viernes , 3 febrero 2023

CDHDF entrega Reconocimiento Hermila Galindo 2009 a Lydia Cacho Ribeiro y a Defensoras Populares A.C.

Boletín 303/2009
26 de noviembre de 2009

 

Por sus destacadas trayectorias en la defensa y promoción de los derechos de las mujeres, y el impulso de la equidad de género, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) otorgó el Reconocimiento “Hermila Galindo” 2009 a Lydia Cacho Ribeiro y a la asociación civil Defensoras Populares.

Durante la ceremonia, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, llamó a asumir una mirada de mujer para no dar un paso atrás en el avance de los derechos de las mujeres y convocó a una alianza para resistir las contrareformas planteadas en algunas entidades del país que los restringen.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, refrendó su compromiso para generar todo lo necesario para que desde la CDHDF se protejan los derechos de las mujeres.

Ante las reformas en 17 estados de la República que impiden la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), presentadas como un debate moral, enfatizó: “Tendríamos que preguntarnos con qué cara nos atrevemos a criminalizar más a las mujeres que se encuentran en esa situación, en que los hombres las hemos colocado, para que ellas se vean obligadas a decidir si abortan o no abortan”.

González Placencia sostuvo que a pesar de los avances significativos en normas más específicas, instituciones y políticas públicas como las del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, una de cada dos mujeres son víctimas de violencia en pareja, situación cada vez más grave en el noviazgo.

Otras formas de violencia, dijo, se reflejan en actitudes cotidianas que tienen series implicaciones como la indiferencia: “Es una actitud muy masculina que tiende a desconocer el valor de las mujeres sólo por el hecho de serlo sin problematizar la causa. Estas actitudes son las que nos deben hacer pensar sobre los avances reales que tenemos en términos de equidad”.

Las actitudes generadas frente a estereotipos, explicó, no dan la oportunidad a las mujeres para que se desarrollen en condiciones de equidad en los puestos laborales, salarios y posiciones relevantes en la vida pública.

La CDHDF, expuso, preocupada por esta problemática creó elPrograma de Equidad de Género (PROEG) para institucionalizar la perspectiva de género y evitar que las mujeres ocupen posiciones tradicionalmente asignadas a ellas.

“Tenemos un esfuerzo muy importante para que las condiciones de acceso a los puestos dentro de la Comisión sea de manera igualitaria entre hombres y mujeres. La mayor parte de quienes colaboran en la CDHDF son mujeres”, apuntó.

En tanto, la Secretaria Técnica del Programa Universitario de Equidad de Género (PUEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Patricia Piñones, aseguró que la lucha por los derechos de las mujeres no es tarea de una sola persona o institución, sino de nuevos liderazgos como los premiados.

Enfatizó que “mientras la violencia no sea erradicada y mueran en abortos clandestinos, la equidad seguirá siendo un sueño y los derechos humanos de la mitad de la población seguirán siendo tinta en el papel”.

Afirmó que la violencia contra las mujeres es la forma más extrema de discriminación a la que están sujetas y el Distrito Federal no escapa a la gravedad. Por ello, urgió a contar con un mecanismo efectivo de monitoreo de la Ley de Acceso a una vida Libre de Violencia.

Patricia Piñones advirtió que a pesar de los avances, se requiere de la armonización legislativa acorde con los instrumentos internacionales vinculatorios para México en materia de derechos humanos de las mujeres, tal como es el caso de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, entre otros.

La representante del Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM) en El Colegio de México (COLMEX), Elena Urrutia, explicó que la categoría de persona del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2009 fue para Lydia Cacho Ribeiro por su destacado activismo en la defensa de los derechos de las mujeres, 20 años de labor como periodista y la impartición de cursos y talleres de desarrollo humano para mujeres jóvenes.

Destacó que el Reconocimiento en la categoría de Organización de la Sociedad Civil (OSC) correspondió a Defensoras Populares A.C., quien durante 15 años ha sido representante legal en coadyuvancia en 25,000 casos de violencia sexual en contra de mujeres, niñas y niños. Además, indicó, fue pionera en la defensa por la vía penal de los derechos sexuales y reproductivos.

A nombre de Lydia Cacho, recibió el premio su hermano José Cacho Ribeiro, quien dijo que el mayor reconocimiento que reciben las defensoras y defensores de derechos humanos es el apoyo de la sociedad: “Tenemos la obligación de no sólo abrir los ojos, sino participar activamente. No olvidar”.

La Directora General de Defensoras Populares, Teresa Ulloa, explicó que la asociación tiene 30 años de laborar a favor de la dignidad de las mujeres con la intensión de heredar una sociedad de paz, justicia, sin pobreza y equidad.

Llamó a erradicar la violencia social “porque en los operativos conjuntos frente al crimen organizado, en la trata de personas, usándolas de ‘mulas’, en las violaciones que se cometen, siempre los cuerpos y las vidas de las mujeres y las niñas son el botín de guerra. No lo vamos a permitir”.

Para recibir el Reconocimiento Hermila Galindo en su cuarta edición se recibieron ocho candidaturas en la categoría de persona y ocho en la categoría de Organización de la Sociedad Civil. El Jurado estuvo integrado por el Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia; la Consejera de la CDHDF, Patricia Galeana; la Secretaria Técnica del PUEG-UNAM, Patricia Piñones; la investigadora del PIEM-COLMEX, Elena Urrutia; y el encargado de despacho de la Dirección Ejecutiva de Investigación y Desarrollo Institucional (DEIDI) de la CDHDF, Marco Vinicio Gallardo.

Durante la ceremonia de premiación se agradeció a nombre del Jurado a Delia Selene de Dios Vallejo, Lucia Legorreta de Cervantes, Elvia López Montaño, Gabriela Oria Barros, Laura Salinas Beristáin, Irma Saucedo González y Ana María Villavicencio Salgado, su participación en la categoría de persona; y a Construye Observatorio para la Mujer de América Latina y el Caribe, A.C., Centro de Estudios y Formación Integral para la Mujer, A.C., Fundación para la Equidad, Apis, A.C., Mujer y Medio Ambiente, A.C., Organización Mazahua de San Antonio Pueblo Nuevo, A.C., Tech Palewi, A.C., y Vereda Themis, A.C. su postulación en la categoría de Organización de la Sociedad Civil, y reconoce cada una de sus trayectorias en la promoción de los derechos de las mujeres y la equidad de género en la ciudad de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *