miércoles , 1 febrero 2023

Conferencia del Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, desde Ginebra, Suiza.

Transcripción 31/2010
 16 de marzo de 2010

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, comenzamos el día de ayer ya con una seria de reuniones tanto con Organizaciones de la Sociedad Civil, como con la Misión de México acá en Ginebra, Suiza. La intención es aprovechar que está ahora reunido el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, y presentar la experiencia de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal en los intercambios que podemos hacer a nivel translocal con otras ciudades, y de cooperación sur-sur, especialmente en temas que la Comisión ha venido desarrollando desde hace tiempo. Comenzamos ayer con reuniones con APT (Asociación para la Prevención de la Tortura), esta organización sobre la tortura, con miras a poder establecer un intercambio y una agenda de cooperación fundamentalmente con todo lo que tiene que ver con la documentación de casos de tortura. Ellos mostraron un interés especial en el asunto de las prisiones en el Distrito Federal, y seguiremos trabajando con ellos en la documentación de casos de tortura en las prisiones de la ciudad de México. El día de hoy tuvimos una reunión con la Oficina del Alto Comisionado en Naciones Unidas. Ahí platicamos mucho del Programa, el Programa de Derechos Humanos ha generado mucha expectativa acá en Ginebra. Están muy interesados en saber en cómo ha avanzado el tema, y de manera particular cómo se ha hecho para articular ya como política pública lo que en principio se detectó en el Diagnóstico de Derechos Humanos y después se plasmó en el Programa. En ese sentido, con la Oficina de la Alta Comisionada planteamos la posibilidad de que la Comisión pudiera tener un espacio importante, junto con las Organizaciones de la Sociedad Civil que trabajaron en el Programa, en la capacitación de experiencias similares en otros países de América Latina y eventualmente en otros países del mundo. Sí tengo que destacar que este tema del Programa ha sido el que más expectativa ha despertado, y sobre el que más elementos hay ahora para el trabajo de cooperación sur-sur y de cooperación translocal con otros países. Hoy hicimos la presentación de esta experiencia en un evento colateral acá en el seno del Consejo. Tuvimos una asistencia muy buena, e igualmente a partir de ahí se desarrollaron ya algunos contactos específicos de trabajo sobre todo con lo que tiene que ver con la atención a personas con discapacidad y nuevamente el tema de prisiones y del sistema penal que despierta muchas preocupaciones en general. Vamos a seguir con la agenda. El día de hoy tenemos una reunión con Robert Archer, que es el Director del Consejo Internacional para Políticas de Derechos Humanos. A él lo veré en un rato más, y mañana también nos reunimos también con el staff de Manfred Novak, que es el Relator para los casos de Tortura, y un poco más tarde tendremos otra reunión con Erick Zotas, de la Organización Mundial Contra la Tortura. Queremos aprovechar en este viaje toda la experiencia que podamos acumular con la gente que ha estado trabajando el tema de tortura, que es uno que nos importa muchísimo afianzar. Como ustedes saben tenemos la estrategia de lucha contra la tortura en la Comisión, y todavía ha sido necesario buscar mecanismos para poderla implementar de manera adecuada. También quiero comentar que hemos tenido el apoyo de nuestro amigo Ramón Muñoz, de la Red Internacional de Derechos Humanos, que nos ha facilitado muchísimo el contacto sobre todo con las Organizaciones de la Sociedad Civil acá en Ginebra, y hace un rato tuve una reunión, bastante fructífera también, con la misión mexicana acá, con al embajador Gómez Camacho, con quienes establecimos una agenda de trabajo común. También ahí platicamos de las posibilidades que tiene la Comisión, no obstante de ser un organismo local, de vinculación y de cooperación con otras instancias a nivel internacional. Ahí tengo que destacar que hubo una gran disposición de la misión mexicana para colaborar con la Comisión, y un poco bajo el supuesto que planteábamos de que siendo la Comisión un organismo que protege y sirve a un número de personas en un territorio que de pronto es muchísimo más grande que varios países de los que están representados acá en Ginebra, pues la importancia que tiene la Comisión para efectos de estos intercambios internacionales es mayor. Así que eso es en cuanto a la agenda de Ginebra, después ya el jueves y viernes estaremos en Barcelona. Ahí vamos a tener reuniones con el Ombudsman de la ciudad, y también con su similar en el ámbito de toda la región. El interés en particular es tener un intercambio sobre el tema de prostitución o sexoservicio, como también se le llama, y evaluar los programas que tienen ellos en conjunto con la administración de la ciudad para efectos de atender esta problemática. Lo que sabemos es que hay un enfoque particularmente social que les ha permitido integrar las problemáticas relacionadas con el trabajo sexual sin tener que recurrir a políticas represivas ni a políticas de regulación, como las que se han planteado ahora en la ciudad de México. Hubo también un intercambio con la representación de Suiza, acá en Ginebra, igualmente para buscar experiencias que tuvieran que ver con los temas que a nosotros nos preocupan en la ciudad de México, básicamente las políticas de control de la criminalidad en general y de las de drogas en especial, y las políticas también de prostitución y el tema medioambiental. Entonces, bueno, el viernes cerraremos la visita ahí en Barcelona con la gente de la Alcaldía de Barcelona.

P: Buenos días, señor, nada más preguntarle, ¿cuál es su opinión sobre esta escalada de violencia que se ha registrado en nuestro país, principalmente en Ciudad Juárez, y si ha habido algún comentario allá en donde se encuentra sobre este asunto, señor? Gracias.

LGP: Sí, claro que sí. Mira, sí efectivamente aunque a nivel informal hay una preocupación fuerte por lo que está pasando en Ciudad Juárez. En varios sectores hemos podido intercambiar información particularmente con las Organizaciones de la Sociedad Civil que tienen su sede en Ginebra, Suiza, y sí se muestran efectivamente preocupadas por la situación en Ciudad Juárez. Yo en distintos momentos he llamado la atención acerca de la necesidad de cambiar la política pública que ahora se ha instaurado en esa zona. Hay que tener cuidado de que lo que está pasando en Ciudad Juárez no se replique, como parece ya estar ocurriendo, en otros estados de la República. Y principalmente tener un enfoque que se destine a la protección de las redes civiles, de las sociales, que hoy por hoy están siendo amenazadas tanto por la criminalidad organizada como por la políticas de seguridad pública instauradas.

P: Buenos días, doctor, escuchábamos hace un instante que había alguna preocupación justamente en el seno del Consejo de Derechos Humanos allá en Ginebra sobre la situación penitenciaria en la capital del país, ¿qué le han comentado, cuál es la preocupación precisamente de sus propios colegas, doctor?

LGP: Pues, mira, el tema es que es una preocupación compartida, no es un problema que tenga que ver solamente con México. Sin embargo, sí ha sorprendido el hecho de saber que el nivel de sobrepoblación penitenciaria que existe en la ciudad de México, y pues de ahí la necesidad de colaborar en programas conjuntos para tratar de establecer medidas alternativas. En este sentido, hemos tenido ya también pláticas con gente de la Universidad de San Francisco, de California, que están trabajando este tema de medidas alternativas. Queremos tener un vínculo de trabajo con ellos muy cercano, porque estamos convencidos de que en la medida de que estamos metiendo más gente en la cárcel no solamente no estamos combatiendo el delito, sino que además se están produciendo más violencia. Así que bueno, te insisto de que es un tema de interés común porque son problemas que en general compartimos. El tema aquí es cómo articulamos soluciones que nos permitan lidiar con esta problemática.

P: Si nos pudiera detallar más sobre esta cooperación con la Asociación para la Prevención de la Tortura, ¿cuál es la preocupación de esta organización en el caso del Distrito Federal? Finalmente, la primera Recomendación de su gestión es por este caso Doctor.

LGP: Sí, justamente fue uno de los temas de los que conversamos con Claudia Gerez de la APT, y hay una agenda que se abrió ya desde hace tiempo de trabajo conjunto entre APT y la Comisión de Derechos Humanos del DF, ahí se planteó, por una parte, la necesidad de generar una estrategia preventiva, en materia de tortura. Hablamos mucho sobre el papel que tendrá la Reforma Penal Constitucional, como un límite estructural a los espacios en donde hoy la discrecionalidad permite que ocurra la tortura, y especialmente el enfoque que se relaciona con apreciar cómo las prisiones también de manera estructural están produciendo tortura. Esta Recomendación que emitimos el viernes, tiene que ver con actos específicos de una parte del staff penitenciario, de los custodios, sobre algunos internos, pero la discusión que teníamos con APT y la que tendremos también mañana con la Organización Internacional contra la Tortura y con el staff del Relator de casos de Tortura, tiene que ver con cómo conceptualizar las situaciones carcelarias que tenemos en el Distrito Federal, como tortura en sí mismas, como un problema de tortura estructural, hay una dificultad con la manera en la que se aprecia el delito de tortura, desde el punto de vista del Código Penal, en la perspectiva de Derechos Humanos saber que se envía a una persona a una institución como las que tenemos en la ciudad de México, y que conocemos, que suponen de entrada una importante degradación de las condiciones de vida, y particularmente la puesta en riesgo de la vida y la integridad personal de quienes llegan ahí, en otras ciudades si es visto como tortura, nos interesa empujar ese punto de vista para llamar la atención sobre la importancia que tiene resolver el problema allá.

P:Preguntarle que usted me confirme si en esta reunión fue en la que la Secretaría de Gobernación justamente hizo un alegato para defender la lucha en contra del crimen organizado, y obviamente el papel que están jugando las fuerzas militares que en algunos casos se ha testimoniado han violado los derechos humanos, las garantías individuales, justamente so pretexto de esta lucha, que me comente si esto ha sido así y si fue así, ¿cuál es la imagen de México en esta reunión?

LGP: No, no ha sido en esta reunión, tengo entendido que fue en la reunión de Nueva York, la que llevó en la Alta Comisionada, y allá fue en donde se sometió a evaluación el avance del Examen Periódico Universal, sin embargo, sí puedo decir que hay una preocupación en general, sobre todo en las Organizaciones de la Sociedad Civil, que tienen su sede acá en Ginebra, por la manera en la que se está tratando el tema de la lucha contra el narcotráfico en México. Por lo pronto, hay la convicción de que esto ha producido más muertes y más violencia de la que se supone que tendría que haber contenido. Creo que ese es un factor importante a tomar en consideración, y por supuesto está todo el tema de la valoración que se hace de las respuestas que México ofreció allá en Nueva York, sobre el Examen Periódico Universal, especialmente en el caso del arraigo. Ahora mismo, otra organización mexicana de la sociedad civil que es la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, sostuvo también algunas reuniones acá con otras organizaciones similares sobre el tema del arraigo.

P: Sobre este tema de tortura, ¿cuál es la participación que deben tener las autoridades?, la Comisión de Derechos Humanos recomienda incluso a la Procuraduría capitalina crear un mecanismo para investigar estos casos de tortura, pero ¿cómo estamos en este tema en la ciudad de México, Doctor?

LGP: Desafortunadamente nuestro principal obstáculo es la manera en la que está tipificada en el Código Penal, porque eso es lo que no ha permitido que los jueces conozcan de casos de tortura y sentencien por casos de tortura. Existe la tendencia a calificar estos actos como malos tratos, o como abusos, sin llegar a conceptualizarlos en el nivel en el que desde la perspectiva de la Comisión hay que colocarlos, que es el de tortura. Entonces, hay que comenzar por hacer esta reforma en el Código Penal, y por supuesto también, generar condiciones para que la propia Procuraduría de Justicia tenga un procedimiento más apegado a lo que hoy plantea la Convención y el Protocolo de Estambul para poder identificar que se llevó a cabo efectivamente tortura, porque ahí lo que tenemos es una apreciación desigual de las pruebas, ellos lo hacen a partir de sus propios instrumentos, nosotros creemos que aquí es muy importante poder recurrir a los Instrumentos internacionales que son los que mayor certeza generan, y parte de la estrategia que la Comisión tiene que terminar de implementar tiene que ver con eso, con la posibilidad de generar condiciones para que las instituciones tengan la capacitación necesaria para poder aplicar e interpretar el Protocolo de Estambul con perspectiva de Derechos Humanos.

P: Ayer, Manuel Fuentes, uno de los Consejeros de la CDHDF, nos hacía énfasis en el hecho de que el haber llegado a territorio nacional el FBI para colaborar en esas investigaciones con las autoridades federales en torno a la muerte de estas tres personas, era ya de sí un hecho de haber violado la soberanía nacional, ¿se ha comentado algo en aquella reunión en la cual usted participa? ¿Cuál es la preocupación de que agencias de investigación internacionales hayan llegado aquí a nuestro país a colaborar con las autoridades mexicanas?

LGP: Hasta donde hemos podido nosotros percibir, no se tiene una noticia clara de qué fue lo que pasó. Se sabe a nivel internacional sí circuló la noticia de la muerte de estas personas, pero no se ha comentado nada acerca de la manera en la que el gobierno estadounidense intervino. Ahora, sí me parece importante aquí hacer notar que el tema debe llamar la atención, nuevamente sobre la estrategia que se está implementando en el país. No es un tema simplemente que deba ser preocupación, en este caso el Gobierno norteamericano y de facilidades que pueda dar el gobierno mexicano para la investigación. Yo creo que es uno más entre los datos múltiples que hay de que la estrategia en México tiene que ser revisada, y de que es importante tener un planteamiento distinto para la lucha que hay contra el narcotráfico, para la protección en general de las personas que son víctimas de todos estos homicidios.

P:¿Cuál es su opinión ante la “colaboración” que va a tener el FBI con la PGR, en torno a este caso allá en Ciudad Juárez?

LGP: Creo que hay los mecanismos diplomáticos para que esa colaboración se dé en los mejores términos. Desde luego el gobierno norteamericano tiene sus razones para hacer esta colaboración y para tratar de resolver el homicidio, como ha ocurrido en otros casos, desde 1985 ustedes se acordarán aquel caso de Camarena que destapó toda la guerra contra el narcotráfico. Sin embargo, creo que aquí más que detenernos en ese punto, insisto mucho en que es importante que esta situación mueva a la reflexión al gobierno federal sobre la necesidad de cambiar la estrategia. Ya son muchos datos los que hay de que la estrategia que está llevando adelante no es la adecuada.

LGP: Destacar que si bien no era el objetivo de esta visita centrarnos en el tema del Programa de Derechos Humanos, en la expectativa generada acá sobre el Programa nos deja contentos, porque es una experiencia que como hemos insistido no hubiera sido posible si no hubiera participado la sociedad civil, conjuntamente la academia, el Tribunal de Justicia de la ciudad, el Gobierno de la ciudad por supuesto, y la propia Comisión. Sí hay que destacar que el Programa ha sido muy bien visto, que ha habido una importante expectativa sobre las posibilidades que tiene de ser replicado en otras entidades, hay un llamado de atención también para que esto se replique dentro del país, en otros estados de la República y a nivel federal, y una preocupación por la necesidad que hay de vinculación de los organismos públicos de Derechos Humanos, pero especialmente de la Comisión Nacional.

Buenos días a todas y todos.