Sitios de Interés
Entrevista al presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en el 7o. Festival de videos «Premio por los Derechos 2009»

Entrevista al presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en el 7o. Festival de videos «Premio por los Derechos 2009»

Transcripción 19/2009
18 de noviembre de 2009

Pregunta (P): La violencia en el Distrito Federal, ¿cómo la calificaría la CDHDF?

Doctor Luis González Placencia (LGP): La violencia como en todo el país es alta. Se expresa no solamente en el número de personas que pierden la vida cotidianamente, sino de múltiples maneras: Hay la violencia estructural, hay una violencia legal también, y hay una violencia social que no se pueden soslayar. En la Comisión lo que estamos buscando es emprender una campaña por la reducción de la violencia. Creemos que es muy importante que haya un compromiso de las instituciones del Gobierno de la ciudad, de la Comisión, de los órganos autónomos, y por supuesto de la sociedad civil por la reducción de la violencia. No solamente la que está asociada al delito, sino en términos generales, todas las formas de violencia a las que estamos sometidos las y los ciudadanos de la capital.

P: ¿Esta campaña cuándo daría inicio?

LGP: Yo he hecho varios llamados. No la hemos estructurado todavía en forma, probablemente la lancemos el año que entra. Es algo que tengo que platicar con el Consejo, pero la idea es justamente enviar este mensaje, aprovechar también el Programa de Derechos Humanos de la ciudad para que sea un vehículo de comunicación sobre la campaña, y esperemos que la puedan ustedes ver el próximo año.

P: ¿El crimen organizado ha aumentado la violencia en el Distrito Federal?

LGP: Hemos visto que ha habido ahora manifestaciones también relacionadas con el crimen organizado, como en todo el país, desafortunadamente. Yo creo que eso implica un llamado de atención para las autoridades, tanto locales como federales, en el sentido de la prevención, que es necesario hacer para que menos personas participen de estas actividades ilícitas.

P: ¿Se tiene un conteo de cuántos asesinatos violentos por…

LGP: Desafortunadamente no tenemos datos sobre eso.

P: Esa información la tiene la Procuraduría capitalina, ¿no la ha compartido con ustedes?

LGP: La tienen en su página, ellos la tienen ahí. Yo no la conozco, no la tengo actualizada.

P: ¿La violencia se está reflejando más hacia qué grupo, las mujeres, los niños, los trabajadores?

LGP: Desafortunadamente es generalizada. Desde luego tiene que ver con qué tipo de violencia se ejerce en qué sector. Pero me parece que podemos hablar de una generalización de la violencia.

P: ¿En el Distrito Federal?

LGP: En el Distrito Federal y en el país en general.

P: ¿Esta campaña a quiénes está invitando a participar?

LGP: Estamos pensando que podemos invitar a las Organizaciones de la Sociedad Civil, particularmente a las que están relacionadas con temas asociados a la Seguridad Pública, pero en general a todas las que tienen que ver con los Derechos Humanos, y desde luego al Gobierno de la ciudad.

P: Algunas propuestas que hayan hecho al Gobierno para reducir esta generalización de la violencia.

LGP: No todavía, pero sí parte de esas propuestas tienen que ver con el Programa de Derechos Humanos, con la reforma que hay que hacer en el Sistema Penal, y con la necesidad de afianzar los derechos sociales en la ciudad, también.

P: ¿La crisis económica ha aumentado la violencia?

LGP: La crisis económica es una forma de violencia, ya de suyo es una forma de violencia, es lo que llamamos violencia estructural, y desde luego es un disparador de la violencia física

P: Doctor, ¿ha aumentado la violencia contra los niños?

LGP: No estoy seguro de que haya aumentado. No necesariamente diría yo que ha aumentado en frecuencia, pero lo que hay que decir aquí es que cualquier caso que se presente de violencia infantil es tan grave como cien, y por eso para la Comisión es muy importante tener un Programa de trabajo, hay un planteamiento de Educación para la Paz que está dirigido precisamente a evitar la violencia entre los niños y la violencia también que hay de adultos hacia niños.

P:¿Cómo ayudan este tipo de eventos, de convocatorias, de concursos?

LGP: Aquí este tipo de eventos funciona de distintas maneras, es un evento muy interesante porque la convocatoria fue realizada para que los niños y niñas elaboraran sus videos. Ellos lo hicieron con los recursos que tuvieron a mano, después esto se editó, se les invitó a presenciarlo, y lo que podemos ver es que muchos de los trabajos que presentan los niños y las niñas están relacionados con temas de violencia, que les preocupan a ellos porque han sido víctimas directas o bien porque saben que el tema es un tema que afecta a la niñez. Los trabajos que se presentan acá son utilizados después en los talleres de Educación para la Paz, dentro de la propia Comisión, entonces podemos decir de alguna manera, que el trabajo de las y los niños coadyuvan también al Programa de Educación para la Paz que tiene la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

P:¿Cuáles son los temas más recurrentes que los niños retoman para hacer sus videos?

LGP: Tienen que ver con la violencia familiar, con la violencia escolar, también, fundamentalmente.

P:¿Eso puede ser un reflejo para ver o darnos cuenta de lo que está pasando, el tipo de violencia que viven ellos?

LGP: No es una muestra representativa, lo que vemos aquí es una pequeña muestra de lo que las y los niños que participaron en el Festival exponen. No me parece que podemos decir que es representativa, pero sí llama la atención.

P: ¿Nos podría hacer un diagnóstico de la violencia, qué es lo que está pasando, cuál es el sentir a partir de estos documentales?

LGP: Estos documentales fueron realizados por niñas y niños, entonces dan una idea de cómo ven ellos el tema de la violencia, de cómo la viven en las escuelas, de cómo la viven en las familias, y como decía, estos documentales nos sirven a nosotros también para el Programa de Educación para la Paz que tenemos, es una forma en la que las niñas y los niños participan.

P:¿Cómo se compara esto con la realidad, cuál es el panorama real de la violencia sobre el que ustedes están trabajando?

LGP: Es un reflejo de la realidad, sin querer decir que es una muestra representativa, necesariamente, hay otras formas de violencia que no están expresadas en estos trabajos. Sí es un reflejo de lo que ocurre en la realidad, nosotros documentamos casos en la CDHDF que tienen que ver con violencia intrafamiliar, que tienen que ver con violencia escolar.

P: ¿Cuáles son los casos más comunes de violencia de los que ustedes han sido informados?

LGP: Desde luego la violencia física ejercida de adultos hacia niños, en distintas maneras, y lo captamos no necesariamente a través de quejas, eso es interesante plantearlo, sino a través de los talleres que tenemos de trabajo que tenemos con las niñas y los niños. Es difícil que un niño o una niña se acerquen a presentar una queja, aunque tenemos casos, naturalmente en las que algún adulto nos hace llegar información sobre este particular, pero la manera en la que nos damos cuenta es a través de los talleres con ellas y ellos.

P:¿Nos podría decir de cuántos casos estamos hablando en lo que va del año?

LGP: No tengo un número preciso de casos. Tendría que hacer un recuento para ver con claridad de cuánto estamos hablando.

P: Mencionaba usted el caso de la violencia por narcotráfico, ¿qué nos puede decir?

LGP: Yo creo que es una de las formas de violencia que estamos viviendo ahora, en el país en general, que presenta una paradoja: es una guerra en la que hay muchos más muertos a causa de esta guerra entablada que las vidas que se han salvado con motivo de la propia guerra. Yo creo que ahí sí hay un tema importante que implica una revisión profunda de la política criminal en el país, que implica saber si esta manera de atender el problema es la mejor o nos está resultando contraproducente, porque se expresa en violencia en términos de vidas, por supuesto, pero en un sentimiento de inseguridad generalizado, de desconfianza hacia las instituciones, de manera tal que el saldo, me parece, no es bueno.

P: ¿Cuál sería la propuesta de la oficina que usted preside?

LGP: En el caso de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, nuestro ámbito es el ámbito local, desde luego aquí nosotros hemos hecho propuestas en el marco del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, para la reforma penal en la ciudad, que tendrá que bajar la Reforma Constitucional que tuvo lugar hace ya poco más de un año. Todavía quedan seis años y medio para implementar la Reforma y tenemos confianza en que esa Reforma podrá ayudar a reducir la violencia estructural. Ahora, hay otros temas que hay que atender desde luego, para desincentivar la participación de las personas en la criminalidad organizada. Hay que revisar el papel de la cárcel en la producción de más criminalidad organizada, todo eso es importante hacerlo, aquí en la ciudad, y desde luego también el tema de la revisión a nivel federal de la política de Seguridad.

P: Además hablaba del tema de violencia contra la mujer, ¿qué nos puede decir al respecto?

LGP: Desafortunadamente es una de las formas más extendidas de violencia, y ocurre en un marco, en un continuo, que va desde la violencia física hasta la indiferencia y otras formas de violencia que no son tan notorias. Yo he planteado que por supuesto que es una tarea importante reducir la violencia que se ve, la violencia física, pero también es importante incidir en las maneras en las que nos comportamos, en las que nos relacionamos las personas, para evitar estas formas de violencia que no son tan evidentes y que sin embargo son discriminatorias y son vejatorias de las mujeres. Gracias.