jueves , 26 enero 2023

Absolutamente necesario que la ALDF asigne el presupuesto para ejecutar el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal: González Placencia

Boletín 268/2009
21 de octubre de 2009

Como fundamental, consideró el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, el papel de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en la asignación de presupuestos para la ejecución del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Durante la presentación formal de ese instrumento, derivado del Diagnóstico de Derechos Humanos del Distrito Federal, advirtió a las diputadas y los diputados que integran la V Legislatura de la ALDF sobre la necesidad de “Comprender que para instrumentar el Programa es absolutamente necesario asignar el dinero que se requiere para llevarlo adelante”.

Porque podríamos tener el Programa, explicó, como tenemos una gran cantidad de leyes, pero sin las herramientas económicas para llevarlo adelante. Por lo que el Ombudsmancapitalino celebró el Punto de Acuerdo aprobado ayer por el Pleno de la ALDF para legislar con base en las estrategias del Programa.

Al respecto, subrayó la consecuente creación de la Ley de Derechos Humanos como el paso necesario para la consolidación de políticas públicas con perspectiva de derechos humanos, que sea vinculante para todos los organismos públicos de la ciudad.

En términos de la función de Estado, explicó, el Programa significa también el papel que todos los participantes de su elaboración deben cumplir para consolidar los avances que han hecho de la ciudad de México un referente para el país y para otras ciudades del mundo, como sede del entendimiento claro, de la preocupación y el cumplimiento de los derechos humanos.

González Placencia señaló también que el Programa es un logro del esfuerzo de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), que han luchado para que los derechos humanos sean un elemento central en la elaboración de políticas públicas.

Por su parte, el Secretario de Gobierno del Distrito Federal, José Ángel Ávila, entregó a la ALDF un paquete de 412 líneas de acción del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal que requieren iniciativas legislativas para su implementación.

Ante legisladoras y legisladores locales reunidos en el Salón Benito Juárez de la ALDF, resaltó la necesidad de asignar recursos presupuestales al Programa para su implementación en la ciudad.

Explicó que el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal tiene 2 mil 412 líneas de acción, las cuales son de política pública o programática, presupuestal, legislativa y judicial.

Añadió que las acciones se dividen en tres grupos identificados como problemáticos en materia de derechos humanos. El primero, dijo, es Seguridad Humana, que agrupa el derecho a un medio ambiente sano, al agua, a la vivienda adecuada, al trabajo, a la educación, a la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

El segundo, agregó, es Democracia y Derechos Humanos, que concentra el derecho a la igualdad y a la No Discriminación, a la libertad de expresión, al acceso a la información y los derechos políticos; y el tercero es Sistema de Justicia, que agrupa centraliza el derecho de acceso a la justicia, a un debido proceso y los derechos de las personas privadas de su libertad.

Expuso que el Programa identifica a 10 grupos de población en situación de vulnerabilidad: mujeres; infancia; jóvenes; pueblos y comunidades indígenas; comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersex (LGBTTTI); poblaciones en situación de calle; personas adultas mayores; con discapacidad; víctimas de trata y explotación sexual comercial y migrantes.

En su intervención, la Presidenta de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Alejandra Barrales, refrendó el compromiso de la V Legislatura con los derechos humanos para colocar a la ciudad a la vanguardia en esta materia.

Calificó al Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal como herramienta fundamental para la planeación, programación y articulación de las funciones del Estado para con las y los ciudadanos.

Por esto, dijo, la ALDF asume los lineamientos del citado Programa a fin de construir un marco jurídico acorde que haga de él una obligación para las autoridades.

En tanto, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, aseveró que los derechos humanos deben respetarse y garantizarse por los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

En este sentido, informó que el Tribunal se comprometió con 281 líneas de acción delPrograma, a fin de garantizar a las personas que habitan y transitan en la ciudad el pleno goce y ejercicio de sus derechos.

A su vez, la Oficial de Derechos Humanos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Ninfa Cárdenas, identificó como el reto a lograr que las normas de derechos humanos se traduzcan en realidad mediante la inyección de presupuesto.

Resaltó que las y los legisladores de la ALDF tienen la responsabilidad y la oportunidad de velar por la aplicación de los estándares locales e internacionales de los derechos humanos.

“Resulta imprescindible que cada una de las acciones del Programa reciba asignaciones monetarias suficientes y éste se convierta en una prioridad gubernamental”, finalizó.

En tanto, el Director de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, A.C., Flavio Lazos, dijo que se requieren acciones, voluntad, presupuestos y leyes que tengan incidencia directa en beneficio de la ciudadanía.

“Como Organizaciones de la Sociedad Civil requerimos a esta Asamblea que en este período legislativo se discuta la aprobación de la Ley para el Programa de Derechos Humanos, como compromiso frontal con los derechos humanos de las y los ciudadanos”, señaló.

Por su parte, Daniel Vázquez Valencia, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-México) se pronunció por la necesaria pluralidad de los actores que integren el organismo que dé seguimiento y evalúe los resultados de la ejecución delPrograma.

Y es que, de acuerdo con el investigador, los problemas sociales, sus causas y las políticas públicas que se ponen en marcha para enfrentarlos y solucionarlos son siempre susceptibles de evaluación, por lo que las 2 mil 412 líneas de acción del Programa no estarán exentos de escrutinio y monitoreo para su máximo éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *