miércoles , 7 junio 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en el Foro «Por una ley justa para las trabajadoras y los trabajadores del hogar”.

Transcripción 35/2010
26 de marzo de 2010

Pregunta (P): Mencionaba que la defensa de los derechos humanos de los trabajadores del hogar queda fuera de las manos de la Comisión, nos gustaría saber ¿cómo le van a hacer entonces, sabemos que el principal problema de los trabajadores del hogar son precisamente que han violado sus derechos humanos? La pregunta va en torno a si solamente se va a quedar en una Recomendación o ¿qué van a hacer?

Luis González Placencia (LGP): No, bueno, queda fuera del ámbito del Programa de Defensa porque nosotros atendemos violaciones que provienen de las autoridades. En este caso, dado que es un tema federal, y es un tema que tiene que ver con la Ley Federal del Trabajo, lo que sí hemos hecho y seguiremos haciendo es motivar que se reforme la Ley Federal del Trabajo para que se considere el trabajo doméstico como cualquier otra forma de trabajo digno. No quiero decir que no estemos defendiendo los derechos de las y los trabajadores domésticos, sino que la manera en que lo hacemos es precisamente a partir de la promoción y de la educación en materia de derechos humanos para generar sensibilización sobre este tema.

P: Se ha hablado de la modificación del amparo porque no solamente las autoridades violan los derechos humanos, también las personas…..(no audible)

LGP: Sí. Hoy contamos con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación que es el que se encarga de ese tema. Tenemos que empujar en el Distrito Federal que también funcione una instancia similar, está una pero no tiene las mismas atribuciones, porque sí es importante que las personas se den cuenta de que las violaciones a derechos humanos en gran medida, forman parte también de las relaciones cotidianas entre las personas.

P: ¿De qué manera poder hacer este trabajo de incentivar o esa promoción de que realmente se modifique la Ley a través del trabajo que puedan hacer ustedes?

LGP: Yo creo que ya hay un proceso importante de sensibilización en las y los legisladores pero creo que es más importante todavía empujar este proceso de sensibilización en la sociedad en general. Las resistencias que seguramente enfrentaremos van a estar ahí. Es importante que las personas que contratan a otras personas para el servicio público estén plenamente conscientes de que lo que están haciendo es contratar a un trabajador y que ese trabajador o trabajadora tiene los mismos derechos que cualquier otro empleado en cualquier otra empresa. Eso significa acceso a la salud, que se garantice su alimentación, eso significa que se garantice la posibilidad de que ellos puedan contar con vacaciones, que puedan contar con oportunidades incluso para la jubilación,…toda esta parte que ha estado ausente en las relaciones laborales domésticas y que a traviesa, como he dicho en otros momentos, una actitud más bien colonialista en estas relaciones.

P: Algún exhorto a los legisladores….

LGP: Sí. Yo creo que este es un tema que es urgente de resolver. Estamos celebrando el Bicentenario de la Independencia y este es uno de los escenarios donde esa independencia no se ha dado. Tenemos por lo menos 200 años de relaciones de violaciones a derechos humanos de quienes se dedican al trabajo doméstico.

P:¿Cuál sería el exhorto a los legisladores?

LGP: A que modifiquemos la Ley Federal del Trabajo. A que garanticemos el acceso igualitario de los derechos para todas las personas que se dedican a la labor doméstica.

P:¿Podrán recurrir a alguna instancia internacional de no llevarse a cabo alguna reforma?

LGP: Naturalmente y sí hay movimientos que hemos estado apoyando las instancias de derechos humanos y otras organizaciones ante la OIT para que se reconozca esta labor.

P:¿Cuál sería?

LGP: Pues yo diría que tiene que ser inmediato si pensamos que tenemos 200 años violando estos derechos, el plazo es inmediato.

P:¿Se está planteando la iniciativa de trabajo del PAN y al parecer no se está incluyendo este tipo de actividad, sería un buen momento precisamente en este debate?

LGP: Sería absolutamente necesario, y cualquier reforma que no considere el acceso pleno a los derechos de las personas que realizan el trabajo doméstico sería una reforma incompleta.

P: Usted comentaba que prácticamente se habla de esclavitud en esta situación de relación de trabajo, ¿cómo sería eso?

LGP: El común denominador es más bien la servidumbre; que es una situación en la que a cambio de una remuneración, que no es una remuneración justa, se explota el trabajo de las personas. Por ejemplo, con horarios que son mucho más amplios de los que cualquier trabajador tendría con la solicitud de una disposición plena prácticamente a todo lo que desea quién es el patrón. Con falta de acceso a oportunidades educativas, al acceso a la salud, a la alimentación….Esas son las relaciones de servidumbre. Cuando hemos detectado casos, que los hay sin duda, todo eso es sin remuneración estamos hablando entonces sí de situaciones de esclavitud.

P: Una visión más general sobre la reforma presentada por el PAN a la Ley del Trabajo ¿que le parece?

LGP: Como decía, es importante que esa reforma considere el acceso pleno de los derechos de esos trabajadores como los tendría cualquier otro trabajador. Si eso no es así, esa reforma estaría incompleta.

P:¿Y en una visión más allá de las trabajadoras del hogar, qué pasa?

LGP: En el mismo sentido me parece que tendremos que ir generando condiciones para que no haya una distinción entre trabajadores que realizan un tipo de actividad o trabajadores que realizan otra actividad; porque eso implicaría aceptar que hay trabajadores de primera, de segunda o de tercera. El acceso a los derechos de los trabajadores debe ser pleno con independencia del tipo de actividad que se realiza.

P:¿Comparte la visión o las voces que han determinado que favorecen más al patrón, por ejemplo, con los contratos eventuales y que se les da más facilidad al patrón para despedir a las personas?

LGP: No conozco con detalle la iniciativa. Como es un ámbito que tradicionalmente no está entre los que la Comisión desarrolla, pero lo que yo diría es que aquí hay que generar condiciones igualitarias. De manera tal que aquellas obligaciones que tienen los patrones se conviertan en garantía de derechos plenos para los trabajadores.

P: Dice usted que no han recibido quejas

LGP: Desafortunadamente nosotros no podemos atender las quejas, pero sí podemos orientar a las personas hacia las instancias que pueden atenderlas.

P:¿En este caso el Conapred?

LGP: El Conapred y eventualmente a otras instancias. Hay que recordar que en el Distrito Federal la discriminación es un delito. Entonces, si nosotros identificamos actos de discriminación que puedan configurar un delito los derivaremos a la Procuraduría.

P:Últimamente se ha estado hablando de la reforma política en el Distrito Federal y el PRD ha tomado como bandera que en caso de que no se declare al DF como el Estado 32 se estarían violentando también los derechos de los capitalinos….¿es una bandera o esto es realidad?

LGP: A mí me parece que es importante tener en cuenta que la ciudad ha tenido un desarrollo democratizador que no puede ser obviado. La ciudad de México cuenta hoy por hoy con la sociedad civil más organizada, más consolidada, con un conjunto de instituciones también muy sólidas y con avances democráticos que no hay en otras entidades del país. En ese sentido, yo creo que cualquier pretensión de modificar el status político de la ciudad de México debe considerar necesariamente la opinión de las y los capitalinos. Y de todos quienes estamos involucrados en el proceso de democratización de esta ciudad. De no hacerlo así sería una muestra de desdén respecto de estos movimientos democratizadores y del status que los capitalinos y capitalinos hemos logrado a base precisamente de luchas y de estos procesos de consolidación democrática.

P: Lo que propone el PRI en el Senado de que se convierta en una alcaldía, ¿sería un retroceso para el status político de la ciudad de México?

LGP: Tendríamos que analizar con detalle cuáles son las consecuencias, pero por lo pronto me parece que es importante tomar en consideración la opinión de quienes habitamos en esta ciudad.

P: Es decir, ¿esa convocatoria sería de carácter institucional o abrirla a través de una consulta para que la ciudadanía entera participe?

LGP: Yo creo que hay mecanismos. Nosotros tenemos una Asamblea Legislativa en el Distrito Federal, eso constituye nuestro poder legislativo local y cualquier iniciativa que tenga como finalidad modificar el status jurídico-político de la ciudad tendría que pasar por ahí no obstante que provenga de instancias federales.