viernes , 27 enero 2023

Se ignora la capacidad de la infancia para ser actor de cambio: CDHDF

Boletín 11/2010
18 de enero de 2010

En la presentación del libro Infancia y Derechos Humanos. Hacia una ciudadanía participante y protagónica, de los investigadores Martha Martínez y Manfred Liebel, elOmbudsman capitalino, Luis González Placencia, recalcó el interés del Organismo por trabajar con la infancia de manera que los niños y las niñas sean sujetos de sus propios cambios.

 El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) destacó que el punto central del texto, – coordinado por Liebel, profesor de la Universidad Libre de Berlín, especialista reconocido a nivel internacional en temas de infancia –, radica precisamente en la posibilidad real de hacer de las niñas y niños actores de sus propias historias.

 Anteriormente, dijo, se pensaba y se decía que los niños eran incapaces, de hecho se les dan derechos plenos hasta que cumplen 18 años, bajo el supuesto de que no tienen capacidades de hacerse cargo de sus propias vidas, “y el libro demuestra, cómo trabajando con los niños, hablando con ellos, se confirma que son capaces de hacerse cargo de cosas que tienen sentido para la comunidad”.

 Al referirse a las investigaciones sobre los niños, dijo que estas se hacen sin tener en consideración qué es lo que ellos están viviendo, cómo sienten sus realidades, cómo los afectan los cambios que los adultos hacen desde afuera.

 “La investigación con niños es interactiva, permite un aprendizaje mutuo y va derribando la idea de que no es posible interactuar con los niños si éstos no tienen un nivel, un lenguaje o una capacidad como la que podríamos tener los adultos, al contrario, esta experiencia da cuenta de que tenemos que aprender mucho de la formas en que se relacionan y las investigaciones encabezadas por niños”.

 Explicó que desde muy temprana edad, con diversos contextos, con diversos sentidos, los niños son capaces de entrar en una relación con los adultos que no pasa por un aspecto estrictamente cognitivo, “pero que pasa por otras capacidades que demuestran que la inteligencia y la relación no solamente están en correspondencia con el desarrollo cognitivo, sino que tiene valores desde el punto de vista afectivo, de las relaciones que se establecen desde las emociones”.

 González Placencia apuntó que el libro ofrece una cantidad de experiencias que dan cuenta de este proceso de visibilización de los niños, en los que los niños van siendo justamente los protagonistas de sus propias historias.

 El ex Director de la Red por los Derechos de la Infancia en México, Gerardo Sauri, destacó que las investigaciones que reúne el libro muestran que niños y niñas en condiciones de pobreza no están esperando a que sus familias y la sociedad adulta les garanticen sus derechos, sino que emergen en las calles y son protagonistas de su supervivencia.

 Aseveró que esta capacidad es a veces aniquilada en los sistemas de protección de sus derechos, “que infantilizan de una manera romántica esa capacidad, y muchas veces terminan por satanizarla”.

 Indicó que la información que ofrece el libro es una visión en donde se sigue criminalizando la capacidad, la emergencia de niños, niñas y adolescentes. “En América Latina las políticas de seguridad criminalizan a niñas, niños y adolescentes, y no toman en cuenta la capacidad de estos niños, en entornos económicos y sociales conflictivos, de poder ser actores de cambio”.

 A su vez, la Coordinadora del Programa en Derechos de la Infancia de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco, Yolanda Corona, expresó que ante la exclusión social, el trabajo con la infancia y la juventud es muy importante para compensar la desventaja social en la que se ven inmersos. “El trabajo con niños y jóvenes se vuelve un eje para trabajar lo que sería la democracia en genera”.

 Señaló que cuando se trabaja con la infancia se plantea una dimensión afectiva y que el sentido de amor y solidaridad es lo que permite trascender la desesperanza o la pasividad en cuanto a los retos que se enfrentan por los derechos sociales de niños y niñas.

 El profesor Manfred Liebel, explicó que coordinó el libro en colaboración con la socióloga española Martha Martínez, y dijo que los textos aportados son de autores de diferentes países de Europa (Alemania y España), y de América Latina (México, Perú, Ecuador).

 Expuso que la intención principal del texto es abrir el espacio de reflexión para un concepto más amplio de Derechos de los niños, y en particular con vista a lo que en el propio libro llaman una ciudadanía participante y protagónica, una autonomía participante de los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *