sábado , 4 febrero 2023

Llama CDHDF a superar visión asistencialista de protección a las poblaciones callejeras

Boletín 258/2009
7 de octubre de 2010

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, llamó a superar la visión asistencialista de protección a las poblaciones callejeras de la ciudad de México, a fin de erradicar la estigmatización, la criminalización y la discriminación de que son víctimas.

Durante los Diálogos sobre el fenómeno callejero en México, desafío para los gobierno y la sociedad civil, organizado por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), El Caracol A.C., y la Red por los Derechos por la Infancia en México, subrayó: “Las políticas públicas están absolutamente impregnadas de esa visión tutelar y es un reto a superar”.

Expuso que hoy se vive un momento de cambio hacia un Estado Constitucional de Derechos porque se está dejando de ver a las y los ciudadanos como objetos de la política pública, para empezar a construir sujetos que potencialicen sus capacidades.

Señaló que cuando se habla del modelo de protección a las mujeres, niñas, niños y de las poblaciones callejeras se corre el riesgo de asumir una visión asistencial porque esa protección se realiza desde la óptica de quien la propone.

“Cuando se habla de proteger los derechos de las personas, hablamos de una cuestión totalmente diferente porque el planteamiento es el respeto irrestricto de sus derechos”, apuntó.

El Ombudsman capitalino destacó la elaboración delDiagnóstico y Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, eje rector de la política pública en la ciudad de México, en el cual se incluyó un capítulo sobre las poblaciones callejeras.

Contiene, dijo, los siguientes derechos y temas: 1) Legislación y políticas públicas, 2) Derechos a una vivienda adecuada, 3) Derecho al trabajo y derechos humanos laborales, 4) Derecho a la salud, 5) Derecho a la vida libre de violencia, 6) Derecho a la integridad, a la libertad y la seguridad personales, y 7) Derecho al acceso a la justicia.

González Placencia enfatizó la importancia de la territorialidad porque no son las mismas condiciones de las poblaciones callejeras, por ejemplo, en la Delegación Miguel Hidalgo que en la Delegación Benito Juárez o en las zonas periféricas de la ciudad.

Dentro de las estrategias del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, explicó, se plantea la necesidad de promover reformas legislativas a favor de los derechos de las poblaciones callejeras; generar información estadística, confiable, precisa y sistemática; así como los indicadores acordes con los estándares internacionales que permitan conocer mejor su situación.

También la creación de programas integrales dirigidos a este sector a partir de un enfoque de derechos humanos a fin de evitar la estigmatización, la criminalización y la discriminación; erradicar prácticas de desalojo; incrementar el acceso a servicios de salud, bajo el principio de igualdad, con especial énfasis al reconocimiento de uso de sustancias como una enfermedad que demanda un tratamiento profesional.

El Presidente de la CDHDF llamó a implementar programas focalizados para identificar y atender las principales enfermedades y causas de muerte de las poblaciones callejeras; generar información con respecto a los tipos y niveles de violencia ejercido contra y entre este sector; y eliminar las practicas con un enfoque tutelar que violenten el derecho a su integridad personal.

A su vez, el Director de la Red por los Derechos de la Infancia en México, Gerardo Sauri Suárez, alertó que la crisis económica y de seguridad humana ha colocado a las poblaciones callejeras como predelincuentes ante las autoridades, quienes no atinan a desarrollar políticas públicas estructurales e integrales que frenen esta problemática.

Denunció que las actuales políticas públicas de protección a este sector lejos de restituirles sus derechos los vulnera, los arraiga a las calles y puede llevarlos hasta la muerte.

“El hecho de que existan niñas, niños y adolescentes viviendo en la calle es una indicación clara de un conjunto de violaciones a sus derechos humanos que no son garantizados por el Estado”, señaló.

Sauri Suárez advirtió sobre la intención de autoridades locales y estatales de implementar políticas de limpieza social en las calles, cuando ésta se ha convertido en generadora de identidad y de forma de vida.

“Las políticas de limpieza social son algo sistemático que no sólo se desarrollan en un gobierno de un color u otro, sino en administraciones convencidas de que limpiando las calles desaparecerán las poblaciones callejeras”, finalizó.

En los Diálogos sobre el fenómeno callejero en México, desafío para los gobierno y la sociedad civil, también participó el Director de El Caracol A.C., Juan Martín Pérez García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *