viernes , 3 febrero 2023

Inicia Campaña 2010 Contra la Explotación Sexual de Niños Niñas y Adolescentes.

Boletín 323/2009
12 de diciembre de 2009

Al inaugurar la Campaña 2010 Contra la Explotación Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, sostuvo que a 20 años de haber firmado la Convención de los Derechos del Niño (CDN), y a 12 años de ratificarla, el Estado Mexicano tiene pendientes muy importantes.

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) indicó que la incapacidad para entender que las obligaciones del Estado tienen que ver con derechos, “no con una actitud de compasión, paternalista, asistencialista”, ha generado una gran cantidad de problemas en terrenos como el de la justicia jurídica.

 Señaló también la “desatención notable a quienes son víctimas de Explotación Sexual Comercial Infantil (ESCI) y Trata, tanto con motivos laborales como sexuales”. Llamó la atención de que no obstante los avances del marco jurídico, todavía haya números tan elevados, que además representan un subregistro, de niñas víctimas de ESCI.

Refirió que en el Informe Especial sobre ESCI en el Distrito Federal de la CDHDF, presentado en 2007, se da cuenta que ésta se presenta en diversas zonas del centro de la ciudad: Alameda, Metro Hidalgo, Avenida Circunvalación, San Pablo, Venustiano Carranza, y la Delegación Cuauhtémoc.

 González Placencia aseveró que todo esto se sabe porque hay un comercio importante, pero “desafortunadamente las autoridades no han logrado atender el problema de manera adecuada”.

 Sostuvo que la Trata de personas es injustificable e inaceptable en cualquier persona de cualquier edad, “y tratándose de niños, niñas y adolescentes para la CDHDF el tema de explotación laboral y sexual es prioritario”. Recalcó el valor que tiene la infancia como presente, no como futuro, “porque son sujetos de derechos completos, las niñas y los niños son personas ahora y requieren de toda nuestra atención”.

 A su vez, la Presidenta de Infancia Común, A.C., Raquel Pastor, lamentó que luego de que los niños víctimas de violencia o de Explotación Sexual son atendidos en las clínicas de salud públicas especializadas, regresan a lo mismo. Planteó la urgencia de diseñar un mecanismo para que en cuanto un niño llegue a una instancia del Estado, se cree una verdadera red de protección para ellos.

Expresó que el fenómeno de Explotación es profundamente deshumanizante por el hecho de hacer objeto a personas en desarrollo. Resaltó lo fundamental de la prevención, “porque una vez que los niños y las niñas están en condiciones de Explotación Sexual Comercial, el dolor que sufren es tan profundo que los niveles de violencia que experimentan resultan en un daño casi irreversible”.

 Por su parte, la Directora de Infancia Común, Mayra Rojas Rosas, coincidió en que para que los niños y niñas disfruten y ejerzan sus derechos, se requiere de un sistema de protección integral, con la participación del Estado y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), para diseñar, planificar, coordinar, orientar, ejecutar y supervisar las políticas públicas para la prevención, asistencia, protección o resguardo de niñas y niños.

 La Coordinadora de la Clínica de Abuso Sexual del Instituto Nacional de Pediatría (INP), Selene Sam Soto, se refirió al daño físico a víctimas de Explotación Sexual, y dijo que cada vez se encuentran más enfermedades de transmisión sexual en niñas y adolescentes, como el VIH-Sida y la prevalencia del Virus del Papiloma Humano a edades tempranas.

Añadió que se registran embarazos a edades tempranas; comentó que este año tuvieron a dos niñas de nueve años embarazadas, “lo cual habla de un problema de salud pública”. Detalló que han reaparecido enfermedades como la sífilis y la gonorrea.

 

Además, la investigadora del Instituto Nacional de Pediatría, Corina García Piña, expresó que la ESCI es una violación extrema a los Derechos de los niños, niñas y adolescentes y es una forma contemporánea de esclavitud, porque no tienen libertad, no tienen una familia, no reciben educación, ni tienen el derecho a la salud.

 

Consideró que una forma de prevenir es que los niños conozcan y entiendan sus derechos, trabajando desde la familia, porque es frecuente que los niños víctimas de ESCI tengan antecedentes de violencia física y sexual en la familia, son abusos que se van dando de generación en generación, para ellos es un modelo de “educación” que han estado llevando y tienden a repetirlo.

 

Habló de las consecuencias psicológicas de las víctimas de ESCI y dijo que algunas de las manifestaciones emocionales son el estrés postraumático, depresión e intento suicida. En la escuela, abundó, es común que las niñas víctimas de abuso sexual empiecen a aislarse, y los niños se muestran agresivos con sus compañeros.

 

Explicó que se observan cambios de conducta en las víctimas, éstos tienen pesadillas, terrores nocturnos, e incluso no controlan esfínteres.
Señaló que es muy difícil reintegrar a estas niñas, niños y adolescentes a la sociedad porque durante los primeros años de vida se está desarrollando su cerebro y hay una memoria en el Sistema Límbico, donde se llevan a cabo las emociones. “Si aprenden que ese es su modelo de vida, cómo van a cambiar, a nivel del Sistema Nervioso Central, todo eso.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *