lunes , 6 diciembre 2021

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, despues de la presentación del Informe sobre la situación de las y los defensores de Derechos Humanos. Defender los Derechos Humanos: entre el compromiso y el riesgo.

Transcripción 3/2009
13 de octubre de 2009

Pregunta (P): Doctor, hablaron en este Informe sobre de que una de las agresiones que sufren los defensores es justamente el mal uso del sistema penal. ¿Qué está pasando en el Distrito Federal?, porque hemos visto casos en esta situación.

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, tenemos conocimiento de que, por ser esta la zona en donde se asientan un gran número de organizaciones de defensa de derechos humanos, aparece en el Informe como uno de los lugares donde hay más violaciones. En realidad, en la Comisión tenemos documentados dos casos solamente que se resolvieron por la vía de conciliación y, por otro lado, les comento que en la Comisión hay un Programa específico de defensa de personas que defienden los derechos humanos y estamos ahí muy atentos a que esta situación, por lo menos en el Distrito Federal, no se presente.

P: ¿En qué momento se da esto, doctor? Es decir, ¿cuál sería un ejemplo de cuando se da un proceso penal por su labor?

LGP: Yo creo que hay situaciones en las que el tema de la defensa de los derechos humanos se confunde o se producen condiciones para confundirlo, con agresiones de otra naturaleza, particularmente en el tema de la seguridad pública. Ahí es muy importante que los cambios que hay que dar en el sistema de justicia penal en los próximos años nos ayuden a diferenciar claramente los casos. Hay una preocupación, a partir de la reforma constitucional penal, de parte de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) y, especialmente de las defensoras y defensores, porque aparentemente la reforma facilita la incriminación de personas que están en la defensa de casos de derechos humanos. Sin embargo, si la reforma está bien instaurada, como la Comisión vigilará que lo esté, se provée de más garantías durante el proceso, para que alguien que sea injustamente acusado no tenga una sentencia condenatoria, incluso tenga posibilidad de salir pronto y de que se reivindique también su nombre si fuera el caso de que fuera injustamente inculpado.

P: En otro tema: la Asamblea ya está proponiendo regular el trabajo sexual, ¿cómo se tiene que manejar esto?, porque podrían vulnerarse ciertos derechos.

LGP: Claro, ese es un tema muy delicado, porque ahí se confrontan una serie de derechos, tanto de las personas que ejercen el sexo-servicio como de quienes se sienten agraviados por ello. En el caso de la Comisión, nosotros lo que hemos propugnado es claramente un tema contra la trata de personas, indudablemente ahí sí la línea es total, pero por otro lado, de manera tal que eso no signifique la persecución de quienes se dediquen al sexo-servicio, que también son víctimas, en todo caso. Entonces, tenemos que tener mucho cuidado con el asunto de regular una actividad como esta; primero, porque está en contra de los planteamientos internacionales en la materia, hay disposiciones internacionales que más bien hacia donde empujan es hacia la necesidad de desincentivar el trabajo en este campo. Por lo tanto, una regulación iría en contra de estos tratados internacionales. No hemos tenido noticia ahorita de la reactivación de ninguna de las iniciativas que conocemos que están en la Asamblea, pero en su caso daremos esta opinión.

P: Doctor, mañana será convocado a marchas por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), ¿va a haber gente de la Comisión?, ¿qué va a pasar?

LGP: Sí, ya ha habido; de hecho hemos tenido ya, en las marchas ha habido personal de la Comisión vigilando que se respeten los derechos humanos de los manifestantes. Y también emitimos ya unas medidas precautorias a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la ciudad para que eviten al máximo la posibilidad de caer en provocación o de ellos mismos provocar situaciones que generen violencia o violaciones a los derechos humanos.

P: ¿Confía, en este caso en los cuerpos de seguridad pública?, cuando se ha demostrado que en los operativos que realizan que a veces no son como ellos quisieran, ¿hay confianza?

LGP: Ahora hemos tenido buena respuesta de parte de la SSP y tenemos muy probado que cuando vamos nosotros, estamos al lado y estamos visibles, hay una disminución notable de las violaciones a los derechos humanos. De cualquier manera, pues estamos ahí muy atentos y con una respuesta inmediata para el caso de que se dé alguna violación que nosotros podamos documentar en el campo o que después nos llegue por otra vía.

P: Doctor, obviamente es competencia nacional, pero ¿cuál es su opinión acerca de lo que está pasando ahorita con los trabajadores del SME?

LGP: Bueno, hay una preocupación en la Comisión, porque el conflicto se desarrolla aquí en la ciudad y porque eso puede ser generador de violencia, eventualmente, choque entre los manifestantes y la SSP. Aunque, como bien dices, es un tema federal, normalmente el primer cerco lo forma la SSP de la ciudad. Nosotros emitimos ya medidas precautorias a la SSP para evitar que haya violaciones de derechos humanos y, de todas maneras, estaremos acompañando a las manifestaciones con presencia nuestra ahí, visible, para documentar cualquier caso que se pueda dar en el campo.

P: Doctor, en este Informe que se presentó el día de hoy hay una cierta preocupación en el sentido de que se continúan violando las garantías a las defensoras y defensores de derechos humanos, en particular, en el Distrito Federal, ¿cómo estamos en esa materia?

LGP: Casos documentados, tenemos dos nosotros, que además ya fueron resueltos por vías de conciliación, son casos pasados, digamos. Lo que toca entonces es tratar de prevenir que particularmente el sistema de justicia penal se utilice para perseguir a defensoras y defensores de derechos humanos.

P: ¿Pero no lo ven eso como una preocupación?

LGP: Es una preocupación, el tema es que muchas de las Organizaciones que tienen su sede aquí en el Distrito Federal son Organizaciones nacionales y, por lo tanto, los casos suelen ser más bien de naturaleza federal. Sin embargo, hay una preocupación; tan es así que en la Comisión hay un Programa de defensa de las personas que a su vez defienden derechos humanos que está atento y que está recibiendo continuamente información sobre si se dan casos o no se dan casos.

P: A nivel nacional, ¿cómo ve usted la situación?

LGP: Complicada porque como se ve en el Informe estos 168 casos que están documentados pues dan una idea bastante clara de lo que está sucediendo y de la percepción que se tiene de las defensoras y los defensores. A mí me parece que hay que hacer un trabajo muy importante ahí para desestigmatizar el tema de la defensa de los derechos humanos, para tratar de evitar al máximo posible utilizar el sistema de justicia penal ahora para perseguir a defensoras y defensores, o para en su caso generar condiciones de certeza jurídica que le permitan a quien es injustamente inculpado rápidamente obtener la libertad y que su nombre sea resarcido.

P: ¿Qué es lo que está pasando, doctor? ¿No funcionan las Comisiones Estatales de Derechos Humanos o la Comisión Nacional es muy tibia en ese aspecto?

LGP: No, me parece que cada quien está haciendo su trabajo; sin embargo, sí es importante tomar el Informe que ahora se presenta para utilizarlo, como bien se decía, como una herramienta de trabajo preventivo, y también como una estrategia de defensa en los casos que ya sabemos que hay personas incriminadas y que están siendo procesadas. Lo que se decía ahora es que muchas de las defensoras y defensores han conseguido ya la libertad. Habrá que estar pendientes, eso le toca a las Comisiones Estatales o a la Comisión Nacional, habrá que estar pendientes de que los procesos se lleven a cabo con pleno apego al debido proceso.

P: Doctor, ¿qué pasó con el caso Coppel? ¿La Recomendación ya la aceptó la Procuraduría?

LGP: Ya tenemos la aceptación de parte de la Procuraduría. El punto álgido tenía que ver con la solicitud que hizo la Comisión de que interviniera el Alto Comisionado justamente para hacer un peritaje. Ya se aceptó ese punto plenamente. Yo ya he tenido contacto con la familia Coppel, concretamente con el hermano de la señora Coppel. Estamos trabajando ahí entre el calendario y las condiciones de cumplimiento de la Recomendación. Esta semana tuvimos una reunión con la Procuraduría de Justicia de la ciudad de México para evaluar ese caso y los demás, que ya fueron aceptados por la autoridad.

P: ¿Cuándo tendría que hacer la solicitud las autoridades de la Procuraduría al organismo de Naciones Unidas?

LGP: Tengo entendido que ya se están haciendo las gestiones. Es un tema ahí que involucra algunos procedimientos administrativos, y el fin de semana tuve una charla con la Subprocuradora de Víctimas y me informó que ya estaban haciendo las gestiones necesarias para obtener del Alto Comisionado el peritaje.

P: ¿Para cuándo estará?

LGP: Esperamos que los avances se den muy pronto. Les decía que vamos a hacer un calendario de cumplimiento de la Recomendación, y este es uno de los temas prioritarios para la familia, entonces es uno de los que principalmente atenderemos.

P: Es lo que le quería preguntar, ¿qué más les ha mencionado la familia?

LGP: Bueno, la familia por supuesto está consternada por el caso, y respecto de la Recomendación lo que me externó a mí el hermano de la señora Coppel es que están conformes con la Recomendación; sin embargo, ellos por supuesto quieren que se castigue a los responsables, que se investigue, que se aclare qué fue lo que ocurrió esa noche, y por otro lado también el tema de la reparación del daño, que son los tres puntos principales que a la familia le interesa.

P:¿Pero a qué se refiere con la reparación del daño, porque el asunto económico pasa a segundo plano?

LGP: Así es, estamos platicando justamente con ellos para ver de qué manera pueden sentirse resarcidos. Yo creo que este es un caso especialmente en el que el asunto económico, como bien dices, pasa a segundo plano porque lo que se terminó es con la vida de una persona, y eso no tiene precio en términos económicos; sin embargo, ellos estarían interesados en buscar algunas otras formas de reparación moral, de reparación simbólica que en este caso sirvan para recordar el caso y para evitar la repetición.

P:¿Qué podrían ser, a su consideración?

LGP: Hay diversas formas, eso me gustaría más platicarlo antes con la familia para que también ellos tuvieran participación. Pero como ustedes saben en otros momentos la Comisión ha solicitado, por ejemplo, que el nombre de la víctima sea colocado en algún lugar emblemático, que se conformen programas específicos en nombre de la víctima que estén destinados a producir reformas de fondo en los procedimientos que dieron lugar a la violación. Son este tipo de cosas que tienen un valor trascendental, que tienen un valor simbólico que a veces resultan mucho más reparador.

P: ¿Disculpas públicas también podrían ser?

LGP: También podrían ser. En este caso no las solicitamos expresamente; sin embargo, puede darse el caso. Eso ya lo estableceremos con los familiares.

P: Preguntarle por último, ¿lo que lleguen a ratificar las personas que vengan por parte de la Oficina del Alto Comisionado en el caso Copel, eso le da la certeza a los familiares, la familia piensa en ese ángulo en particular?

LGP: Sí, ustedes saben que hay un derecho a la verdad. Es muy importante en casos como estos que las personas sepan con toda claridad qué fue lo que sucedió, porque eso también ayuda a procesar internamente el duelo. Por eso para nosotros es muy importante que quede claro. La investigación de la Comisión determinó que había dudas en la explicación de la Procuraduría, no es que tengamos nosotros una hipótesis alterna sobre lo que ocurrió, pero sí digamos no nos satisface plenamente la explicación que se dio. La familia no se siente tampoco satisfecha con esa explicación, de ahí la necesidad de que sea absolutamente certera…

P: ¿En la familia también persisten las dudas?

LGP: En la familia persisten las dudas, por eso es tan importante que haya una explicación clara, con autoridad, en este caso con autoridad científica, con autoridad moral que provee el Alto Comisionado de manera independiente…

P: Inaudible…

LGP: Es posible, sí, ellos están ya colaborando en otros casos como en el esclarecimiento del New´s Divine. La Procuraduría solicitó ayuda al Alto Comisionado, así que es altamente probable.

P: La pregunta es porque ahorita le preguntábamos a Alberto Brunori y dice que la Procuraduría no ha establecido contacto con ellos. Alberto Brunori ahorita comentaba que la Procuraduría no ha establecido contacto.

LGP: Es posible que no lo hayan hecho todavía. Te decía que, con el conocimiento que tengo, es que la Subprocuraduría de Víctimas estaba iniciando los procedimientos y en su momento tendrán contacto con al Alto Comisionado. Nosotros de todas maneras vamos a estar ahí atentos a que eso ocurra pronto.

P: Respecto de las últimas Recomendaciones que emitió Álvarez Icaza, ¿ya las aceptaron?

LGP: En la Procuraduría ya, en la Secretaría de Salud ya, en Setravi también, que son de las que tenemos noticias. Las demás están todavía en plazo de aceptación, entonces en esta semana seguramente tendremos ya información.

P: ¿En el Sistema Penitenciario se aceptaron?, porque me parece que habían pedido una prorroga.

LGP: Todavía no tenemos la aceptación, sabemos que hay buenas señales, pero nos solicitaron prorroga.

P: ¿Qué tiempo?

LGP: Me parece que tienen una semana más todavía para respondernos. Gracias.