viernes , 3 febrero 2023

Las y los servidores públicos deben ser líderes en materia de no discriminación

Boletín 266/2009
18 de octubre de 2009

La construcción del liderazgo social o político en una democracia requiere del enfoque de la transparencia, la honestidad y la No Discriminación, afirmó la Presidenta del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir A.C. (ILSB), Olivia Gall Sonabend.

Al hablar del Diplomado La Formación y Entrenamiento en Liderazgo Social Contra la Discriminación en la Delegación Xochimilco, subrayó la necesidad de construir liderazgos civiles para transformar a México.

Explicó que el proyecto forma parte del Programa Iniciativas Ciudadanas en Materia de Educación y Promoción de los Derechos Humanos en el Distrito Federal 2009, financiado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

Tiene como ejes conductores, dijo, la búsqueda de la equidad, la democracia, la perspectiva de género y el respeto a la diferencia en todas sus acepciones.

“Se trata que los líderes de la propia Delegación Xochimilco, como los servidores públicos que trabajan en temas de desarrollo social, tengan una formación a fondo de este asunto. Aborda la construcción de la imagen pública y de planeación estratégica, para que puedan convertirse en lideres contra la discriminación”, apuntó.

La Presidenta del ILSB sostuvo que el Diplomado tiene como prioridad distinguir las formas de discriminación: “No es lo mismo el racismo que la discriminación de género, no es lo mismo la homofobia que la discriminación de los adultos mayores, son formas distintas aunque muchas veces se entrelazan unas con otras”.

El Diplomado consta de 92 horas en sesiones dinámicas, 16 horas de evaluación en cada módulo; intervienen 20 docentes expertos en No Discriminación, construcción de imagen y planeación estratégica. “Actualmente participan 37 mujeres y 4 hombres de distintos sectores de la delegación: indígena, mujeres, conservación ecológica, personas con discapacidad, entre otros”, remarcó.

Olivia Gall Sonabend destacó que en el proyecto los líderes aprenden a verse asimismos. Para eso, indicó, debe de construir un discurso y una imagen conscientemente; se adquieren herramientas concretas de promoción, cabildeo, negociación, resolución de conflictos, planeación estratégica, monitoreo, evaluación y rendición de cuentas.

“Se tiene que trabajar como hormiguitas en la transformación de una cultura política, de una transformación de la cultura respecto a los derechos humanos, transformación respecto a la equidad y este trabajo es muy minucioso y de muy largo alcance, debido a que las mentalidades y las prácticas sociales son muy lentas. Por ello cada uno debe contribuir para que la cultura se vaya transformando”, comentó.

Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir

El Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir ha formado aproximadamente 3 mil personas en 10 años; ha desarrollado diversos diplomados, cursos, talleres, asesorías y publicaciones. Algunos de los títulos son: Mujeres varias, Liderazgos múltiples, Jóvenes y liderazgo, Jóvenes sexualidad y derechos y Hacia un nuevo liderazgo político en México.

El modelo educativo del ILSB se estructura en forma interdisciplinaria y sobre cuatro ejes de trabajo en permanente interrelación: 1) Sociedad, política y cultura, 2) Subjetividad, 3) Comunicación e imagen y 4) Negociar y abogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *