no se tiene hoy en las políticas públicas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *