viernes , 3 febrero 2023

La crisis podría incrementar el número de empleadas del hogar

Boletín 284/2009
6 de noviembre de 2009

En México, 1.8 millones de personas desempeñan actividades y servicios en los hogares a cambio de un pago; cifra que podría aumentar ante la crisis económica por la que atraviesa el país, advirtió la Directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), Marcelina Bautista Bautista.

“En nuestra experiencia así será, porque muchas mujeres ven como opción este trabajo cuando su pareja no cuenta con un empleo o es despedido. Ellas asumen por lo pronto la economía familiar”, consideró.

Apuntó que el panorama podría resultar peor para las trabajadoras del hogar, ya que el escenario previsto es que disminuya la oferta laboral.

Lo anterior lo manifestó al explicar el proyecto “Modelo de capacitación integral sobre derechos humanos para empleadas del hogar. Hacer los derechos realidad”, financiado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), a través del Programa de Iniciativas Ciudadanas en Materia de Educación y Promoción de los Derechos Humanos en el Distrito Federal 2009.

Detalló que 91 de cada 100 empleadas del hogar son mujeres y el resto hombres; su edad promedio es de 38 años, una de cada cuatro es jefa de familia y su promedio de escolaridad es de 5.7 años, equivalente a educación primaria.

Señaló que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2005 la población que desempeñaba esta actividad era de 1millón 783 mil 722 personas; de las cuales 1millón 630 mil 185 eran mujeres (91.4%) y 153 mil 537 hombres (8.6%).

Sobre la cifra de mujeres trabajadoras del hogar con remuneración, 180 mil 874 no sabían leer ni escribir (11.1%); es decir, 11 de cada 100 eran analfabetas.

Marcelina Bautista informó que este sector gana en promedio 2 mil 112 pesos al mes. “A medida que aumenta la escolaridad, también su ingreso es mayor: las que no tienen instrucción o tienen la primaria incompleta ganan aproximadamente 2 mil 012 pesos”, dijo.

Ante esto, manifestó que su organización civil impulsó el proyecto educativo “Modelo de capacitación integral sobre derechos humanos para Empleadas del Hogar. Hacer los derechos realidad”, con el objetivo de reconocer las violaciones a sus derechos humanos y formular estrategias que las contrarresten.

Explicó que a través de talleres de sensibilización se capacitó a 30 empleadas del hogar como promotoras de derechos humanos, quienes replicarán sus conocimientos a otras personas sobre el derecho a la No Discriminación, al no trabajo forzoso y a la resolución no violenta de conflictos.

“El principal objetivo de nuestro trabajo es brindar conocimiento acerca de los derechos humanos laborales, para que las empleadas del hogar puedan exigir que éstos sean respetados y de esta manera incidan en la mejora de sus condiciones de vida”, sostuvo.

Marcelina Bautista Bautista llamó a las autoridades a frenar la violencia de género, familiar y sexual contra este sector y pugnar por una nueva concepción del trabajo domestico, mediante su reconocimiento legal, social y económico.

“Las trabajadoras del hogar desempeñan un rol esencial en el bienestar familiar y para la economía de la sociedad, pero padecen las peores formas de discriminación, su trabajo no se valora y sus derechos no se respetan. El trabajo doméstico es prácticamente invisible y está minimizado y mal regulado”, finalizó.

El Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) fue fundado en el año 2000 para ofrecer a las trabajadoras del hogar mexicanas la posibilidad de capacitarse en talleres, recibir asesoría legal para la defensa y el conocimiento de sus derechos, y conseguir empleos justos y dignos.

Marcelina Bautista Bautista recibió el Reconocimiento Hermila Galindo 2006, otorgado por la CDHDF, por sus iniciativas y logros en la construcción de una cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres y el impulso la equidad de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *