lunes , 6 febrero 2023

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, durante el coloquio “Antropologia de la Infancia y la Adolescencia”.

Transcripción 27/2010
 10 de marzo de 2010

Pregunta (P): Viene el regreso de los operativos contra automóviles en la ciudad de México, toda persona que sea sospechosa será revisada, ¿es una violación a los derechos humanos?

Luis González Placencia (LGP): Sí, nosotros nos hemos pronunciado en diversos momentos en que la pura sospecha no es un criterio que deba aplicar para ningún tipo de operativo, aún cuando reconocemos que la situación de inseguridad es elevada, pensamos que la política pública que debe implementarse tiene que ser absolutamente respetuosa de los derechos y nadie puede ser detenido si no hay una razón previa para ello.

P: ¿Haría alguna solicitud, algún llamado a las autoridades por este caso?

LGP: Sí, primero a que se conduzcan con respeto a los derechos humanos; enseguida, vamos a investigar cómo se están dando estos operativos, bajo qué criterios están realizándose, para eventualmente ya pronunciarnos de manera oficial.

P:¿Se han reunido con el Secretario de Seguridad Pública (SSP), tanto para este tema como para el de los retenes? Vaya, finalmente se prestan para detenciones arbitrarias…

LGP: Sin duda, podemos considerar estos operativos como detenciones arbitrarias, aunque sean momentáneas y aunque tengan estas finalidades de seguridad. No, desafortunadamente no ha habido la oportunidad de reunirnos con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para ello.

P:¿Pedirán una cita con el Secretario?

LGP: Esperaríamos que sí pudiera haber un acercamiento primero a nivel, digamos, fuera de investigación; pero si abrimos las quejas, si encontramos razones para abrirlas, entonces ya tendrá que ser dentro de la comparecencia que implica la investigación.

P: Doctor, en los últimos días se han registrado varias ejecuciones en el Distrito federal, ¿podemos hablar de un aumento de la violencia en la capital de la República?

LGP: Desafortunadamente sí, estamos viendo no sólo en la capital del país, sino en todo el país, un incremento de la violencia, me parece que es preocupante y justamente por eso me parece importante hacer aquí un llamado, tanto a las autoridades de la Procuraduría de Justicia de la ciudad, como a las de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y, en general, al Gobierno de la ciudad para reducir las posibilidades de violencia en la ciudad.

P: Doctor, ¿cuál sería la propuesta de la Comisión para evitar un impacto mayor en la ciudadanía?, vaya, en la percepción que tiene la ciudadanía de la inseguridad…

LGP: Bueno, nosotros hemos propuesto en diversos momentos la necesidad de elaborar programas integrales para atender el problema de la inseguridad. En este momento, desafortunadamente, parte del problema está relacionado con el tema de las drogas. Tenemos que ser capaces de deslindar con toda claridad la violencia que proviene de ese tipo de problemáticas, de la violencia que se produce cotidianamente en la ciudad y de otro tipo de delitos y, lo que planteamos es que es importante revisar, tanto la política de seguridad como, lo hemos insistido en múltiples ocasiones, la manera en la que funciona el sistema de justicia penal, particularmente el tema de las prisiones. La Comisión ha sostenido que las prisiones no solamente no readaptan, sino que son reproductoras de la violencia.

P: Doctor, mañana se celebran los primero matrimonios homosexuales en la ciudad, ¿ya se puede hablar de una primera victoria para los activistas y para, de alguna manera, la Comisión?

LGP: Yo creo que sí, me parece que es un motivo de gusto para el mundo de los derechos humanos, porque implica ya la materialización de un proceso que comenzó en las reformas del año pasado, en diciembre del año pasado, que como ustedes saben, no ha sido tersamente recibido por algunos sectores, pero me parece que por el hecho de que ya mañana se materialicen las primeras bodas, tiene un valor simbólico importante, en términos de triunfo para los derechos humanos.

P:¿Considera que pueda haber un aumento en las manifestaciones de homofobia e intolerancia en la ciudad?

LGP: Esperamos que no, en realidad creemos que el tema podrá irse ya incorporando a la vida cotidiana, a la vida de la ciudad, eso es lo que esperaríamos. Desde la Comisión hemos hecho un llamado continuamente a la tolerancia y al respeto, pensamos que el que personas del mismo sexo se casen no tiene que generar ningún tipo de reacción en personas que por otras razones deciden no hacerlo o deciden casarse con personas de sexo diferente. De manera tal que apelamos a la madurez de la sociedad capitalina y a que este tipo de llamados a la homofobia, a la intolerancia y a la discriminación se detengan.

P:¿Cuál es su posición ante esta situación de que no tendrían derecho a la Seguridad Social los cónyuges?

LGP: Una de las razones que lleva a la comunidad lésbico-gay a aspirar al matrimonio es la de la satisfacción plena de sus derechos, entonces, nosotros pensamos que no hay razón para negarles el derecho, en este caso el derecho a la Seguridad Social, que tiene cualquier pareja heterosexual, habría que hacer una discusión para justificar por qué se está planteando la posibilidad de que ellos queden…

P: Ustedes ¿no podrían intervenir en esos asuntos..?

LGP: En este caso no, porque es un tema federal, sin embargo, sí elaboraremos argumentos para que otras instancias lo tomen.

P:¿Qué opinión le merece? la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya desechó el recurso que promovió la Asamblea Legislativa, frenar el juicio que puso el señor Chávez.

LGP: Hemos visto en estos últimos días dos resoluciones de la Corte que son preocupantes desde el punto de vista de los derechos humanos. Por una parte, la que decide que no podemos apelar a tratados internacionales para combatir la constitucionalidad de leyes locales. Creo ahí que hay un franco retroceso, nos parece que hay una interpretación excesivamente formalista de la Corte, que no atiende al principio Pro persona, y que limita por lo tanto, la posibilidad de defensa de personas. Aquí yo lo diría de esta manera: la Corte está anteponiendo un criterio formalista jurídico, a la posibilidad de ampliar el horizonte de protección de personas, y esa creo que es una reflexión que la Corte tendría que hacer. Respecto de la segunda decisión, que tiene que ver con vetar el acceso de la Comisión Nacional a los casos que la Procuraduría General de la República está revisando, me parece que también pone en riesgo la capacidad que deberíamos tener las Comisiones públicas de defensa de derechos humanos para intervenir en lo que nosotros consideramos presuntas violaciones de derechos humanos. Las Comisiones son organismos públicos, son organismos de buena fe, son organismos que deberían de gozar de la confianza interinstitucional. Entonces, sobre la base de estos presupuestos, nos parece por lo menos digno de reflexión, que la Corte no facilite el trabajo de las Comisiones. Creemos que es importante poner candados a situaciones en las que se están llevando a cabo investigaciones que pueden ser muy importantes para el Estado mexicano, pero de ahí a vetar el acceso completamente, ya nos parece una limitación en este caso a la función de la Comisión Nacional, pero por supuesto del Sistema Ombudsman del país.

P:¿Esto último puede sentar precedente en el Distrito Federal, esta última decisión de la Corte, que también la Procuraduría capitalina no quisiera entregar información sobre investigaciones que lleva a cabo?

LGP: Por el momento esa resolución no obliga a la Procuraduría capitalina. Tendría que haber algún juicio que interpusiera la propia Procuraduría de la ciudad de México frente a la Corte, por el momento no la obliga, podemos seguir teniendo acceso, como lo hemos tenido hasta ahora.

P: Pero específicamente la Suprema Corte, hace unos momentos desecha este reclamo que hizo la Asamblea Legislativa para impedir la controversia constitucional que propuso la PGR en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo, podríamos entender que la Suprema Corte podría encaminarse ya a una decisión en este tema?

LGP: No, no necesariamente. Son temas que son distintos entre sí. Aquí estamos hablando de la constitucionalidad de los matrimonios de personas del mismo sexo, y las consideraciones jurídicas que se han realizado, no solamente en el ámbito de la Comisión, en el ámbito de las instituciones académicas de la ciudad, sino en general en el mundo demuestran que no hay argumentos jurídicos sólidos, ni siquiera formalistas que permitieran pensar en una decisión contraria a las reformas que se llevaron a cabo en diciembre. En este caso, creo, el formalismo jugaría incluso a favor, porque la Constitución literalmente no expresa que el matrimonio deba llevarse a cabo entre mujeres y hombres.

P: Perdón, el caso Cabañas, se decía que iba a haber una nueva queja. ¿tiene algo la Comisión?

LGP: No, tenemos dos líneas de investigación, como ustedes saben. En una de ellas ya estamos llegando a conclusiones que tienen que ver con toda revisión administrativa, el tema de los permisos y de las verificaciones que tenía que realizar la delegación. Ya pronto nos pronunciaremos oficialmente. La otra tiene que ver con el arraigo, de algunas de las personas involucradas en el caso Cabañas. Esa es una queja más compleja, estamos todavía integrándola y también ya nos pronunciaremos.

P:¿Algún adelanto de esto que nos comenta?

LGP: Todavía no, yo quisiera mejor esperar para que tengamos ya todos los elementos.

P: Doctor, yo quisiera preguntarle, ¿han recibido quejas por la cuestión del agua, los cobros, las nuevas tarifas? ¿Han recibido quejas?

LGP: No, no hemos recibido quejas todavía. Lo que sí, en el contexto de la queja que tenemos por el tema de las inundaciones, hemos estado en contacto estrecho con el Ingeniero Ramón Aguirre, y ahora se abre este tema también. Vamos a platicarlo conjuntamente la próxima semana, pero todavía no hemos recibido ninguna queja.

P: Hay muchos vecinos que se están quejando, ¿pero hasta el momento nada?

LGP: En la Comisión no.

P: Doctor, una pregunta respecto a los horarios de los bares que se está haciendo en la Asamblea…

LGP: Bueno, lo que nosotros hemos planteado es que independientemente de los horarios lo que es relevante es el tema de las verificaciones dentro y de las condiciones de seguridad afuera. Desde el punto de vista de la Comisión el debate no está en si cerramos a las 12 o si cerramos a las cinco, sino más bien en las condiciones de seguridad dentro de los propios antros. Y en las posibilidades de que afuera también existan condiciones para que a la hora que salgan las personas de los bares, así sea a las 12 o a las cinco, haya menos posibilidades de que sean víctimas de violencia…

P:¿Y en cuanto al consumo de alcohol?

LGP: Pensamos que, y ese ha sido el discurso de la Comisión históricamente, el consumo de alcohol debe ser responsabilidad de las propias personas. Sin embargo, en esa misma lógica también es importante que existan los elementos afuera para evitar que quienes se propasen en el consumo del alcohol pongan en riesgo otras vidas.

P:¿No habría la necesidad de modificar ese horario? ¿Está bien el horario desde el punto de vista de la Comisión?

LGP: Yo creo que no es un tema en el que debamos nosotros intervenir, porque, insisto mucho, el horario no es lo más relevante. Se puede consumir una gran cantidad de alcohol en pocas horas, o muy poca cantidad de alcohol en muchas horas. Aquí yo creo que es importante actuar conjuntamente, por una parte con todos los controles administrativos que es necesario imponer, por ejemplo, para tener claridad sobre qué tipo de establecimientos mercantiles deben tener qué tipos de licencias. Ahí hay que hacer modificaciones legales para distinguir entre un restaurante que abre las 24 horas, pero no vende bebidas alcohólicas, y otro que podría abrir tres o cuatro horas, pero que sí vende bebidas alcohólicas. Y por otro lado, el asunto de concientizar a la población, que nos parece que también esa es una labor importante del Gobierno de la ciudad, sobre los riesgos que implica el exceso en las bebidas alcohólicas, particularmente cuando después de beber se conduce un vehículo.

P:¿No considera que fue un error del Gobierno hacer esta ley, para que ahora ellos mismos reconozcan que no funcionó y que además causó pérdidas de empleos y pérdidas también a los empresarios?

LGP: Te refieres a la…

P: A la ley esta de cerrar antes de las tres de la mañana.

LGP: Bueno, no conozco las razones por las cuales el Gobierno de la ciudad decidió hacerlo así. En todo caso, bueno, sí es responsabilidad de ellos revisar cuáles son las consecuencias que tiene y en su caso reformas si es necesario.

P: Inaudible…

LGP: Eso tendrían que evaluarlo ellos y yo creo que ahí el punto de vista de los empresarios es importante. Muchas gracias.