sábado , 4 febrero 2023

13/2010 Conferencia el Valor del Estado Laico en el México Actual.

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la Conferencia el Valor del Estado Laico en el México Actual.
Transcripción 13/2010
11 de febrero de 2010

Pregunta (P): ¿Qué pasa en el caso de las adopciones por parte de personas del mismo sexo? ¿Cuál es la posición de la Comisión?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, el régimen de adopción no se modifica. Se afecta en el sentido de que al estar permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo está claro que también ellos pueden adoptar. Eso ya podría ocurrir desde la Ley de Sociedad de Convivencia, que admitía la figura del concubinato. Entonces en realidad esta reforma no está modificando el régimen de adopción, eso por una parte; por otra parte, no existe evidencia ninguna que el ser hijo de una pareja homosexual tenga alguna afectación en el desarrollo de las niñas, los niños o los adolescentes. Al contrario. La Convención Internacional de los Derechos del Niño consagra en el Artículo 3ro. el interés superior del niño, y consagra también el derecho que tiene el niño a crecer en una familia. No dice qué tipo de familia, no se refiere a una familia, ni siquiera se refiere a una familia biparental. La experiencia sociológica indica la existencia de múltiples formas de familia, y el tema que está en el fondo es que no obstante del tipo de familia de la que se trate se garanticen los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes.

P: ¿Es decir que es una cortina de humo este debate, porque finalmente ya se podía desde antes adoptar cualquier persona?

LGP: Así es, se podía adoptar por cualquier persona, siempre y cuando se cumplieran los requisitos que las instituciones que otorgan adopción solicitan.

P: Doctor, parecería que este pronunciamiento que va dirigido al PAN y al Gobierno federal y algunos grupos de la Iglesia Católica, pero, ¿qué está pasando con el PRI que está apoyando que en varios estados se penalice el aborto, y no sea como en el caso del Distrito Federal?

LGP: Yo te diría que no está dirigido a un solo partido político ni tampoco sólo al Gobierno federal. Está dirigido a todos quienes tienen una responsabilidad política por formar parte del Estado mexicano, estamos hablando de legisladores, estamos hablando de miembros del Poder Ejecutivo, estamos hablando de miembros del Poder Judicial tanto en los niveles federal como estatal. Y el llamado por eso es a la responsabilidad política que tiene toda persona que pertenece al Estado…

P: Pero hay grupos específicos que se han manifestado, por ejemplo en el PRI, ¿cuál sería su opinión sobre esta actitud que ha tenido el PRI en varios estados?

LGP: Esa misma, ¿no? Creemos que los legisladores del PRI tienen que asumir la responsabilidad política que implica preservar el componente laico del Estado mexicano. Es una responsabilidad. Es decir, no es una elección libre. A mí me parece que es importante atender a la necesidad de que las reformas que se planteen sean reformas respetuosas de los estilos de vida, de la moral, de las múltiples formas de moral que existen, y también de las múltiples religiones.

P: ¿Será suficiente nada más un pronunciamiento para que la sociedad pueda cambiar?

LGP: Esperemos que el pronunciamiento tenga un efecto, pero en la propia Comisión, y el día de hoy en el Consejo, vamos a discutir otras estrategias. Vamos a ver qué podemos hacer desde aquí. Por lo pronto está la posibilidad de un Amicus Curiae para incidir en el debate de la acción de inconstitucionalidad. Pero probablemente podamos también plantear la posibilidad de una campaña de comunicación que tienda a explicar cuáles son los alcances de la reforma, y que tienda también a hacer un llamado a la tolerancia.

P: Discúlpeme mi ignorancia, ¿qué es Amicus Curiae?

LGP: Amicus Curiae es una fórmula que hoy admite la Suprema Corte de Justicia de la Nación que permite a sectores interesados en un determinado asunto que está siendo juzgado en esa sede presentar argumentos a favor o en contra. La idea es un amigo de la Corte que llega y ofrece sus argumentos para tratar de convencer de la posición que en este caso por ejemplo la Comisión tiene sobre esta ley.

P: ¿Habría riesgos de enfrentamientos sociales?

LGP: Queremos pensar que no, y de verdad hacemos un llamado para que exista tolerancia y respeto. Creemos que hay muchísimas razones que evidencian un contorno de violencia en el país, y me parece que no sería en absoluto deseable que incorporáramos un ingrediente más.

P: ¿Podría ser un elemento más?

LGP: Podría ser un elemento, pero precisamente por eso estamos haciendo este llamado.

P: Doctor, ¿podría ser usted quien participara en este debate de la Suprema Corte, o en esta defensa?

LGP: Si lo decidimos así en el Consejo, sí. Sería yo.

P: Cuando fue la discusión sobre la Interrupción Legal del Embarazo se hicieron diversos foros, ¿en esta ocasión la Comisión estaría dispuesta a organizar foros o a participar en foros en caso de que se abra la oportunidad ante la Suprema Corte de participar?

LGP: Sí, ese es el Amicus Curiae, justamente. Eso es lo que vamos a discutir hoy en el Consejo y por supuesto que sí. Por otra parte les comento que ayer y antier tuvimos ya un foro académico para discutir estos tema, en donde las conclusiones a las que arribamos son las que yo he presentado ahora en el comunicado. Es necesario reforzar el componente laico del Estado, es necesario hacer un llamado a la tolerancia, es necesario entender que hay personas que viven de manera distinta y estamos obligados a respetarlas.

P: Oiga, doctor, ¿no sería bueno buscar una reunión con representantes de la Iglesia o del Partido Acción Nacional que se oponen a esta iniciativa?

LGP: Sí, yo me he estado reuniendo ya con algunos de ellos. Estamos buscando…

P: ¿Con quiénes? ¿Algunos nombres?

LGP: Yo preferiría por ahora no dar nombres. Quiero decirles que he estado teniendo acercamiento con el Partido Acción Nacional entre otras razones porque pensamos que no es conveniente polarizar la agenda. Hay otros temas en los que probablemente coincidan en materia de derechos humanos, y no conviene cancelar esa posibilidad de colaboración mutua.

P: ¿Y cuál ha sido la respuesta?

LGP: La respuesta ha sido buena. Tengo que decirles que la respuesta ha sido buena. Con las iglesias no he tenido la oportunidad de acercarme, un poco con la comunidad judía, hemos muy poco discutido este tema, pero sí hay un planteamiento por parte de la Comisión de acercamiento a las iglesias. Queremos hacerles ver que precisamente una condición para garantizar que las iglesias puedan ejercer sus funciones en el Estado mexicano es que el Estado sea un Estado laico, un Estado que no empuje una sola visión de la moral.

P: ¿Estamos hablando de gente del PAN nacional o del PAN del Distrito Federal?

LGP: No, del PAN del Distrito Federal que es mi jurisdicción. Muchas gracias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *